domingo, mayo 23, 2010

Ereader como herramienta para textos 2: comentario y extracción de citas

Hace unos días comentaba una noticia en la que alumnos de Princeton habían rechazado al Kindle como herramienta de estudio pero no como lector de ebooks. Por otra parte, en la entrada anterior comentaba el uso que le estoy dando al kindle como herramienta para la corrección de textos. Como avisé, hoy toca dar un paso más hacia adelante y hablar de un uso más intenso y activo: un ereader (kindle en este caso) como base para el trabajo, comentario y extracción de citas de textos.

Uno de los múltiples beneficios que me han aportado los ereaders ha sido la lectura más frecuente de fuentes web, revistas o similares, que no leía por no imprimir y no dejarme los ojos. Sí, no tengo ningún problema en reconocer que soy un tiquismiquis con las pantallas de ordenador, porque por algun motivo la pantalla retroiluminada parece que me cansa más que a mucha gente. Era peor aún con las viejas CRT: en alguno de mis primeros curros me las veía y me las deseaba cuando la frecuencia horizontal de esos monitores baratos no se podía subir por encima de 65 Hz y al par de horas las líneas de texto empezaban a dejar rastros de ghosting en mi visión. Sea como fuere, los textos un poco largos saltan directos de la pantalla LCD al ereader que esté usando en ese momento.

El fin de semana no se ha hecho para estar en casa salvo causas de fuerza mayor. Y aunque mi alergia al polen de las gramíneas me tiene pensando en el Napalm urbano toda la semana, llega el fin de semana y hago tripas corazón. Como voy a estar hecho polvo de cualquier manera, agarro mi tumbona de Alcampo de 7 euros (tengo que dedicarle un post, pedazo de invento) y me tumbo a la bartola a la sombrita a leer. Los usuarios de ereaders ya gozáis de la ventaja gozosa de las pantallas EPD, que al contrario que las LCD (multisobadas incluidas) se pueden leer a la luz del sol con toda comodidad

Pues bien, he vuelto a coger con gusto una revista, Edge, que no leía últimamente tanto por tiempo como porque han tomado una deriva vedettista que deja a cierto egocentrísimo que yo me sé como tímido y retraido muchachuelo que jamás habla de sí mismo. Con todo, tras las celebraciones multitudinarias de crosslicking egos en sitios chic y gafapastismo rampante, de vez en cuando quedan contenidos como los de antes, provocadores y chulos. Un ejemplo: Digital Power and its Discontents.

Me ha motivado lo suficiente como para trabajar con él. No sé si acabará en un paper, protopaper o al cajón de los borradores, porque como ahora escribo por gusto me da un poco igual. Lo cierto es que he empleado las funcionalidades que todo ereader que quiera acabar en manos de estudiantes debería implementar de forma sencilla y eficaz: subrayado y anotado. En el Kindle, para subrayar tienes que desplazarte con el joystick ...

(No hay que sobar la pantalla! Penitenziagite!)

... Increible, ¿eh? Usar un joystick movido por el pulgar para desplazarte dentro de un texto.

Penitenziagite!

decía, te desplazas por el texto con el joystick, pulsas con el botón central si quieres empezar a subrayar y te desplazas carácter a carácter o línea a línea hasta que alcanzas a subrayar lo que deseas. Una pulsación del botón del joystick acaba con el subrayado. Y para las notas, tienes que situarte al principio de la palabra sobre la que vas a anclar la nota y ponerte a escribir con el teclado. Ya dije que el teclado da poca más velocidad que la de un smartphone, pero resulta más que suficiente para notas de menos de 20 palabras, que vienen a ser las que se emplean para la marginalia en los textos de papel de toda la vida. Un ejemplo:
No es sólo la comodidad de llevar encima tu biblioteca y poder anotar y subrayar. Al contrario que lo que dicen en el curioso artículo del Daily princetonian, subrayar con un kindle es algo más rápido y sobre todo exacto que usar un fluorescente de cuando yo era chaval, a menos que la mina del fluorescente sea de 3cm de grueso y permita subrayar párrafos con tres pasadas. Quiero decir, cada clic hacia abajo es una línea subrayada y te haces 3 clics al segundo por la velocidad de la pantalla EPD. Anotar, sí, puede ser más lento que escribir a mano, pero... tus notas no son dato muerto.

