viernes, junio 11, 2010

Pantalla retroiluminada y cansancio visual

La mañana del jueves fui a la defensa de tesis de mi cuñado. Si no fuera por ser algo de familia, no me pillaban en una así ni de broma. Lo siento por los que pasaron por algo parecido en la mía, pero en ésta se ha cumplido la tradición:  110 minutos de halagos desbocados, lucimientos alegres y, en general, egos saliendo a pasear como las hipopótamas bailarinas de fantasía de Disney ("¿cómo es que no has citado aún más mis inmortales libros?")


No tengo claro si el cocodrilo era el doctorando o éramos el público

En fin, el caso es que me encontraba al borde del colapso, y para evitarlo me puse a leer en paperdroid (readmelater). Nunca había leído tanto datos seguido en el móvil y el cansancio visual ha sido notable. Claro que no era fácil leer con el runrun de las sucesivas chapas compitiendo por el premio al absurdo del mes de fondo. Con todo, el cansancio fue objetivo, y me llama la atención que me haya ocurrido mas con esta pantallita de htc magic que con las pantallas de ordenador con las que habitualmente trabajo. De hecho, esto lo he escrito con el magic y lo he repasado en una pantalla panorámica de 15". Es subjetivo y producto de una sóla experiencia, pero diría que mi vista se tostó más por la mañana con la pantalla de 3.5" que esta noche, mucho más cansado. ¿Distancia física? Podría ser, porque la pantalla de 15" está física, mientras que la pantalla de 3.5" la sostenía a manopla y tenía que hacer esfuerzos periódicos de reenfocar la imagen conforme me movía. ¿% desuperficie retroiluminada respecto al campo de visión total? También, porque en el caso del móvil era indudablemente más pequeño. Interesante...

Si al cansancio le sumamos la dispersión habitual en el uso de Internet, se me ha pasado el tiempo, sí, pero se forma improductiva. Claro que partimos de la base de que el contexto era improductivo, pero con todo las sensaciones eran claras.

Cansancio y dispersión. Un buen ejemplo del sentido menguante que veo a todos los nuevos tablet, y del aprecio creciente que le tengo al ereaser para trabajar: descanso y freno a la dispersión.

Edito: me avisan que esta entrada tiene una serie de erratas. Lo dejo como prueba de las limitaciones de escribir algo mínimamente serio con un teclado en pantalla con diversión predictiva

7 comentarios:

  1. La razón de tu cansancio visual se debió a que tuviste que mantener el foco a una menor distancia y a que apenas moviste tus ojos unos pocos grados.
    Yo me leí libros enteros en mi Palm de 320x320 y el truco era moverla mientras leía (sí moverla)

    ResponderEliminar
  2. Iba a decir prácticamente lo mismo que Alberto. La clave para que soportemos tantas horas frente al ordenador (con LCD, que con CRT era imposible) es que nos la pasamos moviendo los ojos.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:46 a. m.

    Es curioso, a menudo leo tus referencias al cansancio por leer en pantalla, pero a mí no me pasa. Creo que podría influir la intensidad de la retroiluminación. Yo leo multitud libros en mi HTC desde hace tiempo (eso sí, en casa, porque en el exterior no se ve ni torta), sobre todo por la noche en la cama, y bajando la intensidad de la pantalla al mínimo lo veo fenomenal, durante mucho tiempo, sin ningún cansancio. Me cansa más un tamaño de letra demasiado pequeño (¿has probado a aumentarlo?) o un soporte pesado o incómodo (la HTC es pequeña, ligera y la sujeto con una mano).

    Yo también era reacio antes (¡cómo voy a leer en ese cacharro diminuto!), pero cuando mi mujer se compró uno y la vi devorar libros sin problemas, hice la prueba un par de noches... y me encantó. Hasta ahora. tenía pensado pillarme un lector de ebooks, pero de momento lo he descartado. Es cierto que si voy a la playa o al parque, tengo que tirar de los clásicos p-books, pero como casi siempre leo en casa, y sobre todo en la cama...
    Un saludo y felicidades por el blog, te sigo hace tiempo.

    ResponderEliminar
  4. Yo también he leído varios libros en mi móvil, y en mi caso ni siquiera es un móvil táctil de pantalla "grande", sino uno de pantalla "pequeña" (2 pulgadas).

    Con el auge que están teniendo los móviles táctiles, se van a llevar la mayor parte del mercado de los elibros. Otra parte importante se la van a llevar los iPad e imitadores, así que no creo que quede mucho porcentaje para los e-tinta. Eso sí, en cifras absolutas las ventas anuales de los e-tinta se cuentan ya por millones y en el futuro serán decenas de millones.

    En USA, en la primera semana de ventas de Millenium 3, el 30% de los ejemplares vendidos de esta novela fueron elibros:

    http://www.teleread.com/2010/06/03/ebooks-accounted-for-29-of-all-first-week-sales-of-the-girl-who-kicked-the-hornets-nest/

    El año pasado, el último libro de Dan Brown no alcanzó ni el 10% en versión electrónica, así que esto se está moviendo muy deprisa. Digan lo que digan los oledores de libros, el futuro está en una pantalla, sea esta de un móvil, un tablet, o un e-tinta.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo2:29 p. m.

    A mi me cansa mucho menos leer en la pda que en mi eeepc. Debe de ser por la cantidad de luz emitida. Yo me he leido montones de libros en mi Palm TX. El eeepc me resulta muy molesto.

    Me ha hecho gracia lo de los oledores de libros :). Tantos años leyendo y ahora resulta que leer era una fiesta de los sentidos. Lo que si que echo de menos en los ebooks que leo, es una tapa que sea lo primero que veo cuando empiezo a leer.

    ResponderEliminar
  6. Esvafer6:22 p. m.

    Entonces, a ver si con todo me he enterado (no soy nada experta en tecnología), ¿me cansaré menos leyendo en un ipad que en un PCPortátil? Esa es mi pregunta, gracias.

    ResponderEliminar
  7. No, te cansarás igual con un iPad que con un portátil. Lo que cansa menos es un ereader de amazon (kindle), sony y los demás que emplean tinta electrónica

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...