martes, octubre 05, 2010

Buena prueba de la pérdida de norte con los tabletos

Leo el Liliputing que AlphaUI, una startup americana, ha creado un teclado trasero para escribir en los tabletos sin mirar.


Tal y como lo veis. Admite tabletos de entre 5 y 7 pulgadas, y con un poco de práctica (como se puede ver en el video del final) el usuario acaba... escribiendo sin mirar pero, como cantaban con tanto sentimiento La voz de la orgía, por detrás me gusta más. Tanta pamplina tecnoconsumista me hace hervir mi lado viejuno por compensación, y acuden sin poder evitarlo desde mis memorias auditivas lo mejor, y lo peor, de la música de mi infancia y juventud.

Para empezar, no pienso en plagio y sí en evolución convergente, como tiburones y delfines. Pero vamos, hace casi tres años un taiwanés muy majete (aunque, comparado con Gregoire de Always Innovating, parece un ortodoxo de la computación) sacó al mercado el noahpad, un UMPC con un teclado curioso que permitía girar 180 grados (como el entourage edge), y que podías escribir por detrás. Como desde aquel entonces se han fundido el video, os pego otro para que veáis el impresionante invento en todo su esplendor. Por detrás a partir del minuto 2:38, en este caso con una impagable banda sonora de música de ascensor y pequeñas turbinas.



Como decían en todas las pelis de vietnam cuando no estaban pegando tiros o drojándose, "Tablet númelo 1, UMPC númelo 10". O, más probablemente, "¿uemequé?" tanto el vietnamita de la época como muchísima población de nuestros días, por no saber que los UMPC siquiera existieron. Repartamos la culpa del presente a partes iguales entre la pésima campaña de comunicación de microsoft y que la prensa generalista no bombardeó sin tregua con "noticias" y "reportajes" sobre el UMPC como ha ocurrido con el iPad y ocurrirá con los tabletos.

Con todo, el AlphaUI presenta alguna mejora respecto al NoahPad, porque cada tecla es independiente y el invento ofrecería posibilidades de más velocidad respecto a la tecla gigante del pionero taiwanés.

Pero da un poco igual. La pregunta del millón acerca del AlphaUI no sería un obvio ¿Pa qué?, porque si necesito un teclado, lo necesito porque estoy acostumbrado a él, no por redescubrir el uso de un periférico usándolo al tacto. Si necesito escribir, y necesito hacerlo de pie, tendríamos el maravilloso y aún por reinventar HP TC1100, un tablet PC que sigue pareciendo revolucionario y que permite escribir de pie como se ha hecho cientos de años... con lápiz.


El AlphaUi lleva mi tren mental por otros derroteros, y algunos os lo imaginaréis, y hasta puede que os ocurra algo parecido: los tabletos no llevan teclados porque están pasados de moda, pero la necesidad de escribir mínimamente en serio (como las 761 palabras de este post) acaba llamando de vuelta al teclado (o a algo igualmente productivo, como podría ser el dictado de voz con el que os llevo amenazando desde hace meses, pero que nunca encuentro tiempo para preparar el post en condiciones).

¿Cómo conjugamos la necesidad de teclado con evitar el pecado de que se vea un teclado, cual paupérrimo netbook?

¡Por detrás! (me gusta más)

No sé vosotros, pero este AlphaUI invendible (eso espero) me acrecienta la impresión de pérdida de norte. Los PC en general, y los portátiles en particular, no están de moda... porque "todo el mundo" los tiene (situación a la que contribuyeron los netbook en no poca medida). No es atractivo, ni remotamente novedoso, usar un dispositivo con la configuración de un portátil de toda la vida (de concha o clamshell, que la llaman los gringos). Es númelo 1 usar un dispositivo sin teclado, para hacer lo mismo que hacemos con un ordenador (si acaso) y sosteniéndolo a pelo en vez de apoyarlo en la mesa o en las piernas. Pero volvemos a echar de menos escribir en serio, queremos recurrir al teclado... pero hasta un teclado Bluetooth rompería la pureza inmaculada del todo pantalla.

¡Qué solución más ingeniosa, la pantalla tapa el teclado, ese repudiable equivalente a las hombreras femeninas de los 80!