Efectivamente, cuando acabas de currar conectas tu kindle a tu ordenador, abres el archivo My clippings.txt y copias al portapapeles tus subrayados y notas que has ido haciendo. La primera vez que me percaté de que los subrayados eran citas y que, más aún, me habían ahorrado el nada despreciable trabajo de picármelas me di cuenta de que estaba ante algo gordo. Un ejemplo:

==========
Edge.org DIGITAL POWER AND ITS DISCONTENTS (Juan Luis Chulilla)
- Highlight Loc. 106 | Added on Saturday, May 22, 2010, 08:36 PM
internet utopians.
==========
Edge.org DIGITAL POWER AND ITS DISCONTENTS (Juan Luis Chulilla)
- Highlight Loc. 111-16 | Added on Saturday, May 22, 2010, 08:37 PM
It was published a week after yet another overhyped wave of Iranian protests came to nothing. But this time something was different in how that failure was explained in the media. Suddenly, I could sense some public frustration — even in The New York Times — about how the Internet could have actually thwarted the protests, making them more disorganized. That's something I really wanted to play with in that essay. But since the Wall Street Journal  wanted me to offer a critique of techno-utopianianism, I had to venture beyond recent events and see what kind of ideas are guiding governments in this space.
==========
Edge.org DIGITAL POWER AND ITS DISCONTENTS (Juan Luis Chulilla)
- Note Loc. 115 | Added on Saturday, May 22, 2010, 08:37 PM
enemigo del empoderamiento
==========

De repente lo que tenía, sin haber hecho otra cosa que leer, subrayar y anotar, eran fragmentos del esqueleto de mi artículo: citas textuales, citas de las que me iba a quedar la idea y mis propias paridas.

Lo dicho, lo que le falta a los ereaders es una pastillita con olor a papel acidificado (viejo) que vaya liberando la esencia poco a poco. E imitar al iPad y que el altavoz deje sonar un suave "wuoooosh" cada vez que pasas la página.

Amos, hombre. Menudo salto. No es sólo obviar el papel, su carga en la mochila, sus costes de todo tipo. Es producir dato vivo mientras trabajas con él. En vez de tener que dar dos pasadas al dichoso paper (como poco), una para leer, subrayar y anotar y otra para recoger tus notas, cuando acabas de leer y trabajar el texto las citas e ideas sugeridas ya te están esperando.

PS. Avanzando en el artículo me encontré con una referencia a Here Comes Everybody de Shirky. El contexto del artículo me despertó las ganas de leerlo y, mira por donde, estaba con un Kindle en las manos. Lo conecté a la tienda y me descargué el capítulo de prueba en 20 segundos, me lo liquidé y me gustó. No me lo compré porque era justo la hora de volver para casa, pero me lo pillaré en breve... y me quedé con la copla (y el miedito) a la facilidad que da la plataforma Kindle para acceder a los ebooks.

Ahora compárese este modelo (precio mejorable, pero decente, inmediatez, in-me-dia-tez) con la ocurrencia serendípica de comprar ebooks en librerías físicas, no sólo cañí sino al parecer que se va a adoptar por un consorcio francés. Por 1 euro, díganme fórmulas de éxito y fórmulas de fracaso en el modelo de negocio de ebooks, 1-2-3 responda otra vez.

12 comentarios:

  1. Qué bien está eso de echarse unas risas recién levantado con el café en la mano. ¡Penitenciágite!

    Sinceramente, pantalla sobada aparte, deberías instalarte el GoodReader y el iAnnotatePDF en un innombrable y probar a leer PDFs gordos con ellos, y a anotarlos (luego subes un PDF anotado al PC)...

    Claro, en medio de eso te compras el Straterfery... y la has cagado, porque te tiras el resto de la tarde jugando...

    Pero el iPad tiene cosas buenas. Ahora la aplicación de Amazon te muestra un avance de la futura versión 2.5 de los Kindles: van apareciendo en contexto subrayados de la comunidad en tu libro...

    Respecto a la potencia de anotado del Kindle, lo dije en su momento nada más tenerlo en las manos, ni siquiera el Nook (ya sabes que caí en la tentación) con su pantalla LCD le llega a los talones en rendimiento... Ignoro si el Alex será una metáfora del Kindle o del Nook (creo recordar que de éste último por el manual que leí)...

