viernes, marzo 06, 2009

Amazon iKindle, ¿un error fatal?

Llevo todo el día buscando un hueco para hablar de esta noticia, a la que he llegado a través de los comentarios de jkontherun y Ctitanic: Amazon acaba de liberar la aplicación que soporta a la plataforma kindle para iphone e ipod.

Ante todo, una precisión: kindle en su sentido más amplio es una plataforma completa de publicación de ebooks, que incluye la parte de servidor (ebooks a descargar, marcas y comentarios en los libros comprados, etc.), un vector (whispernet, el sistema vía móvil para transmitir los datos) y un lector, al que para mayor confusión se le llama igualmente kindle. Este lector, sin kindle-plataforma, no sería más que otro lector de ebooks basado en e-ink (y, además, feo).

Pues bien, todavía queda por aclarar cómo se han decidido a dar este salto. Para los propietarios de iPhone en USA, sólo tienen que bajarse la aplicación de la appstore del iphone y empezar a adquirir libros en la web de amazon vía el navegador. De momento, los propios libros no se integran en ninguna plataforma de venta de apple, ni appstore ni istore. Un punto buenísimo es que la parte servidor conserva y sincroniza marcas y anotaciones, de manera que se podrían consultar tanto desde un kindle-aparato como desde un iphone.

Ahora bien, hablo en el título de posible error fatal.

Hasta la fecha, kindle-plataforma era el cuello de botella definitivo. Un dispositivo completamente cerrado, una vía de comunicación cerrada entre servidor y dispositivo, DRM dura (variante de mobipocket). Se supone que esto era una garantía de Amazon a las editoriales de luchar con efectividad contra la piratería, con el interesante efecto colateral de que Amazon se situaba en el punto medio de ese magnífico cuello de botella: si quieres publicar ebooks, lo haces bajo mis condiciones.

Sin embargo, si el ebook pasa a poder ser leído en un iphone, el panorama cambia por completo. Sólo dos palabras, que diría el torero: jail break. Si no hay dispositivo que no sea compleamente incrackeable en cuanto se tiene contacto directo con él, parece evidente que el iphone es mucho más juankeable que el kindle-aparato. Y teniendo en cuenta que mobipocket también ha sido crackeado, podría darse la situación de que Amazon mantiene su posición de cuello de botella pero empieza un goteo de pirateo de ebooks comprados a la kindle-plataforma y leidos en iphone jailbreakeado.

Ooops

No descarto que me falte información, claro. Pero me parece innegable que la dificultad de sortear las protecciones de la kindle-plataforma ha bajado con ésto, y con ello se demostraría que el DRM estricto no es por sí solo una solución.

Y también ya les vale. Sacan los ebooks por un teléfono móvil, pero no se dignan a cruzar el charco y que podamos descargar esos libros usando ese mismo teléfono móvil. Fantástico.

Me pregunto a qué está esperando Sony. Se le va a pasar el arroz

11 comentarios:

  1. No te equivocas, no. Me juego un gallinfante adulto a que en unos días -sí, días- veremos el DRM roto en el aifon, y en un par de meses, el kindle abierto de piernas...

    "Me pregunto a qué está esperando Sony. Se le va a pasar el arroz".

    Je je, esa es otra. Seguro que están construyendo el aparato más privativo que puedan, de paso sacan un nuevo modelo de conector USB y de tajeta petapicocosaSD que sólo funcionará en su aparato... :-)

    ResponderEliminar
  2. "Todo es segun el cristal por el que se mire" (o algo asi), en este artículo:
    http://pogue.blogs.nytimes.com/2009/03/05/amazons-e-book-service/

    David Pogue, el guru de los gadgets del NY Times opina que esta estrategia de Amazon es simplemente genial... Y sus argumentos me parecen correctos, porque creo que saben que si (cuando) estos libros se piratean provocará mas ventas de libros que es lo que le deja dinero a Amazon.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Creo que esto pone más en el "candelabro" la cuestión del DRM y la viabilidad de alternativas como el DRM social u otras aún por popularizarse. O tienes la plataforma completamente cerrada o, como des la más mínima opción, llegará un cracker y reventará la protección.

    La mejor protección ya la tienen: la posibilidad de compra directa a través del aparato. Unido a precios bajos y que aún van a bajar más, la compra impulsiva protege mejor los intereses de autores y editores que el DRM más draconiano del mundo.

    En cuanto a Sony, EN TEORÍA habían aprendido la lección. Quiero decir, iban a admitir tarjetas SD, y tiro de memoria por las prisas, así como pdf y otros formatos generalistas.

