martes, septiembre 06, 2011

El Tablet de Amazon

Einyel75 me recrimina (de buen rollo, las cosas como son) que no he escrito nada sobre el casi existente AmTablet, como afectadamente le llaman los blogueros gringos dedicados al tema.

La verdad es que no pensaba escribir hasta que hubiera información fiable, y ya sabéis: un post así, sin fotos, no vale nada.

Y no hay foto.

Hay un bloguero que afirma que le han enseñado un AmTab y hala, media blogosfera revolucionada, haciéndose eco de lo poco que le han dejado contar , generando un zillón de visitas a TechCrunch e inaugurando una interesante variación sobre el viejo concepto de campaña viral. Han pasado ya 6 años desde el What is web 2.0 de O'Reilly, y lo que ha quedado claro es que hay que mantener la conversación sobre ti por todos los medios.

Hay decenas de análisis en español e inglés, por lo que no veo necesario hablar de características o precios que no han sido publicados. Pero sí quería recordaros una cosa: ¿Qué vende Amazon?

¿Aparatos?

Vale, sí. Literalmente.

¿Pero su objetivo es vender aparatos? Si fuera así, no ajustaría tanto los márgenes y emplearía más polvo de hada en definir cada nueva generación de productos. Si fuera así, tendría pavor en vez de adicción a la palabra "barato", porque lo barato no es aceptable para los productos que se desean. Nadie da duros a 4 pesetas, y lo barato, por lo tanto, no es muy deseable.

Por lo tanto, la historia de Kindle nos enseña - con sus bajadas de precios, y los regalos como la conexión inalámbrica por la patilla - que Amazon pretende otra cosa.

Amazon es un intermediario que ha inaugurado y copado el lucrativo arte de la recomendación social online. Amazon conecta al usuario con los contenidos que pueden tentarle para aligerar su cuenta de crédito. Los Kindle, ante todo, son vehículos destinados a que compremos libros de la forma más directa, cómoda y transparente posible. Su conexión está destinada a que podamos comprar libros en cualquier lugar.

Esto se aplica al Kindle DX: no nos querían vender el aparato, sino el medio para adquirir contenidos especiales. Fundamentalmente, académicos. Y vaya, resulta que las editoriales académicas no quieren abandonar el papel ni a tiros. Así que el DX no ha sido un éxito para Amazon, aunque sea el ereader de 9.7" más vendido de la historia. Pero vaya, Amazon no ha vendido muchos contenidos optimizados para ese formato, y no nos lo vendía para que subiéramos nuestros PDF por la patilla.

¿He dicho vendía?

Este mismo razonamiento nos lleva al destino del AmTablet: un tablet de precio muy contenido, destinado a vendernos más multimedia (pelis, series, música, ¿revistas?) de lo que ha conseguido una empresa, B&N, completamente centrada en el sector editorial. Si a esto le sumamos la pasión amazónica por el control, parece probable que el dispositivo salga mucho más cerrado y unjakeable que el nook de B&N.

El dato que me parece más interesante es que va a estar conectado con una especie de suscripción a contenidos de la que falta por confirmar los detalles. De hecho, es lo que me podría interesar: si Amazon acabara por conseguir una tarifa plana de libros, eso sí que sería una novedad. Y tienen el músculo y los contactos para lograrlo, si le transmiten a las grandes editoriales que un servicio así va en su beneficio.

Este post lo patrocina The Watcher, película realmente horrenda que se ha empeñado en ver mi señora y que me ha dado el empujón para escribir en vez de sucumbir a los primeros días de trabajo tras las insuficientes vacaciones.

19 comentarios:

  1. Ya veremos si la mítica tableta esa llega a España. Amazon solo vende pelis  digitales a EEUU y la música digital creo que también está limitada a los países de las respectivas tiendas. Por ejemplo, no se pueden comprar mp3 desde España. Se dice que la tableta incluirá el programa Prime (envíos gratis, compras dvd y te regalan la copia digital, etc), que también está disponible solo en EEUU.
    Si eliminamos la posibilidad de vender 2/3 productos (sin contar apps), me huelo que la tableta saldrá solo en EEUU en un primer momento.

    ResponderEliminar
  2. es muy posible que tengas razón. Sea o no así, sería un producto mucho más orientado al público americano que al europeo, al estar tan centrado en la venta de contenidos.

    ResponderEliminar
  3. Pablete2:04 p. m.