    ResponderEliminar
  2. Rafa, dos cosas:

    1) estarás conmigo en que un ereader, cualquiera, es imbatible e incomparable para leer al aire libre

    2) desempolva tu tablet y compra PDF annotator, que vas a comprobar la diferencia con ANOTAR con una interfaz apropiada (lápiz)

    de todas maneras, el PDF no es un formato eficiente para trabajar. No está pensado para eso. Los datos que produzcas al anotar y subrayar están muertos, o casi. Los mejores programas lo graban como un archivo manifest independiente, pero da igual, no son tan inmediatamente utilizables como lo que sacas de un mobi.

    .epub, claro, todavía no tiene formato de anotado integrado en el formato. Y ponte a extraer por tu cuenta las notas de ADE, que verás la risa que le va a dar

    ResponderEliminar
  3. c) y me has hecho sentirme un carcamal. Soy incapaz de considerar la opción de pasarme un rato jugando con nada que no sea un PC.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo7:57 p. m.

    Llevo ya unos meses siguiendo el blog y me he dado cuenta de que estás muy bien informado, creo que debes tener algún contacto especial.

    Así que aprovecho la entrada y el comentario para pedir consejo. Llevo años esperando a que los lectores de libros electrónicos maduren definitivamente, y cada vez estoy más harto de esperar y de usar el PC para estudiar. No importa cuánto haga para mitigar los efectos nocivos de la retroiluminación, se nota y mucho.

    Mi intención era dar el salto en verano y a lo grande (Adam y su panel 3Qi, o cualquier aparato decente que use la tecnología de Pixel Qi), pero tengo los examenes finales encima y no soporto trabajar con papel (poco eficiente) ni con LCD (agotador). Por lo tanto, y en función de lo que sabes acerca de la fecha de salida real de los primeros aparatos con 3Qi... ¿Me recomendarías comprar un lector ahora teniendo en cuenta que compraré Adam en cuanto salga?

    No voy a mentir, me parecería un poco absurdo gastarme un dineral por partida doble, la economía de un estudiante no da para mucho. Pero si puedes convencerme...

    PD: Aprovecho para comentar que, según tengo entendido, existen lentes especiales que supuestamente mitigan los problemas causados por los paneles retroiluminados. He investigado y no encontrado nada, pero lo suelto por si a alguien le interesa.

    ResponderEliminar
  5. Hola a todos...soy Pedro, que entré hace tiempo comentando sobre el entourage edge, que yo era muy partidario de él y me hicisteis ver algunos defectos y algunas reflexiones muy interesantes. Según un email que me enviaron, deberían empezar a venderlo hacia mediados de año en Europa..pero ya están tardando y yo necesito cada vez mas prescindir del papel.
    Yo trabajo sobre todo con PDF. Por lo que he leído de algunas revisiones bastante exhaustivas el reflow que tiene de los pdf es bastante bueno...en fin...habrá que ver...aunque aún faltan cosas por implementar.
    Lo que me ha llamado la atención es que el uso que yo tengo que hacer del "parato" es exactamente el que tú has descrito, Juan Luis, con el kindle 2.
    Es decir, leer, pequeñas anotaciones, subrayados...etc... y por supuesto poder acceder a ello de nuevo.
    Claro, con todo esto en mente, la metáfora del lápiz es potentísima, como señalabas en post anteriores. Pero en esta última descripción del kindle 2 me has hecho reflexionar. Aunque la metáfora sea tan sugestiva, la implementación (y más con el retardo de la tinta electrónica) dejará bastante que desear, por no hablar de la usabilidad de lo que hagas (¿podrás sacarlo del dispositivo y empotrarlo en el pdf en un visor "normal"?); todo esto me refiero con interfaces de lápiz (como el edge).
    En cuanto a lo que cuentas con respecto al kindle 2 pues, la verdad es que con esa facilidad de búsqueda y subrayado, rápida como dices...y sobre todo referenciable!! (justo lo que se necesita para escribir artículos científicos y no volverse loco), aunque el teclado sea algo engorroso, las anotaciones no pasan de un par de frases...y su usabilidad posterior es óptima...me da que pensar y eso que el kindle 2 no entraba en mis planes y, desde luego, no tiene las funcionalidades "extras" del entourage. Hombre, me tira para atrás que no admita una triste memoria usb ni tarjetas de memoria sd...etc...dependes mucho del ordenador...
    Pero quizás para esta primera generación, lo único que hay que pedir es que cumplan bien su función principal, las virguerías añadidas habrá que esperar hasta que madure más el mercado y la tecnología.
    Lo que te pido por favor (no descansaré hasta saberlo...!!! jeje) es que me digas si todo esto que describes se puede hacer con pdf, o es con otros formatos epub...etc...porque mi información está en un 95% en formato pdf y es con lo que tengo que trabajar. Si todo esto se puede hacer con pdf, me plantearía un kindle 2, además para poder empezar a trabajar ya.

