sábado, agosto 06, 2011

Un veterano tiene un ataque de clarividencia

Llevo siguiendo a James Kendrick desde 2004. Primero cuando llevaba su blog individual jkontherun.com, después cuando metió a un socio (Kevin Tofel), después cuando con el socio metieron al blog en gigaom y ahora en su nueva etapa en ZDNet (habiendo perdido por el camino el dominio jkontherun.com).

Como la mayoría de los blogueros principales sobre tablet PC (con la honrosa excepción de Steve "Chippy" Paine - UMPCportal, Carrypad), James Kendrick abandonó en buena medida su pasión inicial por los tablet pc y se pasó al lado pomar. Diría, a ojo, que tanto JK como el staff de Gottabemobile (por poner dos ejemplos) hicieron el switching a Apple entre finales de 2009 y de 2010.

Y no les culpo, oiga. En su momento tenían un nanopúblico no despreciable, al ser americano. Pero la explosión en dos fases de Apple (iPhone/iPad) redujo ese nanopúblico hasta lo anecdótico, mientras la demanda de noticias, "noticias" y anecdotario sobre los productos Apple parece no tener fin. Como quiera que los sitios web sobre Apple tienen un tonillo religioso y fanboy que no es del agrado de todos los switchers (sólo de los neoconversos e iTorquemadas), estos veteranos del Tablet PC han encontrado un hueco que les paga las facturas.

Ya sabéis que soy numantino. Supongo que es un vicio muy español, hacer de la testarudez un mérito. Sea como fuere, me considero inmune al switching por un motivo principal: no puedo adquirir un producto que no sea mío. Y mi definición de "mío" pasa por tener la libertad de instalar lo que me salga a mí de los pies sin pasar por un único sitio que, a su vez, tiene plena potestad para decidir qué es lo que se permite y lo que no. Y no, tampoco me parece aceptable tener que "liberar" (jailbreak) lo que he comprado. Es mío. Cojones.

La verdad es que cada vez dedico menos tiempo a los "viejos tabletpeceros". A JK le sigo leyendo por nostalgia, y porque sigue afinando mucho. A los demás... casi sólo leo sus titulares, y descarto los que no me interesan (adivinad cuales), que son la mayoría. Que respete su decisión comercial no significa que la aplauda, pero sí que vea un culpable: Microsoft.

Señores de Redmond: ustedes tenían en 2004 un producto absolutamente innovador y cocinado en casa, que podría haber aportado mucho más de lo que aportó. Y después de todo lo invertido, la culpa de su fracaso en términos de aceptación pública y corporativa es suya: no invirtieron en comunicar, en formar, en apoyar de verdad a los desarrolladores. Incluso su programa MVP está de capa caída, y nunca lo valoraron en términos de comunicación pública fuera de los entornos Ms.

A cada uno lo suyo.

En fin, James me acaba de sorprender con un estupendo y necesario post: El pequeño secreto de los tablets que nadie quiere oir (traducción libre del título). Efectivamente, los tablets (que no tablet PC) son vistosos, están de moda, hacen bien lo que hacen... pero nadie los necesita de verdad.

Necesitar. La palabra clave. El emperador está desnudo, y no sé cómo JK ha tenido las narices de tirar ese pedrolo contra su tejado... salvo que es verano y no va a tener consecuencias :). El artículo no tiene desperdicio, porque ya suelta la primera andanada en el segundo párrafo
Tablets are cool devices that make users feel good when using them. This is by design because gadgets used in the hands evoke a very personal response from the owner. There is something almost mystical  about having a powerful computer in hand that can tap into the vast Internet as well as any computer on a desk. The ability to watch videos that range from kitty videos on YouTube to blockbuster movies from Hollywood is heady indeed. These are feel good activities, and the tablet excels at performing these and other fun activities for the owner’s enjoyment.
Os recomiendo la lectura del resto del post, que en resumen viene a recordarnos que ni puede sustituir a un PC, ni tampoco a un smartphone. En mi caso, lo uso menos en el sofá (el sofá es para derrumbarme últimamente), y más fuera de la oficina (para consultar un dato o escribir allá donde no llevo el portátil, con más comodidad que en el smartphone) y para hacer demos a clientes y contactos comerciales. Pero vaya, tanto mi trabajo como mi ocio estárían cubiertos sin el flyer.

No lo necesito como necesito mi portátil, pero me viene bien. Y eso que parte de mi trabajo es en campo, donde tengo que ir poco cargado y donde le saco partido. Pero, comparando, encuentro más necesario un ereader - me ofrece una respuesta eficaz a una necesidad no cubierta por el PC o el smartphone: leer y comentar largos textos con comodidad para la vista y pudiendo leer bajo el sol.