    A mi lo que me gustaría saber es qué va a pasar con el kindle actual de tinta electrónica (en concreto, con el K3 de 6 pulgadas). Quiero pensar que van a continuar vendiéndolo como hasta ahora, porque les asegura el liderato indiscutible en ese segmento, pero me temo que este paso para centrarse en el modelo tableta (con un estilo de ocio más multimedia, o al menos tan multimedia como escrito) tendrá como consecuencia un retraso mucho mayor en el desarrollo de nuevos dispositivos de tinta-e. Llevo tanto tiempo pensando en comparame uno, que ya no sé si tirarme a la piscina o esperar a que saquen el K4, dentro de un año o dos como mínimo ... (en realidad no me hace falta, porque tengo otro lector que me va bien de momento, pero siempre me ha hecho ilusión, sobre todo por la navegación web y por la posibilidad de subrayar y escribir notas).

    ResponderEliminar
  4. Lo malo (y es realmente malo) de Amazon es que no avisan de cuándo van a renovar, y te puedes encontrar con el pastel de comprarte un dispositivo y, a los 3 meses, enterarte de que sacan uno nuevo, más mejor y barato. 

    No preveo cuándo van a renovar el K3. No sé cómo lo pueden mejorar claramente desde su modelo de negocio, y no hay tecnologías nuevas. Y habría que ver qué pasa con el DX2, que lleva más tiempo y es algo más limitado, pero visto el éxito lo mismo no tiene sucesor

    ResponderEliminar
  5. Yo apostaría a que seguirán vendiendo el Kindle 3. Ahora, que haya Kindle 4 con tinta electrónica es algo que no me atrevo a aventurar.

    ResponderEliminar
  6. Se me olvidaba comentar que vi The Watcher cuando se estrenó y todavía me río cuando me acuerdo de Keanu bailando con las velitas. Qué peli más mala, por $Deity.

    ResponderEliminar
  7. Ha sido el motivador de escritura más inesperado. Yo aguanté 6 minutos de absurdos argumentales, y dediqué mis escasas energías al post que nos ocupa. Mi señora, que es muy disciplinada, de alguna manera le motivó el flim y se lo tragó entero

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias a los dos por vuestros comentarios. Supongo que lo acabaré comprando de todas formas, cuando se me estropee el Cooler o cuando no me duela en exceso soltar los 140 euretes que viene a costar con funda.

    Iba a puntualizar la frase de Juan Luis "No sé cómo lo pueden mejorar claramente desde su modelo de negocio, y no hay tecnologías nuevas". El caso es que no hay tecnologías nuevas en cuanto a pantallas, pero sí (a juzgar por los comentarios que leo por ahí) un amplio margen de mejora en cuanto a software y disponibilidad de apliaciones, que harían del Kindle un dispositivo mucho más útil y atractivo. Pero también es cierto que eso no iba a repercutir demasiado en el modelo de negocio de Amazon, que es la venta de contenidos. Así que, en definitiva, creo que la frase de Juan Luis es correcta, y no puntualizo nada.

    ResponderEliminar
  9. Einyel7511:04 p. m.

    Pues claro! Mucho blog en la galaxia, pero el nuestro es Tinta-e.

    ResponderEliminar
  10. ¿Alguien sabe si Amazon ha conseguido llegar a algún acuerdo con las editoriales españolas?. Porque aquí todo pasa por eso. Con el tablet y en lo que respecta a revistas no creo que tengan problema si no lo tuvo Zinio, aunque las diferencias de precio de aquí a USA sean brutales (las suscripciones a revistas americanas rondan los 2$ por ejemplar todo lo más, aquí cuestan un 10% menos que en papel).

    Y otra cosa más, ¿un eBook estáis seguros de que tendrá precio fijo?, lo digo porque a efectos de IVA no es un libro, es software... ¿lo será también a efectos de "ley del libro"?.

    Personalmente yo sigo con Amazon, era su cliente en papel, tengo un Kindle 2 pedido el mismo día en que empezaron a venderlo para España y cuando se rompa tendré un Kindle 3, 4 o lo que sea.

    Y en cuanto a la tableta si está en el rango de precios de que se habla, cae fijo. El tema no es si Amazon vende hardware o contenidos, el tema es que Amazon vende servicio y concretamente un servicio impecable. Mucho que aprender los de por aquí.

    ResponderEliminar
  11. Parece que los ebooks también están controlados por la ley del precio fijo, al menos es lo que me ha comentado la librería Cyberdark en una conversación hoy mismo: https://twitter.com/#!/cyberdark/status/113187150173970432 Casi seguro que los precios de ebooks serán iguales en Amazon que en cualquier otra tienda.

    En El País (medio cada día más fiable) apareció hace unos días un artículo en el que varios editores comentaban el desembarco de Amazon: http://www.elpais.com/articulo/tecnologia/Amazon/llega/Espana/septiembre/elpeputec/20110906elpeputec_4/Tes Por lo que entiendo, los acuerdos serán directamente con las editoriales y no con Libranda, plataforma que las editoriales están reconociendo como un aborto.