    Muchas gracias por todo y que sepas que tu blog es una fuente valiosisima de información y reflexión (esto último mucho más importante).
    Por cierto, si alguien tiene el entourage edge ya...que cuente que tal, por favor...graciass

    ResponderEliminar
  6. Estimado anónimo:

    Me alegro muchísimo de conocer tu ejemplo. De hecho, me gustaría pedirte que lo ampliaras, porque creo que tu caso puede ser muy útil e ilustrador para muchos otros lectores. Dejo tinta-e a tu disposición, o linkaré a donde quisieras publicarlo.

    Y efectivamente, el estudio es un esfuerzo agotador para la vista de por sí, y si le sumas la pantalla LCD la fiesta está asegurada. No sólo se trata de mirar una pantalla, sino de concentrarte hora tras hora.

    No te voy a decir nada que no puedas encontrar en fuentes públicas. La política de comunicación de Pixel-Qi es extremadamente confusa, y la de Notion Ink es lamentable. Se supone que la salida del Adam se retrasa al otoño, pero tanto si sale en otoño como si cumplen el compromiso inicial, lo que me da miedo es el software.

    Piensa que, hasta la fecha, Google no ha autorizado a que nada que no sea un Smartphone salga con market. Si a eso le sumamos los medios extremadamente limitados de Notion Ink, mucho me temo que la parte software no va a estar a la altura del hardware.

    Y la parte software es la realmente importante con los ereaders. Uso ereaders desde 2007, he testado todos los ereaders a la venta en España y bastantes que no han salido acá, y he llegado a la conclusión que ésa es la diferencia esencial, lo que separa para mí leer de trabajar. Sigo pensando que las pantallas 3Qi tienen un potencial inmenso, pero a mí ya se me agotó la confianza a ciegas en las soluciones software que se adopten.

    Por lo tanto, si quieres un ereader para trabajar, lo importante es que las funcionalidades software respondan, que lo que produzcas con el aparato sea dato vivo que puedas reutilizar con rapidez y comodidad. HASTA DONDE SÉ, eso no va a cambiar de la noche a la mañana. Son relativamente pocos los ereaders que ofrecen soluciones viables para esa necesidad: los amazon modernos (2, DX), Alex eReader, entourage edge, no sabría decir si el DR-800... Ojo con los demás, porque aunque aportan soluciones hardware parecidas, su software está entre lo lamentable y lo insultante por no aprovechar las potencialidades que se les ofrece. es extremadamente confusa, y la de Notion Ink es lamentable. Se supone que la salida del Adam se retrasa al otoño, pero tanto si sale en otoño como si cumplen el compromiso inicial, lo que me da miedo es el software.

    ResponderEliminar
  7. Estimado anónimo:

    Me alegro muchísimo de conocer tu ejemplo. De hecho, me gustaría pedirte que lo ampliaras, porque creo que tu caso puede ser muy útil e ilustrador para muchos otros lectores. Dejo tinta-e a tu disposición, o linkaré a donde quisieras publicarlo.

    Y efectivamente, el estudio es un esfuerzo agotador para la vista de por sí, y si le sumas la pantalla LCD la fiesta está asegurada. No sólo se trata de mirar una pantalla, sino de concentrarte hora tras hora.

    No te voy a decir nada que no puedas encontrar en fuentes públicas. La política de comunicación de Pixel-Qi es extremadamente confusa, y la de Notion Ink es lamentable. Se supone que la salida del Adam se retrasa al otoño, pero tanto si sale en otoño como si cumplen el compromiso inicial, lo que me da miedo es el software.

    Piensa que, hasta la fecha, Google no ha autorizado a que nada que no sea un Smartphone salga con market. Si a eso le sumamos los medios extremadamente limitados de Notion Ink, mucho me temo que la parte software no va a estar a la altura del hardware.