Los tabletos son bonitos. Son agradables de usar. Cubren necesidades secundarias, y si son de 7" los tienes a mano siempre que quieras, lo que no se puede decir de un portátil.

Pero no son necesarios. Un PC es necesario. Un smartphone, sin ser necesario, tiene un alto valor añadido por su portabilidad.

Lo que también es necesario es poner las cosas en su sitio. Como hoy se me ha hecho muy largo el post, dejaré para otro día esa memez tan bonita de la "Era PostPC".

P.S.: si tenéis tiempo, es interesante echar una ojeada a los comentarios (muchos de ellos contrarios, algunos furibundos) acerca de la necesidad o no de los tabletos. JK tocó una fibra sensible :D

13 comentarios:

  1. Francisco Castracane11:50 a. m.

    Estoy de acuerdo contigo en que el PC portatil es necesario y el tablet... bueno sobre todo algunos se han convertido en objetos de "parada" .Si muchísima gente vive de la apariencia y les encanta enseñar sus gadgets al resto de mortales.

    ResponderEliminar
  2. A mí me preocupan relativamente calificativos como "el PC es aburrido"

    Coño, como si trabajar fuera una fiesta continua

    ResponderEliminar
  3. Es necesario volver a recordarlo: Que no sean necesarios para ti no significa que no sean necesarios para otras personas.

    Que tu no uses la cámara del móvil-tableto para reconocer códigos de barras in situ sin llevar un trasto de 3kg encima y pistolitas no significa que a otras personas no le pueda resultar útil, o incluso fundamental.

    Que tu no uses el gps del móvil-tableto, de nuevo in situ, no significa que a otra gente no le pueda resultar útil, o incluso fundamental en su trabajo.

    Que tu no uses el móvil-tableto para mandar correos electrónicos in situ, no significa que a otra gente no le pueda resultar útil, e incluso fundamental...

    Que tu no uses el móvil-tableto para conectarte a Internet...

    Ya se que es muy difícil, muy complicado salir de la burbuja en que vivimos y entender que quien se dedica a vender cerdos, lo que quiere es vender cerdos, ver el precio en el mercado cuanto antes(internet) y comunicarse con los proveedores y los clientes y el resto no le importa. Que esta persona que está todo el día de feria en feria un PC le resulta inútil por trasto y dificultad de uso y un tableto-"iphonelike" le resuelve la vida nos hace la cabeza explotar.

    Pero se puede hacer un esfuerzo, ya se que es duro pensar en el arquitecto o ingeniero que tiene que visitar obras, en el de mercamadrid o el camionero o guardia de seguridad que hace turnos en diferentes fincas, el gestor de mantenimiento de las líneas eléctricas o ferrocarriles y que sus necesidades sean diferentes a las nuestras.

    Me acuerdo de cuando compramos un Atari ST, lo inútil que resultaba, componer música era mucho más lento que hacerlo a mano y pulsar teclas de un órgano, como el dibujar planos comparado con una escuadra, cartabón y rotring, o hacer dibujos, el 3D del Amiga no era nada comparado con lo que podías hacer con un buen aerógrafo, tardaba horas lo que se hacía en 5 minutos, podías requerir un día para escanear una foto y no se podía imprimir bien, comparado con hacer copias y recortar o pintar con acuarelas sobre una copiadora de proyector.

    Y sin embargo, poco a poco, todos esos idealistas fueron ganado terreno a los clásicos y ya nadie dibuja planos a mano, la gente puede componer con varios instrumentos, y generar 60 vistas en 3d por segundo, cuando antes requería media hora cada una, y puedes conseguir detalles imposibles a mano con software de diseño gráfico.

    Estamos en la infancia de los tablets, con el tiempo los sistemas operativos de toda la vida se van adaptando a ellos, pero se requiere un tiempo de adaptación, a Ubuntu por ejemplo le han llovido las críticas al cambiar tantas cosas a la vez en favor del multitouch con unity.

    ResponderEliminar
  4. PS: A todo el mundo le resulta muy difícil entender a los demás. No te creas que le resultaría fácil al vendedor de cerdos anterior entender de que se gana la vida un blogger.

    ResponderEliminar
  5. Que reflexion más ilógica. El tablet es un dispositivo orientado al ocio y por lo tanto cumple una excelente función. Los dispositivos no tienen por que desplazar a otros sino tener funciones complementarias.
    Apple lo tiene más claro que todos y por eso ha lanzado el iCloud que permitira tener disponible toda la información en todos estos dispositivos.
    Por otro lado si sigues a James Kendrick convendria que aprendas a escribir post claros y concisos como el.

    ResponderEliminar
  6. Todos los ejemplos que comentas se pueden llevar a cabo con un smartphone. De hecho, para los dos primeros el smartphone es más conveniente.

