martes, agosto 30, 2011

En Microsiervos tampoco entienden el modelo de negocio de Google

No es mi costumbre dedicar tinta-e a la crítica de lo que escriben terceros, pero la verdad es que llevamos un verano de traca. El n-simo artículo sobre el peligro que supone la compra de Motorola por parte de Google para los demás fabricantes que implementan el SO del robot verde me ha obligado a tirar unas pocas líneas al respecto. De Microsiervos en RTVE: Google y Motorola, ¿de camino hacia otra plataforma cerrada?

Ya se ha enfriado el tsunami de comentarios en la blogosfera y fuera de ella tras la compra de Motorola por parte de Google. La compra estaba claramente motivada por la locura de la guerra de patentes: Motorola inventó el teléfono móvil, y tiene un portfolio de patentes que debería poner fin a la guerra so pena de empezar la competición de tirar fuerte de los cojones ajenos.

Pero no, una y otra vez se entendió la adquisición desde una óptica pomárica: "¡Ajá! Es que quieren hacer como Apple y controlar el hardware y el software". En el artículo que comento, el autor nos suelta esta lindeza:

12.500 millones de dólares son muchos millones y lo lógico es que Google quiera sacar partido de ellos. Los móviles de Motorola van a competir con el resto de terminales Android, y es poco probable que Google no aproveche la ventaja que eso le supone.
No tanto con las actuales versiones de Android, abiertas, pero si podría suceder en el futuro. Más aún teniendo en cuenta el feo precedente que sienta el hecho de que, a diferencia de Android para móviles, la versión de Android para tablets no es de código abierto, sino que la licencia es de Google.
Aunque en teoría una versión equivalente –común para móviles y tablets– debería serlo en el futuro. En teoría.
De otro modo a la larga, como ha sucedido antes, Google y Motorola se convertirían probablemente en otra plataforma cerrada o monolítica en la que hardware y software tienen un mismo origen.

Si Google ha tenido que desembolsar semejante cantidad es porque no le ha quedado otra. Después de que Microsoft Y Apple le vencieran en la puja por comprar el portfolio de patentes de Nortel, Motorola estaba en condiciones de exigir lo que quisiera, o Apple tiraba de billetera y daba jaque mate con las patentes: Verás, Larry, no sólo quiero estos zillones por las patentes, sino que me rescates la empresa.

Y andando. Eso, por no hablar de un rumor sin base, pero interesante: la experiencia de Motorola puede lograr que Google remate lo que no le está saliendo bien, Google TV.

Tanto da. La pregunta que no se hacen todos los que, como el autor, asumen que Google va a imitar a Apple controlando hardware y software es: ¿Cual es el modelo de negocio de Google? 


Dicho de otro modo, ¿De dónde vienen sus ingresos? Uno, dos, tres, responda otra vez.

La publicidad. Precisamente acusan a Google de ser una empresa de un sólo truco. Pero menudo truco, oiga. Google saca su parné, como me subrayó hace no demasiado Pío, el Enemigo, de la publicidad. Fin. Todo lo demás son complementos.

Android tiene sentido si está en todas partes, si con eso se favorece que los usuarios sigan usando su motor de búsqueda y haciendo clic en adsense. El paso a la Internet móvil no tiene marcha atrás, y el mercado de los SSOO de escritorio está ya saturado. Si no existiera un Android como SSOO mayoritario en dispositivos móviles, no sería ni mucho menos tan sencillo que los usuarios siguieran usando los servicios de búsqueda y la publicidad de Google.

Eso es la parte más inmediata de la jugada. A partir de ahí, viene una aún más grande: la publicidad geolocalizada. Efectivamente, todos usamos por la patilla Google Maps. Google es una empresa que busca maximizar beneficios, así que no tiene mucho sentido que nos lo den por amor al arte. Si a alguien le quedaba alguna duda al respecto, el triste cierre de Google Labs le debería quitar esas ideas improcedentes. Google Maps tiene sentido porque ya es la fuente nº1 de publicidad geolocalizada: cada vez que buscas en los alrededores de tu posición y haces clic sobre un restaurante, una farmacia o lo que sea que necesites para comprar, una campanita suena en uno de los millones de servidores de las granjas de Google y ¡zas!, la empresa le tiene que pagar a Google por esa inserción publicitaria.

Sencillo. Claro. No hay más cera que la que arde, a menos que te pirres por la conspiración.

¿Cuál es el modelo de negocio de Apple? El de toda la vida, vender PCs primero y Gadgets ahora a precio premium, complementado por los ingresos online de Applestore e iTunes. Es inevitable que vendan hardware y software como un todo cerrado, porque de otra manera no habrían sobrevivido.

¿Cuál es el modelo de negocio de Microsoft? Licenciar Windows y software de productividad. Lo demás son complementos: lo importante es que la mayoría de los PCs portátiles llevan de serie un Windows, y que las instituciones públicas, las grandes corporaciones y muchas empresas pequeñas (como la mía, dado que la mayoría de mis clientes usan software Microsoft y dependemos de algunos productos concretos sin equivalente en igualdad de condiciones - Excel y Visio, principalmente) pagan cada año sus licencias.

¿Cuál es el modelo de negocio de Google? Repitan conmigo: la publicidad. Por eso no licencian, sino que regalan, Android, y por eso necesitan que adquiera una posición dominante en el segmento móvil. Por eso también están intentando sacar Chrome OS al mercado, aunque con mucho menos éxito. Por eso se han dejado la pasta en Chrome. Lo único que importa es que usemos sus servicios y que estemos expuestos siempre que sea posible a Adsense. Y cuando usemos Google maps, más aún.

Por eso crearon la Open Handset Alliance, con muchos otros fabricantes además de Motorola. Por eso el SSOO va a seguir siendo libre (dentro de sus límites) a partir de la siguiente gran release, porque todo lo que dificulte la popularización de Android va en contra de su modelo de negocio.

Y por eso habría sido una asombrosa estupidez gastarse 12.500 millones de dólares en destruir su modelo de negocio en la plataforma móvil.

He hecho lo que he podido. Soy consciente de que esto de los modelos de negocio no es fácil de asimilar para el que todo el día, todos los días, sólo usa los productos de una marca. Pero ocurre que el mundo digital es, afortunadamente, más rico y complejo que el ecosistema de los zorros y los conejos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...