lunes, octubre 11, 2010

María Jesús y los pajaritos

Para los que superéis con generosidad la treintena, esta imagen removerá recuerdos en el sobreático de vuestra memoria que probablemente sería mejor no tocar: María Jesús en la TV de dos canales (en plena sintonía estética con la época), quizás María Jesús en directo o quizás incluso algún familiar o vosotros mismos perdiendo la dignidad al bailar el baile de los pajaritos. Pensándolo bien, y aún aceptando que se perdiera la dignidad (bailando el baile de los pajaritos sin la excusa de la ebriedad), echar la vista atrás nos devuelve a una época mejor. Mejor, porque algunos eran capaces de bailar eso en público y seguir mirándose al espejo: el baile de los pajaritos nos devuelve a una época con menos vergüenza y complejos y más autoestima.

Para los que no vivisteis una experiencia así en persona, os dejo con un video:
Eso sí, andaos con ojo, porque el video inmediatamente posterior a éste en relacionados de Youtube es "No se puede parar la música" de Regaliz, obra que puede provocar un choque anafiláctico a una persona que no haya sido expuesta anteriormente. Y para los lectores hispanoamericanos, os dejo una breve reflexión: todos tenemos algo de lo que avergonzarnos. Ya sea la tigresa de los Andes, Pimpinela Escarlata o Regaliz.

A lo que voy. La imagen con la que empiezo este post acudió como un rayo a mi memoria cuando contemplé la imagen publicitaria del AlphaUI:
Impress your friends by back-typingª

Es el año 2010. 20 años después de María Jesús, el interfaz de acordeón (Accordion interface) vuelve a la calle. Los amigos de la chica gafapasta parecen impresionados por la novedad... pero, amigos, estamos en 2010. Es una época con muchos más complejos, mucho más pudorosa, con más vergüenza y miedo a la hora de enfrentarse a la extravagancia pública.

En principio el AlphaUI tiene tanto futuro como el baile de los pajaritos en el mundo desarrollado por los mismos motivos. Sin embargo, tanto el baile de los pajaritos como el Accordion Interface son hijos de sus épocas. Aireábamos las axilas a finales de los 70, exhaltados por la libertad, con los rescoldos de la inocencia todavía calientes. Las fiestas de los pueblos y los bailes de las bodas tenían su momento pajaritos por allí, con el tío o el abuelo convenientemente mamado, al lado de la abuela que rompía tabúes y censuras mientras se acuclillaba como podía.

Y en 2010, el Accordion interface es el hijo de una época que reniega violentamente del teclado. Tiene los mismos problemas estéticos y de autoestima que el baile de los pajaritos, pero responde a una necesidad: el teclado a la vista, bajo una pantalla, está dejando de ser aceptable.

3 comentarios:

  1. Don't be evil! If you don't want a keyboard, don't kill it! Hide it and use when you were with your friends.

    The Accordion interface is here... Dance it!

    ResponderEliminar
  2. No sé. Pero me parece que si no sale un Standard al ubicar las teclas muy poco probable es que se logra una eficiencia general y una aceptación del público. Por otra parte, sólo un 10% probablemente de quienes escriben con un teclado estandard lo hacen como un mecanógrafo graduado, sin mirar las teclas o al tacto. Si tienes el teclado detrás del dispositivo ese 90% que escribe mirando el teclado se sentirá mal.

    Por otra parte, ese invento salió hace ya más de 3 años. Se propuso alrededor de la salida de los UMPC y todavía no ha pegado. Ni creo que pegará.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:36 p. m.

    No tiene que ver con este post, pero si con cacharros raros. ?Habeis visto las pantallas por USB de Pixel-Qui?. Yo no se si alegrarme o llorar ...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...