jueves, julio 03, 2008

Kirai repasa la historia de los ebooks en Japón


Kirai acaba de postear un largo repaso de la historia de los ebooks en japón. Además del interés de una historia vivida en primera persona, lo mejor del post es aquello tan bonito de escarmentar en cabeza ajena (o no). Veamos:
Ambos dispositivos [Librie y ΣBook] fracasaron por la poca “apertura”, ni si quiera eran capaces de leer PDFs, y la poca disponibilidad de títulos para bajar en las respectivas tiendas de Sony y Panasonic. Parece ser que el mundo editorial japonés (Una de las industrias más tradicionales de Japón) fue muy reacio a la llegada de este tipo de dispositivos. Durante el 2006 y 2007 llegó un nuevo intento, otra vez por parte de las dos grandes de la electrónica mundial Sony y Matsushita(Panasonic). Sony lanzó su “Sony Reader Portable Reader System” en los Estados Unidos, basado en la misma tecnología que el Librie pero esta vez podía leer más formatos como por ejemplo PDF y RDF, ni siquiera se molestaron en lanzarlo en Japón después de la experiencia con el Librie.
Hummm... veamos, aunque el problema de los formatos cerrados, exclusivos y propietarios ha quedado atrás (el reader de sony también lee PDF), no hay nada parecido a un formato común de ebook, y PDF plantea ciertos inconvenientes respecto a los formatos no físicos (mobipocket, idpf/epub, microsoft reader, chm, fb2, wolf y un excesivo etc.). Esta dispersión, cuando se combina con una industria editorial conservadora, dispara las posibilidades de fracaso de una iniciativa de ebooks, incluso con el respaldo de gigantes como Sony o Matsushita.

Y eso que ocurre en Japón, donde comprar gadgets es el equivalente nacional a irse de cañas, o eso me parece. Ni te cuento en España. En USA Amazon le está poniendo el cascabel al gato, es el primero en romper con éxito el círculo vicioso de desconfianza de las editoriales respecto a los ebooks - lo que plantea problemas, como comenté, al no existir de momento competencia visible para el kindle.

Kirai acaba el artículo en interrogante, y creo que lo mejor es quedarse con la lección del pasado. En ese futuro cercano/sombrío (preapocalíptico para los mineralistas) que tenemos a la vuelta de la esquina, el aumento de costes (1, 2), la necesidad de los ebooks puede aumentar, y puede hacerse más perentorio aprender las lecciones del pasado.

2 comentarios:

  1. Una tecnología que requiere contenidos sin contenidos...

    Cuando haya un buen lector de ebooks de PDF DIN4 quizá la industria editorial reaccione, porque los lectores se alimentarán de libros piratas ya disponibles...

    ResponderEliminar
  2. Posiblemente salgan varios modelos antes de navidad, e incluso quizás bastante antes.

    Ahora, si el modelo de crecimiento de los ebooks deja a un lado a las editoriales, vamos listos. Las cosas como son.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...