miércoles, agosto 31, 2011

Amazon lanza KPR, su formato propietario no ajustable

Leo en ediciona, scripta verba y en the digital reader una noticia que me sigue pareciendo inesperada, aunque no sorprendente: Amazon lanza su propio formato no-reflowable (no ajustable).

¿Qué es un formato no ajustable? Podemos definirlo por oposición: tanto mobipocket (el formato de Amazon, que ellos han renombrado como .azw), como ePub son formatos nativos para ereader porque la caja de texto se ajusta a la totalidad de la pantalla. No hay más retorno de carro que el fin de párrafo, y aunque cambies el tamaño de la fuente la caja de texto se va a seguir reajustando al tamaño físico de la pantalla.

Esto es imprescindible para los ereaders porque PDF es un formato de archivo no ajustable. Un PDF se genera para un tamaño de papel determinado (un tamaño físico definido), y con frecuencia el fin de linea es un retorno de carro. Adobe ofrece herramientas para mejorar el ajuste, pero no se puede estar en misa y repicando: Si quieres que el texto se ajuste perfectamente a la pantalla, no puedes predecir exactamente el aspecto, y viceversa.

PDF se creó como una de las posibles salidas directas para impresora, junto con postscript o DVI, el formato nativo de LaTeX. PDF garantiza que lo que se ve en pantalla es lo que va a salir por la impresora particular, empresarial o de imprenta, pero el problema de su ajuste físico lo conocéis todos los que tenéis un ereader de 6 pulgadas: aún apaisado, un PDF impreso para tamaño DinA4 (la mayoría, sobre todo en publicación académica) se presenta en pantalla de 6" con una fuente diminuta.

Cuando se convierte un PDF a ePub o mobipocket, el resultado es aceptable, pero no perfecto. En ePub es frecuente que la caja de texto quede fragmentada, con retornos de carro donde no debería haberlos. Si bien este problema es menos frecuente en mobipocket, en cualquier caso las ilustraciones quedan descuadradas.

Esto no es un problema para texto corrido, ya sea ficción o no ficción. Pero es una dificultad severa para las publicaciones de maquetación exigente (revistas, p.e.), dado que la experiencia de lectura está muy mediatizada por el continente, por la presentación: dónde se colocan las ilustraciones y cajas de texto, o los efectos especiales de fuente, desde letras capitulares a antetítulos e inserciones de texto.

Podemos definir también KPR para lo que no es su destino: no va a ser para los kindle, al menos no para los de 6". El problema sería el mismo que con PDF. Puede que sea para los DX, pero apostaría más por los todavía desconocidos Amazon Tablet, que le van a sacar juego al color y la mayor potencia y fluidez de la renderización.

¿Por qué KPR y no PDF? Yo diría que hay dos motivos, incluso si se trata (como sugiere Nate el Grande) de un envoltorio para PDF:

1) Amazon ha hecho del controlfreakismo un arte. Si no tienen control completo sobre un formato o dispositivo, no les sirve. Y no comparten el control. Dado que su plataforma funciona ya en los SSOO principales (tanto móviles como de escritorio), saben que sus documentos se van a poder leer en casi cualquier dispositivo.
2) Tienen que integrarlo en la plataforma Kindle, o no le ofrecerán al usuario las ventajas a las que le han acostumbrado: interoperabilidad de dispositivos, de anotaciones y de marcas, incluyendo la de última lectura. Si un usuario compra un documento (una revista, un ebook, lo que sea) en KPR y puede consultar sus anotaciones y citas en cualquiera de sus dispositivos, de la misma manera que usa con sus ebook en .azw/.mobi, mantendrá unificado el trabajo que lleva a cabo con toda su biblioteca. Los beneficios de comodidad y manejabilidad son evidentes.

Contando con que el tablet de Amazon es un hecho (y su CEO dijo aquello de stay tuned, con lo que diría que sí), diría que KPR es una de las bases para darle valor añadido a la tableta... y hacerla más valiosa para las editoriales, después del fiasco que les ha supuesto el iPad: las supuestas ventas zillonarias de revistas con las que Jobs & co les engatusaron no se han producido. Dado que el negocio de Amazon es distribuir contenidos de cualquier tipo, es muy posible que ofrezcan más ventajas a las editoriales que el iPad.

Ventajas, claro está, que tienen que traducirse en hechos si las editoriales hacen su parte. En otras palabras, si dejan de ver a la versión digital como una amenaza para su querido papel y consienten en bajar el precio de la e-magazine hasta hacerlo atractivo. Sí, señores: atractivo. Y dada la inmensa cantidad de contenidos atractivos y gratuitos disponibles en internet, atractivo significa hoy en día contenidos de alta calidad a un precio realmente barato. De menos de un dólar en muchos casos, y confiar en la economía de escala para vender más gracias a la compra impulsiva.

Vamos, que no soy muy optimista de que esta vez funcione.

9 comentarios:

  1. Barbara Vazquez2:44 p. m.

    A ver si lo he entendico bien. ¿Amazon va a sacar un formato con los mismos inconvenientes de cara al uso de ereaders que el PDF, solo que además solo se podrá usar en sus plataformas?

    ResponderEliminar
  2. Diría que no es primariamente para ereaders, sino para tabletos. Y sí, claro, si es propietario está para funcionar sólo en su ecosistema

    ResponderEliminar
  3. Alfredo Novoa1:09 p. m.

    Yo creo que lo deben de haber creado por motivos técnicos más que por otra cosa. Para tener más libertad para poder crear documentos más interactivos que con PDF que como dices está pensado para la impresión en papel.

    Estoy de acuerdo contigo con lo de los precios. O ponen las cosas muy baratas o hay cosas gratis de sobra para leer. También creo que es importante que haya sistemas cómodos de micropagos.

    ResponderEliminar
  4. Hummm... si al final es un wrapper para PDF, como .azw lo es para .mobi, se cae lo de la interacción.

    El problema de los precios es que no hay valentía para calcular y creerse un modelo de muchos pocos.

    ResponderEliminar
  5. Pablo Ortelli2:27 p. m.

    Muy buen analisis!

    También es posible que Amazon se quiera dedicar a los libros escolares y sobre todo de los texto académicos, que hoy por hoy están en pdf. 

    ResponderEliminar
  6. Pablo Ortelli2:28 p. m.

    Excelente informe!
    Yo creo que ademas Amazon esta pensando en libros escolares y sobretodo publicaciones académicas, ademas de todo lo que dices.

    ResponderEliminar
  7. Como bien se sugiere en scripta verba y apuntas aquí mismo, Amazon debe tener cacharrito de pantalla grande en capilla y el neo-PDF debe estar pensado para la fácil conversión y apropiación de los PDF orientados a la imprenta, vía un DRM de particular factura.

    El editor se resiente al suicidio, un suicidio inevitable por el puro hecho de que ya no puede ser dueño del canal.  El editor lo era en tanto que controlaba la imprenta y no importa que alquilase el servicio de imprenta. La nueva imprenta -la pantalla digital- no se puede controlar mas que procustianizandola, esto es rebajando sus propiedades para ajustarlas a los deseos de control y restricción de la difusión.

    La propiedad intelectual es el clavo legal ardiendo al que agarrarse, pero es algo que no puede durar, ya que Amazon facilita y promueve la edición directa por parte del eventual autor.

    ResponderEliminar
  8. Einyel752:02 p. m.

    Sale ya la entrada del nuevo tablet de amazon o qué? Estamos impacientes

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...