Lo que me jode realmente de todo esto es que ese "todo el mundo lo tiene" es obscenamente falso. No lo tiene todo el mundo, no ya fuera de Europa, sino tampoco nuestros conciudadanos que, ya sea por dificultades económicas o, sobre todo, porque siguen en el lado malo de la brecha digital y padecen barreras insuperables para el ordenador. De ahí ese significado pernicioso, de moda indolente, que veo en los tabletos.

8 comentarios:

  1. Creo que cada vez va a ser más difícil quitarte la razón: esto del teclado por detrás es el no va más de las soluciones en busca de problema de las que vienes hablando, justificaficatorias de la adquisición de artilugios que uno no necesita.

    Voy a hacer un ripio de homenaje:

    El consumo por delante, el teclado por detrás.
    No participes ni crees, consume de esto no más

    Respecto a La voz de la orgía, debo decir que me ha inspirado ternura y todo: ¡por fin rostros naturales como la vida misma! ...y con esa insuperable estética.

    ResponderEliminar
  2. El cacharro ese no parece un tableto. Es un portatilito para el que han inventado un ingenioso teclado de solo dos teclas de superfcie resistiva. Lo de escribir tanteando la parte trasea parece una simple ocurrencia.

    Los tabletos son el mas serio peligro para el PC y lo que éste representa, por el sencillo hecho de que, al menos la version iPad, resulta ser el cacharro informatico que aceptarian los que detestan todo lo que huela a informatica, y por supuesto representan la mejor opcion como "ordenador" para el cole. No falta mucho para que veamos a los parlamentarios subir a la tribuna con su tableto en vez del fajo de papelos.

    Si no puedes con ellos, unete a ellos. En cierto modo el Kindle es tambien un tableto. Lo que puedo observar es que la compentencia lo esta haciendo rematadamente mal, pues saca aparatos que pueden hacer mas cosas, pero sirve de nada si no las hace con la agilidad instantanea y sencillez con que se ve hacerlo en el iPad y lo que es peor los precios no ayudan a preferirlos por quienes ya tienen un portatil siendo como es de toda evidencia que el tableto no puede sustituirlo ni aun recurriendo a conectarle un teclado normal, dadas sus limitaciones de potencia y el inaceptable retroceso a un mini-monitor.

    ¡Quien sabe! No descarto la posibilidad de que el tableto adquiera mas potencia y memoria, merced a los procesadores multinucleo y los llamados discos SSD, de modo que disponiendo cuando convenga de la potencia de un portatil o un sobremesa el hacerlo funcionar como tal sea tan solo cuestion de conectarle un monitor y un teclado.

    En definitiva, no se trata de una simple moda sino de un concepto que va a condicionar, imponiendo nuevas reglas, la informatica domestica y con ella la informatica en general, eso es que va a cambiar nuestra relacion con los ordenadores de un modo radical particularmente en lo que respecta a qué podemos hacer con ellos y cómo, pareciendose muchisimo al modo como usamos el telefono movil inteligente.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2:48 a. m.

    ¿Burning - No es extraño que tú estés loca por mi?

    Saludos,

    ResponderEliminar
  4. Y con esto queda demostrado que las modas-tendencias son imposibles de anticipar, y que hay que llegar en el momento preciso, ni antes ni después...

    O quizá ser Apple, no sé.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo10:58 a. m.

    Vamos a ver: que hay mucha tontería y mucho pijerío con la novedad de las tabletas es un hecho demostrable. Que un portátil “como los de toda la vida” es mucho más cómodo y operativo para trabajar en serio, creo que nadie o casi nadie tratará de rebatirlo.

    Ahora bien, como vengo repitiendo de forma cansina en los últimos tiempos, las tabletas de formato mediano-pequeño tienen la importante ventaja de la portabilidad. Yo tengo una PDA Palm desde hace más de 10 años, y no viene a ser otra cosa que una tableta pequeñita y (por desgracia) muy limitada para los tiempos que corren. Sin embargo, para mí es de enorme utilidad y la sigo usando todos los días. He llegado a escribir documentos de trabajo (y otros muchos de ocio) en su minipantalla de 320x320, con su reconocimiento de escritura o su miniteclado en pantalla, o incluso con un teclado portátil con infrarrojos. Yo veo a las tabletas de 5 y 7 pulgadas como el primo de Zumosol de mi Palm, con todas las cosas que echo de menos (wifi, navegador web, una pantalla más grande, teléfono integrado), pero manteniendo su portabilidad en unos límites aceptables (300 gramos o poco más es mi listón). Y no, evidentemente uno no va a usar un cacharro de estos para escribir la tercera parte del Quijote, pero de algún apuro te sacan a poco que te acomodes a sus peculiaridades.