    No, en este caso es un problema delicadísimo de gestión de tiempos, me parece. ¿Cuándo es pronto? ¿Cuándo es tarde?

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu artículo, Joel. Lo comento ASAP en el blog.

    Mientras, diré que no he visto en él nada acerca de la piratería. Aún me faltan datos, pero si lo he entendido bien es un comportamiento realmente rechazable. Me explico:

    a) genero el cuello de botella, justificándolo conque la plataforma es "cracker-proof". Todos los editores tienen que pasar por mi aro, por mi portal. No les dejo montar un portal por su cuenta o juntarse varios. Soy el intermediario imprescindible.

    b) como todos pasan por mí, reúno un volumen de contenidos muy rápidamente que realimenta la atención del público y de la prensa. Cuantos más volúmenes, más atractivo es mi plataforma. Con el sistema de recomendaciones, más fácil resulta que adquieran más títulos los usuarios

    c) cuando he llegado a una masa crítica, doy el gran salto hacia adelante: hago accesible el catálogo DEL QUE SOY INTERMEDIARIO a un dispositivo que está en millones de bolsillos.

    d) ese dispositivo es crackeable, pero el pirateo no sería necesariamente malo PARA MÍ. Es como el pirateo de las consolas: al que joroban es a la empresa que crea el juego, porque de todas maneras el fabricante de consolas va a seguir vendiéndolas. Lo de Amazon no es igual pero sí parecido: ellos no asumen como el editor y el autor el coste de oportunidad de cada volumen pirateado. De hecho, el pirateo apoyaría sin duda la venta de kindles, daría aún más popularidad a la plataforma y atraería miradas de más usuarios que acabarían cayendo en compra impulsiva.

    Me faltan datos, insisto. Pero si es como digo, no es erróneo: es malicioso. De momento he perdido las prisas porque Amazon desembarque en España.

    ResponderEliminar
  5. Vamos a tratar de aclarar algunas dudas. El formato que usa Amazon de DRM es el mismo de Mobipocket. En realidad, si bajas un libro gratuito (los hay) en amazon y renombras el archivo como prc o incluso .mobi podrás leerlo en el Mobipocket Reader en cualquier ordenador. Por qué si es el mismo formato no se puede leer un libro comprado en Mobipocket en un Kindle? Pues hay acuerdos entre las dos tiendas para no permitir ese uso. El Kindle ID que es una cadena que identifica cada Kindle, tiene siempre incluido un *, y la tienda Mobipocket no genera DRM para ID que tengan un *. La misma técnica usa la tienda Fictionwise pero un poco más flexible en su cadena de ID por lo que ya existe un hack donde permite generar un ID desde el ID del Kindle que puede ser usado en Fictionwise, luego se toma el libro comprado y se le pasa un script que reconvierte del DRM para el verdadero ID del Kindle.

    En el caso del iPhone Kindle el mismo usa el mismo DRM del Kindle, quiero decir el mismo formato.

    Teoricamente, si el Mobipocket DRM es craqueado el del Kindle también lo es. Por qué no lo han craqueado, pues mi explicación es que al ser el Kindle un lector usado en los EEUU donde hay leyes más fuerte para la piratería y ser un lector usado por una minoría que lee, y por lo general esa minoría pertenece a una clase más educada y con más recursos, pues no ha surgido esa demanda a que sea craqueado. Eso es todo.

    ResponderEliminar
  6. En otras palabras, no creo que el DRM del Kindle no haya sido craqueado porque el Kindle es incraqueable porque una semana después de su salida ya habia cracks para usar material DRM de otras tiendas en el Kindle. No ha sido craqueado porque no existe esa demanda fuerte para que lo crackeen.

    ResponderEliminar
  7. Frank, me vienes al pelo. El hecho de que seas usuario de kindle allá al otro lado del charco nos permite ir mucho más al grano.

    ¿Existe alguna posibilidad de que los archivos del kindle salgan del circuito cerrado [servidor/kindle(aparato]? Hasta el iKindle, la única forma de leer ebooks de amazon era en su kindle-aparato,y en teoría toda la información circulaba entre el kindle-aparato y el kindle-servidor a través de telefonía móvil.

    En otras palabras, antes del kindle para iPhone no había forma (sencilla, al menos) de acceder al archivo. Ahora (en teoría) es bastante más directo poder acceder al archivo. Y el DRM de mobipocket ya ha sido crackeado.