    Ya he dicho que en campo le sacó utilidad al tablero en los momentos en los que no llevo el portátil encima. También he comentado su función pra demos comerciales: el smartphone no da la talla, y el portátil no se lleva siempre encima. Estoy muy satisfecho de los resultados que me está dando para enseñar proyectos previos, por ejemplo.

    Pero he hablado de necesidad. Y strictu sensu, insisto, un ordenador o un smartphone resuelven una serie de necesidades importantes de manera única.

    Una necesidad es algo que haces, un objetivo que tienes que cumplir o que al menos es muy conveniente que se cumpla. Como se cumplan es mucho menos importante que si se cumple o no.

    ResponderEliminar
  7. Por cierto, imagino que es comprensible que sea yo quien defina en este blog los límites del respeto. Exigirme que aprenda a escribir posts claros lo supera, sobre todo teniendo en cuenta que emplear tiempo en leer tinta-e es alo estrictamente voluntario. Desde esa voluntariedad, el comentario sólo podía tener un propósito negativo y está de más

    ResponderEliminar
  8. Pienso varias cosas. En primer lugar, parece evidente de que las corporaciones quieren que "necesitemos" las tablet. Pero ¿esto por si solo alcanza para justificar el éxito comercial de estas? ¿o acaso realmente satisface una necesidad?
    Tiendo a pensar que, en general, las mayorías no se equivocan. JK, por ejemplo, habla de lo "personal" y de la facilidad para consultar información. Después de todo, estas son las virtudes de estos dispositivos tras la reeintepretación de Apple: el consumo de contenido. 
    Creo que sí existe una necesidad aquí.

    Mi segundo pensamiento es para criticar al primero. El tema de las mayorías puede llegar a ser engañoso. En realidad, actualmente solo una minoría tiene acceso a las tablet. Es el segmento del mercado que más rápido esta creciendo, pero no deja de ser el más pequeño.
    Para las mayorías de las mayorías, por decirlo de algún modo, son los smartphones los aparatos interesantes, seguido de las notebook.

    Mi tercer pensamiento es más melancólico. Soy un gran usuario y defensor de las tabletPC convertibles. Esos todos en uno como las HP TX y TM Series hacen absolutamente todo lo que yo necesito. 
    Mi actual HP TX2032la va camino a cumplir cuatro años y comienza a reclamar remplazo y me interés era otro todo-en-uno comparable. 
    Ingrato ha sido para mi descubrir que HP ya no fabrica más este tipo de sistemas. Y la competencia tampoco. 
    Son varias las razones (y en este artículo se menciono una o dos) que llevan a este amargo desenlace. Conservo las esperanzas de que que Windows 8 contribuya a re-descubrir este segmento del mercado. 
    Después de todo, aunque con mayor peso y volumen yo termino haciendo con mi vieja TX2000 todo lo que se hace con una tablet y, obviamente, todo lo que hago con un PC.
    El mercado ha condenado a una tecnología que resolvía problemas, como el de las tabletPC convertibles. Indudablemente, resolvía problemas de un segmento de consumidores que termino siendo poco signifiativo.

    Mi cuarto pensamiento en parte coincide con José. Las tablet están evolucionando rápidamente en otra cosa. No remplazan a las PC pero cada vez resuelven más problemas de segmento insuficientemente El software esta evolucionando muy rápidamente. 
    Todavía no existe una app killer, pero si existen "usos asesinos", como un arquitecto o ingeniero que prefiere llevar a la obra una tablet con larga autonomía antes que un montón de planos y/o una pesada tabletPC de autonomía reducida.

    ResponderEliminar
  9. Juan Francisco Tavira Manjón8:22 a. m.

    Nada es tuyo, recuerdalo. En absoluto.
    El Otro

    ResponderEliminar
  10. Efectivamente, entender a otros es muy complejo: es mi trabajo fuera de este blog. Y además, cuando comunicas los resultados de tu trabajo, no siempre resultan muy aceptables para el que los lee.

    Ojo, entender a los demás es un objetivo inalcanzable en su totalidad. Te aproximas, comparas, te enfrías, ganas perspectiva... y con oficio y si sale todo bien acabas con algo con sentido y que aporta novedades sobre lo que se sabía y sobre lo que se "sabía".

    En cualquier caso, este post no es resultado de la etnografía. No es opinión sólo mía, porque me apoyo en el análisis sorprendente de un veterano que se levantó con el paso cambiado y en vez de cantar loas a la manzana decidió bajar el soufflé.

    ResponderEliminar
  11. Querido EFDV, me tientas a sacar la ley de Goldwin a pasear: la mayoría de votantes alemanes eligieron la ruina en 1933. Y no sigo con lo que eligieron los votantes españoles o argentinos en muchas ocasiones porque me deprimo.

