jueves, septiembre 15, 2011

Plastic Logic 100: ¿intento valiente o callejón sin salida?

Hace casi una semana, a Nate el Grande se le cayó su gozo a un pozo. Como nos suele pasar a todos los entusiastas de la tinta electrónica menos a Mariano (que prefiere que me entusiasme yo, porque él es un esteta), la resurrección de Plastic Logic había generado grandes expectativas... hasta que se ha sabido el precio del nuevo modelo. Inicialmente, entre 670 y 840 dólares.

Hummmm... ¿no era el precio al que iba a salir el producto en su vida pasada? Pues sí, más o menos, sólo que con una pequeña diferencia: su CEO tiene los suficientes contactos políticos como para asegurarse pedidos públicos, o eso parece


Hay que tener en cuenta que es una tecnología diferente a las existentes (con el ventajón de su extrema resistencia a los golpes, como podéis ver en el video a partir del minuto 2'40"). Pero vaya, esta tecnología es lo suficientemente diferente como para que necesite una línea de fabricación ex-profeso para ella, sin poder aprovechar líneas industriales como ocurre en el caso de Pixel-Qi.



Y claro, hasta que terminen de arrancar, les queda un largo camino para llegar a la economía de escala. Si ahora una pantalla de 7" tiene un precio menor a 50$ es porque se llevan muchos años fabricando, los procesos están muy optimizados, las líneas están rentabilizadas y se fabrican en número suficiente. Este éxito fabril no es fácil de reproducir, y es uno de los factores que explican el éxito de los tabletos y el fracaso de las tecnologías de tinta-e distintas a la electroforética de e-ink. E-ink ha tardado nada menos que 6 años en despegar, y lo ha hecho de una manera lenta, bajando los precios poco a poco y mejorando la calidad cada 18 meses. Recordad que el primer ereader que se vendía en Europa costaba 700 euros, y que ahora se puede comprar por la mitad un ereader de mayor pantalla, o por 130 un ereader de 6".

Si 700 euros era un precio inasumible excepto para los early adopters en 2006, ahora es casi cómico. Casi. Por la mitad puedes obtener un tableto con el que llevar a cabo muchas más tareas, o un ereader muy poco más pequeño (el Kindle DX 2), perfectamente probado y con una librería detrás. La resistencia del dispositivo no justifica ese sobreprecio.

Y ojo, un ereader ultraresistente y con pantalla sin retroiluminación es el dispositivo perfecto para estudiantes, que no se dejarían los ojos al trabajar con él hora tras hora y se podría lugar una duración considerable del dispositivo. Pero si para nuestras economías desarrolladas es una inversión muy fuerte, para la economía rusa ni te cuento. Para la economía de las familias, vaya, si no fuera porque la Federación va a invertir como poco en un generoso programa de pruebas.

Como veis, no les echo la culpa del precio. Si no tienen capacidad para fabricar los ereader antichoque en número suficiente, tienen que salir caros por narices. Y aunque tienen los apoyos que tienen, una fábrica que permita tales números cuesta mucho dinero, y no está claro que puedan recuperar la inversión vendiendo el número suficiente de dispositivos cuando bajen de precio.

Si esa fábrica llega a buen puerto, en unos cuantos años (¿4? ¿5?) se podría bajar el precio de los 400$, como indica Nate. Puede ser. Pero 5 años es una barbaridad de tiempo para la industria de IT, y la competencia no se va a quedar quieta. Dentro de 5 años es de suponer que las pantallas Mirasol, a color y con más velocidad de refresco, lleven al menos 3 años en el mercado, y es posible que las Liquavista también hayan aterrizado. Es posible, después de la inversión de 3M en Pixel-Qi, que las pantallas 3Qi se hayan abaratado lo suficiente y hayan mejorado los ángulos de visión como para ofrecer alternativas muy interesantes para el funcionamiento al aire libre.

De ahí el título del post. Lo de valiente en el intento tiene su miga, porque con pólvora del rey cualquiera es valiente. Aunque claro, me sé de algún español que conseguiría esa pólvora del rey y a cambio presentaría un powerpoint (como cierto spike-hair boss de cierto bajista). Y lo de callejón sin salida es probable, pero no seguro. Quizás la competencia no logre prosperar, y quizás plastic logic y su resistencia a los golpes acabe siendo una solución para ciertos nichos.

Por eso, lo dejo en pregunta y la lanzo: ¿Intento valiente, callejón sin salida? ¿Lo lograrán?

1 comentario:

  1. Aurimartinez15:54 p. m.

    Nombre: La eBookeriaemail: blog@laebookeria.comMensaje: Queríamos informarle sobre nuestro nuevo ebook “Publique su ebook en Amazon, sin morir en el intento” – esperamos que le guste!! – http://laebookeria.co

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...