    ResponderEliminar
  12. Si el precio fijo aplica aquí, ¿qué me impide vender en español desde Amazon.com al precio que yo quiera?. Si seguimos con los ebooks de 24€ seguirá progresando el "mercado alternativo"... las indies americanas están vendiendo como nunca a precios muy bajos aprovechando el tirón, me resulta raro que nadie lo haya probado aun aquí.
    Pero en cualquier caso Amazon ofrece algo más que precio, servicio y experiencia.

    ResponderEliminar
  13. "¿qué me impide vender en español desde Amazon.com al precio que yo quiera?"
    Los contratos de distribución van por territorios, no por idioma, de ahí que no se puedan vender libremente en todo el mundo. Esto es por tradición con la distribución física, quizá dentro de unos años cuando los ebooks sean tan habituales o más que los pbooks cambie el modelo.
    Además, un pbook se considera que se vende donde está el almacén, mientras que un ebook se considera vendido donde está el comprador. Cosas de abogados, de nuevo.

    ResponderEliminar
  14. Ya, de hecho se dan cosas tan ridículas como que puedo comprar un libro que tiene los derechos comprometidos en español en su edición inglesa en papel en amazon.com y me lo mandan por correo pero no el ebook equivalente para mi Kindle... como resultado "resido" en el Palace de NY desde que tengo un Kindle ;-)

    Yo me refería más bien a ¿qué impide a una editorial independiente pequeña o a un autor publicar directamente en amazon.com y saltarse amazon.es y con ello la restricción de precios?

    http://www.angelesgoyanes.com/evolucion-de-la-concubina-del-diablo-en-amazon-kindle/

    Entiendo que la mayor parte de autores quieren ver sus libros en las grandes editoriales, pero eso es un fetichismo que desplaza lo que debería ser el verdadero objeto de deseo: el lector. Muchos autores norteamericanos están haciendo muy buen dinero (mucho mejor que con el papel) con los ebooks y amazon.com.

    ResponderEliminar
  15. Tal y como yo entiendo el problema, si el autor publica por su cuenta, puede poner los precios que le dé la gana donde le dé la gana, aunque está limitado por las condiciones que le imponga Amazon u otros distribuidores.

    Si le publica una editorial, se aplica la ley del libro tanto si vende en amazon.com como si vende en amazon.es. Con los ebooks, da igual donde está la tienda, lo que importa es dónde está el comprador.

    ResponderEliminar
  16. teleforma.me10:26 a. m.

    No estoy seguro al respecto. 

    http://www.amazon.es/casa-Riverton-Narrativa-Extranjera/dp/8466325069/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1318926276&sr=1-1

    http://www.amazon.es/gp/product/0330448447/ref=s9_simh_gw_p14_d0_g14_i3?pf_rd_m=A1AT7YVPFBWXBL&pf_rd_s=center-1&pf_rd_r=03QPM3PSBDX5PZ3TAPJZ&pf_rd_t=101&pf_rd_p=244298447&pf_rd_i=602357031

    No se si esto habla muy bien de la promoción de la lectura en España por parte de las editoriales ;-) o más bien de hacer caja descaradamente.

    El título en inglés tiene un 60% de descuento.

    ResponderEliminar
  17. Ese libro inglés no lo publica una editorial española, con lo cual no establece el precio una editorial española y, por lo tanto, no se aplica la ley del libro española.

    Debo corregir mi anterior comentario, ya que B&N sí vende ebooks españoles a precios no españoles, es decir, con más de un 5% de descuento, limitando la venta a clientes yanquis. Pero, que yo sepa, Amazon.com no vende libros (de papel) españoles con más de un 5% de descuento, quizá porque no tienen margen

    ResponderEliminar
  18. teleforma.me10:50 a. m.

    No veo el problema en estos tiempo en "domiciliar" la editorial dónde a uno le interese. No veo porqué editoriales originalmente españolas y autores españoles no pueden estar vendiendo sus obras a 2,99$ como están haciendo muchos anglosajones. Ni siquiera ahora mismo, pudiendo publicarlos directamente en amazon.com

    Entiendo que las editoriales han visto que su ventaja competitiva era el aberrante sistema de distribución que monopolizan y que el ebook se carga esa ventaja. Y también que la libre concurrencia de jugadores sean grandes o pequeños trae irreversiblemente una bajada de precios... pero no comprendo cómo creen que podrán mantener cautiva la literatura en español.

    Lo mismo pensaban las discográficas y así les va.

    ResponderEliminar
  19. las cosas como son, el libro electrónico baja brutalmente los costes de entrada al sector para pequeñas editoriales y autores independientes. Esto es importante para España, pero va a resultar completamente esencial para Hispanoamérica, donde viven nueve de cada 10 hablantes de español

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...