    Estás empleando un argumentum ad consequentiam - no se piratearán los archivos de los ebooks de kindle porque su público mayoritario es cultivado, y ese tipo de público no hace esas cosas. El contraejemplo es la cantidad de ebooks universitarios, humanidades incluidas, que circulan por las redes de pares.

    Corrígeme si me equivoco: hasta la fecha, el peor problema para los crackers era acceder a los archivos del kindle. Ese problema lo solucionarían con ikindle y jailbreak.

    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  8. Al hilo de este tema, en este otro articulo publicado en 'The Guardian':

    http://www.guardian.co.uk/technology/blog/2009/feb/09/kindle-ipod-books-piracy

    dice el autor que el 'pirateo' de libros hace falta para impulsarlos, no en el sentido de mi anterior comentario, lo que dice este periodista es que el pirateo de libros seria un factor externo que impulsaria a la industria editorial a moverse y mejorar tanto las plataformas como la forma y los medios de distribución si no quieren 'sufrir' lo que la industria discográfica. Yo no estoy de acuerdo mas que parcialmente con este planteamiento, es decir que una industria, necesita que se le mueva para cambiar y modernizarse. Lo malo es que los usuarios finales son los que siempre pagarán el pato.

    Un saludo

    Joel

    ResponderEliminar
  9. Aunque no tenga nada que ver con el tema del post, me gustaría plantear una pregunta al autor del blog. ¿Los LCD sin retroiluminación pueden considerarse como e-ink? Por ejemplo, Funai ha desarrollado esta novedosa (o no tan novedosa) tecnología:

    http://www.theinquirer.es/2008/11/18/funai-desarrolla-un-nuevo-tipo-de-lcds-sin-retroiluminacion.html

    ¿Habría mucha diferencia en cuanto a la comodidad de lectura entre una pantalla electroforética de e-ink y una LCD sin retroiluminación? ¿Podríamos leer, por ejemplo, "Guerra y Paz" de Tolstoi o "El Quijote" en una pantalla de LCD sin retroiluminación, sin que los ojos nos hagan chiribitas, sin que la cabeza nos de más vueltas que un tiovivo y sin que nuestra capacidad de concentración en el texto se vaya al carajo (algo que a mí me suele pasar cada vez que leo un texto con más de 1.000 palabras en mi pantalla LCD retroiluminada)? A este respecto, los de Funai afirman que "la claridad de las pantallas es similar a la obtenida en texto imprimido en una hoja de papel", según dice la noticia.

    Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
  10. @Joel: Gracias por la referencia. La voy a comentar en un post independiente. En cualquier caso, lo que no acabo de ver es por qué hay que repetir el mismo proceso en el mundo editorial que el que ha sufrido la industria musical. A mí se me ocurren dos factores externos que podrían impulsar el libro electrónico: 1) la crisis económica (algo habrá que hacer para revitalizar las ventas) y 2) la posibilidad de hacer más dinero: si se da con el cóctel exacto de comunicación, precios y plataformaS (e insisto en el plural, a menos que me demuestre lo contrario Amazon cada vez me da más miedo) que permita aprovechar la disminución de costes de los ebooks, hay gente que puede hacer mucho dinero, y mucha gente que podrá hacer algo de dinero. Cada vez creo menos en la dualidad obligada DRM draconiano / pirateo masivo.

    ResponderEliminar
  11. @Juan Carlos: he probado brevemente LCDs sin retroiluminación (jetbook) y mi impresión es que son cómodos, pero no llegan al contraste y nitidez de las pantallas electroforéticas.

    Para mi la existencia del color es completamente intrascendente para un lector de ebooks: lo que quiero de un dispositivo así es poder leer largo rato cansando la vista lo menos posible, y después marcar y comentar.

    LO que hoy hay en el mercado de LCD sin retroiluminación es correcto, pero para competir creo que tendrían que ser más agresivos y diferenciarse de los ebooks hacia abajo. A igualdad de precios, e-ink tiene cierta ventaja.

    El desarrollo de este sector está más cerca de lo que parece de una singularidad, como las que ha tenido la informática personal: las barreras superadas de los 6000$, 2000$, 1000$, 500$ y 300$, hacia abajo. Para superarlas hay que apostar cuando el momento es apropiado, confiando en que las ventas te compensarán la bajada de beneficio por unidad. Lo que ha pasado con la singularidad que ha protagonizado el EEE, y lo que PUEDE que le pase a los lectores de ebooks

    Bienvenido, por cierto

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...