miércoles, junio 09, 2010

ebooks y discapacidad física

Hace unos meses que estoy en un proyecto etnográfico en el que, entre otros, trabajo con discapacitados. De imprevisto, me ha ocurrido algo que me ha hecho pensar bastante, y no es ni mucho menos la primera vez que esto me ocurre al trabajar con discapacitados y su relación con la tecnología: por una parte, necesitan de adaptaciones en las que no siempre se piensa; por otra, para ellos la tecnología es mucho más esencial que para nosotros, porque es su ventana al mundo.

El caso es que al finalizar la sesión, uno de los participantes me ha preguntado acerca de los libros electrónicos. Tiene parálisis cerebral y bastantes dificultades respecto a la movilidad. El caso es que me ha dicho:
Me cuesta bastante pasar las páginas de un libro. ¿Tú crees que sería más fácil para mí dándole un botón?
Le he respondido: lo mejor es que lo pruebes por ti mismo. Y le he pasado mi Kindle DX.

Se ha puesto a probarlo y, efectivamente, le resultaba más sencillo dar al botón de página hacia adelante que manipular una página para pasarla. Cuando ha estado un rato con él, me ha comentado que le preocupaba que se le cayera el suelo. Para los que no tengáis contacto con discapacitados físicos, hay que explicar que muchos de los afectados por la parálisis cerebral presentar movimientos espásticos, movimientos súbitos e incontrolables derivados de los daños en su sistema neuromotor.

Como el Kindle con funda pesa bastante, le he dicho que no se preocupara, porque también es un tema de confianza. Con todo, me he puesto a darle vueltas a la cabeza de cual sería la mejor solución, la que le permitiera a una persona en silla de ruedas utilizar un ereader con comodidad y con la tranquilidad de que no se va a caer. En principio, le estoy dando la vuelta a una variación del concepto de funda de ereader que incorpore algún tipo de sujeción a la pantorrilla de la persona, quizás con algún tipo de cinta como la que se emplea en las mochilas. La cosa es que debería ser fácil de poner y quitar, barato y que no impidieran absoluto la utilización del ereader.

Si se os ocurre algo, sería todo oídos

Si esto de la funda es más importante, me importa aún más el hecho de la importancia e impacto de los ereaders para determinados colectivos. Últimamente se me está poniendo la vena un poco gorda con tanto bombardeo de la comercialización de los ebooks. No niego su importancia, porque nuestro sistema capitalista es necesario un sistema de distribución comercial (nota: lo suyo es que beneficiara a autores, editores y lectores), pero los últimos tiempos es realmente difícil encontrar referencias a la importancia de los ebooks al servicio de personas que padecen distintas formas de exclusión social o discapacidad, al servicio de la educación y de la extensión universal de la cultura. No debería ser una utopía, debería ser una preocupación central para todos los que estamos involucrados en este tema.

No es ninguna novedad que los ereaders pueden aportar beneficios decisivos a las personas mayores que sean ávidos lectores pero que padezcan vista cansada y que sufran con las puñeteras ediciones con letra diminuta. Los ereaders permiten que la persona con vista cansada o con otros tipos de trastorno visual no renuncien absoluto al para hacer y enriquecimiento que proporciona la lectura.

Lo que para mí ha resultado una novedad, porque no me había parado a pensar en ella en absoluto, es la utilidad que los ebooks y los ereaders pueden deparar a las personas con discapacidad física. Hasta hoy no había caído en la cuenta que para una persona con parálisis cerebral pasar la página de un libro es un esfuerzo nada trivial y mucho más agotador de lo que es para nosotros. De la misma manera, además de la ventaja que supone la manipulación de un ereader, tendríamos también la ventaja más universal de disponer de toda una biblioteca dentro del aparato, otorgando a la persona un margen de libertad e independencia de la que carece si tiene que acceder a cada volumen en papel en concreto.

La verdad, me ha emocionado. Siendo como son los ebooks un tema muy importante para mí, descubrir un nuevo beneficio social de su uso me anima todavía más a seguir reflexionando y trabajando con ellos. Y repito, sin utopía ninguna, es necesario que se valore como corresponde a los beneficios sociales que ya aportan y que, sobre todo, que podrían aportar los ebooks amplias capas de la población.

16 comentarios:

  1. porcierto has leido mi post en mi blog personal qe he hecho esta tarde?

    ResponderEliminar
  2. Sugerencia para sujetar un iPad a casi cualquier asunto: Velcro

    http://www.youtube.com/watch?v=vTSDPKktbUk

    Sugerencias para facilitar la navegacion en un iPad o similar:

    -micro/auricular manos libres de telefono movil para comandamiento por voz; tambien programas de traduccion voz-texto permiten escribir y comandar la pantalla mediante la voz.

    -adaptacion de un asunto similar al de la Wii, o cualquier cacharro con acelerometros/giroscopos vinculado a un puntero laser ligero y de pequeño tamaño que:

    a) se sujeta/dirige con la boca y permite hacer click mordiendo con los dientes.

    b) se sujeta/dirige merced a una banda en la frente y se actua con un pulsador en la boca o en la mano o con un pedal.

    -trackpads, trabletillas digitalizadoras, joysticks, consolas y accesorios de videojuegos pueden adaptarse para servir de puntero/raton a distancia.

    Cacharros que pueden dar ideas abundan, luego se necesita un hacker que ayude a darles una funcionalidad no contemplada.

    ResponderEliminar
  3. lo más directo para que no se caiga es lo de toda la vida: hacer un agujero a la funda y atarle un hilo a la muñeca o a la silla que no sea más largo que la caída.

    ResponderEliminar
  4. Genial. La tecnología tiene un componente democratizador increible.