    Las tabletas grandes (a partir de 7 pulgadas), las veo adecuadas para tontear en el salón sin necesidad de encender el equipo de sobremesa o el portátil. Navegación, correo, redes sociales y cosas así. O sea, como artículo de semi-lujo y sin grandes pretensiones de sustituir a nada.

    Saludos,
    Pablo Anónimo

    ResponderEliminar
  6. Pilu: es clamar en el desierto, y sólo ofende por la parte de razón que se tiene

    Dubitador: si tuvieras razón, el bloguero y el geek no lo habrían adoptado con tanto entusiasmo. ¿Cómo puede ser A LA VEZ adecuado para "la mamá" (no es un término mío) y para el juanker?

    La diferencia entre un tableto y un ereader es obvia: el 2º permite hacer algo que no se podía hacer antes, que es leer en pantalla.

    Otra cosa sería, efectivamente, una máquina modular como la de always innovating pero en serio: un portátil slate con un dock del teclado estable, que funcionara ejemplarmente en ambos modos.

    Lo poco que tengo de aragonés me mantiene en mis 13: los tabletos son modas que palidecerán ante la moda siguiente

    Alberto: a mi ante todo me demuestra el poder que todavía tienen los medios de comunicación de masas

    Pablo: mi trayectoria es muy parecida a la tuya, con la diferencia de que pase por los magníficos Nokia Internet Tablet (de segunda mano) y porque ahora eso que haces con tu Palm lo hago con un Smartphone (android de momento, a la espera de ver que es lo que pasa con meego).

    Apple anunció inicialmente el iPad como un aparato para el salón. La contradicción es que es phenomenal, con lo que sabe a mal invertir unos cientos de euros en el para usarlo luego en el salón (o en la cama, como estupendo anticonceptivo). Por eso aparece en los sitios para los que no fue diseñado, en los entornos de trabajo, con sus usuarios tomando notas en el teclado virtual en una sala de reuniones

    ResponderEliminar
  7. Anónimo11:38 a. m.

    Juan Luis, a mi también me molaban mucho esos Internet Tablet de Nokia con Maemo, como también estuve tentado en su día por el N900. Pero como tiendo a ser un cutre en materia electrónica, sigo con mi Tungsten y un móvil chiquitín que apenas uso. Entiendo lo que dices del “teléfono listo”, Android tiene muy buena pinta (aunque no reconoce escritura, qué se le va a hacer), pero puestos a gastar pasta, prefiero una pantalla un poco mayor porque ando un poco justito de vista (¿Los excesos con la Palm? ¿Las noches en vela ante la pantalla del ordenata? Quien sabe …). El Dell Streak podría ser ideal para mí, una lástima que no haya llegado a Egpaña todavía.

    Por lo demás, totalmente de acuerdo contigo: hay mucha tontería detrás de las tabletas (no me refiero en concreto al retro-teclado, aunque también), y especialmente en el caso del aipad. Pero ¿qué queréis?, es el producto de moda y tiene ese componente de diferenciación y exclusividad que le aporta un valor añadido social que otros productos no tienen. Y así será hasta que inventen el próximo gadget de moda (un euro para quien descubra cuál será).

    Pablo Anónimo

    ResponderEliminar
  8. Pablo, suerte tienes de que eres anónimo. a mi me han llegado a acosar en twitter por decir eso mismo de la moda, la diferenciación y la exclusividad. Claro, a nadie le hace gracia que le digan que ha caído en una moda y, no sólo eso, sino que se ha gastado en ella cientos de euros.

    Yo veo menos que un gato de yeso. Tengo un astigmatismo poderoso. Ahora mismo estoy dudando entre el Dell Streak y el HTC Desire HD, y lo que tengo claro es que mi próximo teléfono va a tener una pantalla más grande de cuatro pulgadas.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...