    Y la parte software es la realmente importante con los ereaders. Uso ereaders desde 2007, he testado todos los ereaders a la venta en España y bastantes que no han salido acá, y he llegado a la conclusión que ésa es la diferencia esencial, lo que separa para mí leer de trabajar. Sigo pensando que las pantallas 3Qi tienen un potencial inmenso, pero a mí ya se me agotó la confianza a ciegas en las soluciones software que se adopten.

    Por lo tanto, si quieres un ereader para trabajar, lo importante es que las funcionalidades software respondan, que lo que produzcas con el aparato sea dato vivo que puedas reutilizar con rapidez y comodidad. HASTA DONDE SÉ, eso no va a cambiar de la noche a la mañana. Son relativamente pocos los ereaders que ofrecen soluciones viables para esa necesidad: los amazon modernos (2, DX), Alex eReader, entourage edge, no sabría decir si el DR-800... Ojo con los demás, porque aunque aportan soluciones hardware parecidas, su software está entre lo lamentable y lo insultante por no aprovechar las potencialidades que se les ofrece. es extremadamente confusa, y la de Notion Ink es lamentable. Se supone que la salida del Adam se retrasa al otoño, pero tanto si sale en otoño como si cumplen el compromiso inicial, lo que me da miedo es el software.

    ResponderEliminar
  8. Hola, Pedro

    Me temo que vas a tener que sacrificar algo, que no lo puedes tener todo y me explico: PDF no es un formato adecuado para trabajar con textos y estudiar. No es sólo el tema del reflow, que medio se ha solucionado (pero sigue siendo un problema). El peor problema que tienes es que PDF no se diseñó con el trabajo de textos en mente. Cada desarrollador que se ha enfrentado al problema lo ha solucionado de una forma diferente (p.e., como un archivo de metadatos referenciados de forma "dura", como los .manifest de iRex), pero en cualquier caso son soluciones a una carencia.

    Hasta donde sé, no hay disponible todavía un software para ereaders que solucione bien el problema de exportación y reutilización del marcado y anotado de texto. Francamente, un bitmap de escribir con lápiz es tan "muerto" informacionalmente hablando como un texto a lápiz en una fotocopia. En unos meses se liberará un producto que permite hacer esto, y muy bien, con un navegador, pero habrá que esperar noticias ;) -> Rafa, a ver si sueltas algún adelanto, hombre :).

    El problema es peor: ePub TODAVÍA no tiene una especificación de marcado y anotado. Como lo oís. El iDPF está trabajando en ello, pero pensándolo bien manda cojones que no exista algo así 2 años después de liberar el formato. Está claro que no pensaban en principio en el formato como herramienta de trabajo.

    Si no puedes abandonar los PDF, tendrás que conformarte con capacidades de anotado de momento extremadamente rupestres. No es culpa de los fabricantes sino de un formato no pensado para eso. Es como culpar a Word de que no hace bien cálculos complejos.

    Qué queréis que os diga, he usado mucho tiempo archivos .mobi (antes de mi primer ereader, los usaba con PDAs), y creo que son la mejor solución AHORA MISMO. Cuando ePub implemente nativamente el marcado y anotado, hablaremos, pero de momento es ADE, lo cual no anima a pensar en la reutilización.

    Pedro, si tu necesidad es urgente te aconsejaría un Kindle DX. Soy consciente de que los puse a parir, y creo que con razón, pero visto lo visto he tenido que cambiar de opinión a la vista de los resultados. No renderiza igual de bien que el DR1000 los PDF, pero es suficiente (en todos los papers que le he metido). SObre todo, convertir los papers con Calibre los hace realmente utilizables, hace que brillen las funcionalidades de subrayado y anotado. No seguirás con PDF, pero podrás anotar con el mejor combo que he usado, Calibre + Kindle.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo10:38 p. m.

    Gracias por contestar. Amplío la información:

    Soy estudiante de Derecho, así que necesito leer muchos textos. Este punto es básico porque hay que tener en cuenta que son muchísimas páginas y es realmente incómodo estudiar con los fuentes (físicas) que he probado, a saber:

    A) Manuales, la opción ''oficial''. Son caros (la media debe estar en unos 40 euros), pero eso no sería un problema si fueran realmente útiles. A mí me causan dos problemas insalvables.