    Iba a escribir comentando lo del velcro, pero se me adelantó Dubitador.

    Además de sus sugerencias para la navegación, para quien apenas pueda mover los brazos pero tenga algo de movilidad en las manos también serviría un mini joystick o algo similar.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Se me olvidó comentar que el Kindle se ofrece a leerle los e-libros y asi no hay que pasar pagina.

    ResponderEliminar
  6. Estoy de acuerdo con RFOG. Lo de toda la vida: una cinta en la muñeca, y no hace falta ser discapacitado para usarla. Las cámaras de fotos suelen llevarla.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo10:33 a. m.

    un atril con patas que puede colocarse entre las piernas en la silla (lo del velcro no veo claro donde podría colocarselo):

    http://cgi.ebay.es/ws/eBayISAPI.dll?ViewItem&item=250634994897&ssPageName=STRK:MEWAX:IT

    http://www.youtube.com/watch?v=UXq_nPuY4kQ&feature=related

    ResponderEliminar
  8. Quizá sea una estupidez, pero dado que la parte de atrás de los ereaders es lisa, por que no usar una ventosa como las de los gps? Por un lado tienes la ventosa pegada al ereader, por otra sujeta a la silla de alguna manera. Normalmente vienen con un brazo de esos que puedes ajustar mas o menos como quieras, y para el peso de un ereader normal (no un DX posiblemente) yo creo que podría funcionar....
    Me refiero a algo como esto:
    http://www.amazon.com/RAM-Mounting-Systems-RAP-105-6224-AP6U-Suction/dp/B002H0N0M6?tag=linksale-20
    o esto:
    http://www.dealextreme.com/details.dx/sku.1043

    La parte donde supuestamente va el teléfono se ata a la silla con unas bridas, y la otra puede sujetar cualquier cosa (lisa) en cualquier ángulo.

    ResponderEliminar
  9. Velcro: no se puede poner en un pantalón sin alterarlo. En los brazos de una silla no deja al ereader en una posición cómoda

    En breve os enseñaré un pequeño hack en la misma dirección que comentas, dubitador

    RFOG, es una solución que incorporan incluso algunos ereaders, aunque el problema es que se podrían llevar algún trastazo y se trata de evitar eso. La idea sería leer con comodidad y seguridad en el regazo, me parece.

    Ender, los ereaders no funcionan para todos los afectados por parálisis cerebral... a menos que se ponga una función de pase automático de página, como la que tenía el cybook gen3 y semejantes, que ahora veo la genialidad que suponen. Hay que tener movilidad en una mano para hacer clic sobre adelante o atrás. Si no es así, las pantallas pixel-qi o semejantes son la única esperanza, porque podrían ser accionadas mediante dispositivos de accesibilidad a PC estándar.

    Dubitador, el kindle lee en inglés. Es una buena idea para mejorar el inglés, pero deja fuera al castellano. Lo cual me lleva a otra conclusión: ¿Qué narices de kindle internacional? No me digas, si el sintetizador de voz castellana es MUCHO más sencillo que el de inglesa!

    Anónimo, el atril no cabe bien entre las piernas, y hay que contar que no siempre tienen movilidad autónoma en estos casos. Pero para otros es una idea muy buena.

    EliuG, sería mejor no usar la silla para sujetar el libro. No tiene superficies lisas tan anchas y están bastante petadas de mandos y cosas.

    Gracias a todos por darle a la sesera. He dado mi opinión, lo suyo sería que rafa hablara como parte implicada

    ResponderEliminar
  10. Anónimo12:58 a. m.

    Pues sí que eres dificilillo, "Chulí" ;)

    Si te fijas en el vídeo que te he incluido puede caber perfectamente entre las piernas, aunque claro está dependerá de los gruesas que sean. No obstante, ten en cuenta que alguien en silla de ruedas suele tener las piernas delgadas por la atrofia muscular y cabría de sobra.

    En cuanto a la movilidad pues ciertamente dependerá del grado de parálisis, pero vamos, que solo para sujetar el e-reader vale para todos igual, lo único que, eso sí, alguien tendrá que colocárselo y descolocárselo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Estimado "anónimo",

    A ver si Rafa o algún compañero suyo ve el video y contesta. La mesa me mola para mí :), pero no sé yo si no saldría volando en un choque de la silla o con algún movimiento brusco.

    Si esto lo lee algún fabricante de accesorios para sillas de ruedas: majete, esto que estoy discutiendo con los colegas no debería darte ideas para aligerar las cuentas de los usuarios en 1000 ó 3000 euros como tendéis a hacer en el sector. Dicho queda, que ya está bien de sobrarse

    ResponderEliminar
  12. PINE.mx :: Padres Increíbles de Niños Especiales


    Pine.mx es una página para papás de niños con discapacidad Dónde en videos se enseñan juegos para estimular a sus hijos..

    Puede ser una ventana de luz para muchos padres

    http://www.pine.mx

    los esperamos

    ResponderEliminar
  13. La opción mas cómoda es un cable usb conectado al ereader, con un par de botones para pasar páginas (adelante y atras).

    Actualmente no existe nada semejante en el mercado, pero un ingeniero electronico podria hacer uno.

    Siempre y cuando el ereader tenga un conector USB capaz de enviar datos.

    ResponderEliminar
  14. Juan, es un tema, tengo que reconocer, que no me había planteado. Creo que todos los que tenemos que ver con este tema deberíamos tenerlo en mente. Sin que cada uno aparque otros onjetivos legótimos, como vender un e-reader o escribir un e-book, si de paso le hacemos la vida más fácil a cuántas más personas mejor estaremos haciendo algo grande.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...