martes, mayo 26, 2009

Pixel Qi: resumen para un lanzamiento sin fecha

Via dubitador y soybits (quienes, a su vez, redirigen a un artículo en profundidad de wired) he retomado un necesario contacto con la tecnología LCD de Mary Lou Jepsen y su start-up, Pixel Qi.
Yo fui uno de los que creyó en el OLPC (22 hits, nada menos) hasta más allá de lo razonable. La visión de Negroponte me resultaba inspiradora: dar la caña de pescar definitiva a los niños de los países en vías de desarrollo, fomentar su propia capacidad de aprender y darles los medios para ello.

Esa visión solo fue posible técnicamente por la tecnología que se ha acabado en denominar Pixel Qi y por su creadora, la entonces CTO del consorcio OLPC: una tecnología LCD que baja tanto el consumo como el precio de fabricación, y que tiene como interesante efecto secundario un modo de muy alto contraste blanco/negro para lectura a plena luz del día.

Fueron muchos los factores que influyeron en que el OLPC no llegara a buen puerto, pero todos se resumen en uno: el proyecto amenazó a demasiados actores poderosos, y Negroponte no gestionó con mano firme una nave que atravesó las peores tempestades posibles. Pisó un avispero para los fabricantes de hardware, prometiendo un portatil de 100$ cuando los portátiles estaban en 900$. Amenazó a Microsoft con inundar las aulas de los países en vías de desarrollo con máquinas que no corrían microsoft. Molestó a Intel escogiendo a AMD como suministrador, en un momento en el que Intel era todo poderoso en arquitectura de portátiles y el procesador del OLPC, el AMD LX-800 geode, se quedaba más corto que las mangas de un chaleco, incluso por debajo de los últimos desarrollos actuales de snapdragon (arquitectura ARM, PDA para entendernos).

Aún en el fracaso, el OLPC fue un catalizador de cambios que han influido en algo parecido a los propósitos originales. Fundamentalmente, en el cambio de la política de precios y configuraciones de los portátiles.

No mucho después de presentado el primer prototipo de OLPC, Asus hizo otra jugada con menos relumbrón pero con más efecto: Sacó casi sin previo aviso el EEE 700, una maquinita que parecía un juguete pero que ha dado un vuelco al mercado de la informática personal con una máquina inaceptablemente barata y pequeña. Como no amenazaba a su propio mercado (son un fabricante de portátiles "estándar", pero no es su línea principal de negocio), apostaron fuerte y vendieron todo lo que quisieron. Hasta lenovo les ha acabado imitando.

Tenemos un 2009 con el mercado inundado de portátiles pequeños y baratos, especialmente aptos para niños, pero también para estudiantes y, en general, como máquina cómoda de transportar y usar en cualquier parte (es una de los pilares de los planes de las operadoras de móvil para el anunciado Internet Everywhere). Podría comparárse en cierto sentido al OLPC, aunque le faltarían algunos elementos: la plataforma software, ese sugar tan desaprovechado, y sobre todo la pantalla Pixel Qi.

¿Qué ha ocurrido con su creadora?

Como CTO del consorcio OLPC, se acabó enfrentando al CEO, a Negroponte, por la marcha errática del proyecto. No hay que olvidar que su tecnología de pantalla era esencial para que marchara el proyecto con los costes y funcionalidades previstos, pero una serie de decisiones erróneas lo acabaron haciendo descarrilar (ojalá me equivoque)

Jepsen había cedido su revolucionaria tecnología al consorcio y, por el desarrollo de los acontecimientos, temía que no saliera a la luz. Para remediarlo, puso en marcha Pixel Qi (pronúnciese Chi), una empresa sin capacidad de fabricación, sólo para terminar de adaptar sus pantallas al mercado y encargar o ceder su fabricación. Las ventajas son fáciles de exponer:
  • Consumo reducido comparado con las pantallas LCD actuales. No olvidemos que la pantalla y su iluminación son responsables de una parte muy importante del consumo energético de los dispositivos portátiles
  • Modo dual: color, por un lado, y un modo blanco/negro de consumo aún más reducido y legible a la luz del sol
  • Costes de fabricación reducidos incluso para las pantallas LCD actuales (para las cuales ya está montada toda la infraestructura necesaria para fabricarlas a millones y, por lo tanto, a un precio muy bajo)
Todo muy bonito, ¿no? Sobre todo por el modo dual. Tal y como lo venden ellos mismos, sería casi la piedra filosofal de los ebooks, o algo así: legibilidad de tinta-e, velocidad de respuesta de LCD.

Salvo que, de momento, nadie las ha visto en su encarnación actual y el lanzamiento se retrasa a finales de año, con lo que es difícil que salgan dispositivos antes de mediados de 2010.

Si no salieran, sería una auténtica pena. A la espera de poder compararlas en vivo con las pantallas de tinta-e, ya presentan una ventaja decisiva: si tienen una velocidad de respuesta de LCD, muy superior a la de tinta-e, sería trivial añadir una pantalla táctil y mejorar la anotación y marcación de los ebooks.

De ese tema os voy a hablar a lo largo de la semana (espero) porque llevo un par de semanas experimentando al respecto.

4 comentarios:

  1. Por fin han entrado en razón. Fabricar pantallas para todo el que las quiera es lo que tenían que haber hecho desde el primer momento.

    Habrá que ver que tal resultan para leer. Si resultan entonces podrían resucitar los Tablet PC y similares siempre que los vendan por menos de 400€.

    ResponderEliminar
  2. Necesitamos la opinion de alguien que haya probado un OLPC.

    ResponderEliminar
  3. @ Alfredo: así es... aunque me da que puede pisar muchos callos, tantos casi como el OLPC. Lo bueno, bonito y barato suele jorobar mucho a los de lo caro, feo y malo.

    El tablet PC no ha muerto como realidad, aunque sí como intención. Es un buen producto de nicho que no se generalizó por la idiotez conjunta de wacom (precios absurdos) y microsoft (increíble política de comunicación, falta de apoyo a su propia inversión).

    La pantalla es un problema insignificante para los tablet

    @ dubitador: Efectivamente, si alguien se estira sería impresionante

    ResponderEliminar
  4. Juan Luís,

    El OLPC nunca me pareció ni bueno ni bonito ni barato. Ahora es fácil hacer leña del arbol caido, pero yo creo que se veía venir desde el principio que eso no iba a ir a ninguna parte.

    La pantalla no es un problema insignificante para los Tablet, es lo que se come la batería. Imagínate un cacharro de las dimensiones, peso, precio y autonomía del Plastic Logic, y que además de servir para leer y anotar fuese un PC. Yo me compraría uno ahora mismo y me iría a trabajar con él debajo de un árbol.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...