lunes, octubre 06, 2008

Nuevo modelo de negocio para los lectores de ebooks

¿Necesitas un lector de 10.5" para leer novelas?
Más bien no. Las novelas no suelen ser de ese tamaño, a menos que el autor no tenga ningún problema en que califiquen a su criatura de "ladrillo", "tocho" o similar. Si hay que llevarlas de un lado para otro, lo suyo (de momento, a expensas de cómo termine saliendo el readius, como vimos hace dos meses)
Hace unos días, en teleread centraban el rango de precios de la nueva serie 1000 de IRex en un "nuevo" perfil de usuario, el usuario corporativo:
The logic here is that people don’t read that many books but spend hours and hours reading work documents, and beyond that, iRex still hopes to put out less pricey models for consumers to enjoy books on.
No es por nada, pero no lo acabo de ver. Y que conste que su futura competencia, el plastic logic reader, apunta como vimos en la misma dirección.

Soy moderadamente escéptico. Tengo que atenerme a mi experiencia directa en mis diferentes entornos profesionales. En ellos, con las impresoras como periféricos omnipresentes, de momento se tiende al documento de usar y tirar: por encima de cierta longitud arbitraria, el/los documento/s se imprimen, se leen, se subrayan y o bien pasan a la mar arbolada que es la mesa de muchos despachos, a un estante para aumentar el vivero de ácaros, o a la papelera tras una reunión de brown storming.

La ventaja es indudable: acceder a grandes cantidades de documentación de referencia en todo momento, sobre todo en tanto que buena parte de esa documentación se produjo y se sigue produciendo en A4. Sin embargo, esa ventaja no parece ser suficiente como para compensar los precios de la primera generación para muchos profesionales.

Obviamente, los que trabajamos directamente con grandes cantidades de texto, desde el mundo editorial hasta el mundo académico, podemos sentirnos más cercanos a dar el paso de aligerar nuestras cuentas para adquirir un, digamos, "business ebook reader". Para que progrese la curva de adopción, creo que debe darse al menos uno de estos factores:

  • Bajada de precio: en los números en los que nos movemos, eso sólo podría ocurrir con dispositivos subsidiados, y sólo se subsidiarían si formaran parte de un paquete más amplio, como ha hecho amazon. No sé si alguien más tendría músculo para eso.
  • Funcionalidades objetivas: que pudieran superar la imitación 1/1 de los lectores de ebooks actuales: búsqueda, anotación, etc.
  • Funcionalidades sexy: tacto. Si tuvieran algún método de interfaz particularmente vistoso, p.e. arrastrar las páginas con el dedo, el factor "guaaauuu" (wow factor) podría impulsar las ventas al dar al usuario/dueño caché en la sala de reuniones o incluso en la cafetería.
Lo cierto es que me parece una apuesta valiente, pero no muy sólida, por aumentar el perfil de usuarios de lectores de ebooks.

¿Qué os parece?

2 comentarios:

  1. milady13310:11 p. m.

    Pues yo sí que le veo futuro, cuando baje más el precio, claro, hay mucha gente que está esperando un lector de estos para leer comics (date una vuelta por el foro www.lectoreselectronicos.com para comprobarlo), cosa que los lectores de 6" todavía no tienen resuelta, sólo algunos comics tipo manga son visibles en un lector de este tipo.
    Al principio sólo unos pocos "frikies" lo adoptarán, pero luego poco a poco irá aumentando el nº de adeptos, siempre que no se le adelante alguna tecnología que consiga que los tablet-pc tengan una duración de batería decente, yo creo que es a donde avanza el asunto, sinceramente, los teléfonos-mamotreto no los veo prácticos, y cuando se consigan duraciones de batería realmente aceptables, yo creo que la gente abandonará su Blackberry/PocketPC/Palm por algo más manejable tipo TabletPC, y los móviles se limitarán al teléfono-cámara-walkman y poco más.

    ResponderEliminar
  2. gracias por la referencia. Vuestra página tiene buena pinta, aunque se agradecería feed RSS para seguirla con más facilidad.

    En cuanto a los tablet pc, son ligas distintas. Tanto da el formato slate, lo importante es que la pantalla esté retroiluminada (cualquier tablet o portatil) o no (lectores con e-ink). Los resultados en lectura no son comparables cuando se superan cierto número de palabras (pongamos, arbitrariamente, 5.000)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...