    No, la mayoría es sólo el caso más probable, no el correcto o razonable. Si esto fuera así, casi la mitad de la población norteamericana (o un 25% de la población de mi comunidad autónoma) no se habrían trasladado a complejos residenciales o suburbia completamente dependientes del coche e insostenibles a medio plazo (a corto?)

    Después, te diría que Lenovo o HP siguen fabricando tablet convertibles. No te deprimas si solucionan tus necesidades, porque tienen un nicho estable en el mercado y no hay noticias de que vayan a desaparecer. Y si te merece la pena, lo último que está fabricando panasonic es bastante atractivo: tablet endurecidos y legibles bajo el sol.

    En cualquier caso, toda, toda la razón. Lo llevo diciendo tiempo: Microsoft ha tirado a la basura su cuantiosa inversión en las tecnologías tablet PC. Bien comunicadas al público y a las empresas, ahora serían de uso casi general, si el lapiz y la matriz wacom hubieran aportado un sobreprecio de 150$. Y efectivamente, resolvían problemas reales: la toma de notas es mucho más completa y efectiva con un lápiz cuando estás en una reunión. O cuando estás pariendo un proyecto. Pero ahora el lápiz está demodé, lo que llama la atención es usar los dedos.

    Y finalmente, más razón aún: se están usando los tabletos (dispositivos enfocados en el ocio) para usos profesionales para los que no están preparados ni previstos. Se puede llevar un mapa en el tableto, pero no será legible a la luz del sol ni se podrá hacer otra cosa que consultarlo bajo una sombrita, porque tampoco se dispondrá de ningún software apropiado

    ResponderEliminar
  12. Otro, no sé si has tenido una epifanía puramente espiritual, política o si te refieres a las licencias de uso

    ResponderEliminar
  13. ¿Es absolutamente necesario una tableta?. En la mayoría de los casos no. Ahora bien, ¿es absolutamente necesario tener un ordenador e intenert en casa?. Salvo que lo necesites para el trabajo, tampoco. Incluso, a riesgo de cometer la herejía más reprobable, les invito a reflexionar sobre la absoluta necesidad de disponer de un smartphone.... es más, y ahora me queman, ¿realmente son imprescindibles los teléfonos móviles?. En muchos casos, sí.

    Todos los avances tecnológicos que he nombrado no son absolutamente necesarios en nuestra vida privada, no así en la profesional, para la mayoría de las personas. Pero es indudable que nos hacen la vida más fácil y son exclentes herramientas en las que invertir parte de nuestro tiempo de ocio si tienens interés en ellas.

    Por otro lado decir que algo "no es necesario" es un poco arriesgado. Cada uno tiene sus necesidades. Y desde luego en lo que concierne al uso de la tecnología como herramienta de trabajp, de comunicación y de ocio, me atrevo a decir que la variedad de necesidades (sin irnos a lo "abolutamente necesario") es tan amplia como el número de usuarios.

    En mi caso utilizo un iPad como lector de libros de carácter técnico, casi todos en  formato PDF, que necesito todos los días en el trabajo. Tengo un Kindle DX pero, en mi opinión, y a pesar del problema de la pantalla retroiluminada, la flexibilidad que te da un iPad en combinación con un programa como GoodReader es, por ahora, insuperable. Buscar información en en varios textos de entre 400 a 500 páginas utilizando un Kindle es lento y tedioso, por hablar de realizar anotaciones, marcas, etc. Por supuesto hay gustos para todo. ¿Es posible utilizar un ordenador portátil o un equipo de escritorio?. Claro que sí. También es posible leer documento en PDF o MOBI con la aplicación de escritorio de Amazon....

    Hace un par de meses terminé de examinarme de una oposiciones y el iPad me sirvió de mucha ayuda. Confieso que para un esfuerzo de esa naturaleza  no fui capaz de libarme del papel. Pero utilicé el iPad como herramienta de consulta ya que tenía la totalidad del temario y una innumerable cantidad de documentos de apoyo. Además con una aplicación como Ghostwriter y un stylus (un modelo capacitativo de Dagi) se pueden hacer maravillas tomando notas, que guardas en el propio iPad junto con todo lo demás. ¿Podría haber utilizado un ordenador portátil?. Claro que sí. Pero para mí es infinitamente más cómodo utilizar una tableta. Cuestión de gustos.

    En mi caso no es absolutamente necesario un iPad, ni para mi trabajo, ni para mis oposiciones, ni para mi ocio (me encanta almorzar leyendo la prensa o los blogs que sigo en el iPad). Pero es que tampoco me es absolutamente necesario el ordenador desde el que escribo este rollazo, ni la conexión a la red. Podría vivir sin ello. Pero hacen un poquito más agradable la existencia.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...