    1) El contenido, excesivamente detallado y caótico cuando lo que uno quiere es preparse un parcial de la asignatura. Demasiada redundancia, no me resulta eficiente.

    2) El formato, que no podía ser más inadecuado. Cuando uno tiene que leer textos largos, lo último que necesita es que la información venga empaquetada en manuales ''tamaño bolsillo'' que pesan una barbaridad y a duras penas aguantas abiertos si alguien no los sujeta. Me parece una barbaridad, este tipo de material debería ser publicado en formatos más cercanos a DIN-A 4.

    B)

    Estudiar valiéndose del ordenador. Es una opción que me gusta más y que, de hecho, es la que vengo usando desde hace ya un tiempo.

    Existe el handicap de la falta de material, pero si uno sabe buscar puede encontrar apuntes decentes que, si bien carecen del rigor que puede encontrarse en los caros manuales, a mí suelen condensar mejor la información y salen completamente gratis. Hay apuntes mejores y apuntes peores, es cuestión de buscar bien.

    El problema es, obviamente, que cansa mucho. Para salir de un apuro da el pego, pero como método de estudio habitual es bastante lamentable.

    No he mencionado la opción de usar fotocopias porque la considero inviable. Ocupan demasiado espacio y suponen un engorro que no estoy dispuesto a sufrir. Un caos.

    ¿Cuál es la alternativa? Usar un lector de libros electrónicos.

    Yo estoy pensando en comprar uno ''pequeño'' (6'') por dos motivos: precio y movilidad.

    Soy estudiante y tengo unos 200 euros de beca que me dieron para comprar libros que no compré, así que sería estupendo invertirlos en el lector de libros.

    Y es importante la movilidad porque facilitaría mucho la lectura para los que, como yo, pierden al menos una hora diaria en trayectos. ¿Qué puedes hacer en una hora? Pues sacar cómodamente el lector y aprovechar esos minutos ''muertos'', sin tener que sacar carpetas y papeles o sin tener que aguantar un pesado libro de frágilas y pequeñas páginas.

    ¿Candidatos? Pues hay muchos, la oferta es amplia, pero yo iría por lo diferente, un lector con una base de usuarios lo mayor posible y características que aguanten el tipo frente a otros productos del mismo rango de precios.

    A priori, sólo se me ocurren dos: el Nook y el Kindle. Siempre pensé que el vástago de Amazon era el equivalente al iPod de los ''e-book'', pero empiezo a pensar que me equivocava, cosa que aumenta sus opciones.

    Tengo el dinero, pero también tengo miedo de arrepentirme. Acepto y agradezco sugerencias.

    ResponderEliminar
  10. Hola!
    Yo también llevo tiempo esperando un salto cualitativo en los ereaders que parece no llegar (tenía esperanza en el Adam, pero con lo que te acabo de leer lo tendré que reconsiderar). Lo últimos posts acerca del Kindel me están haciendo pensar que quizás debería dejar de esperar y comprarme ya uno. Yo también me dedico a la docencia/investigación (filosofía) y básicamente lo que quiero es, además de poder leer con comodidad la cantidad de pdfs que he ido acumulado en el disco duro (artículos, libros descatalogados, etc.), subrayar/anotar y disponer de estos textos con la comodidad de la que hablas en este post. Otra utilidad que me parece muy interesante (siempre los tengo abierto en el pc cuando trabajo) son los diccionarios. Por lo que tengo entendido, el Kindel trae un diccionario instalado (si no estoy mal informado uno inglés/inglés). Mi pregunta es la siguiente ¿sabes si se pueden instalar nuevos diccionarios (como se hace con un pc: desde el maría moliner hasta cualquier diccionario alemán, francés, etc.) o me debería conformar con el que trae instalado?
    ¿Crees que debo dejar de esperar y dar de una vez el salto? ¿Es el Kindel la mejor opción para lo que busco?
    Saludos y gracias por compartir tanta y tan buena información

    ResponderEliminar
  11. Anónimo4:29 p. m.

    ¿y... que opina del kindle 3 para estudiar libros de matematica o fisica?

    ResponderEliminar
  12. en teoría se pueden instalar los diccionarios que desees.

    El kindle para matemáticas o físicas tiene que tener renderizadas las fórmulas gráficamente o no se podrán ver bien, creo. Por lo demás, es una buena herramienta para estudiar en general

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...