martes, agosto 31, 2010

Acotaciones sobre Libranda en su "segundo round"

Partamos de la base de que hace falta que las editoriales se pongan las pilas de una vez y hagan llegar los ebooks al público en precio y condiciones razonables.

Dicho esto, la "noticia" del último día de agosto es: ebook, segundo asalto; o también, "qué entrañablemente español es eso de reventar antes que rectificar".

Muchos ya habréis leido el artículo, por lo que me gustaría concentrarme en algunas perlas del mismo
"Es cierto que se habló mucho de los DRM, pero es porque el iPad y el Kindle [los ereaders de Apple y Amazon] tienen su propio DRM y nosotros no tenemos estas tiendas vinculadas a Libranda. Pero ya estamos en negociaciones con ellos y lo ideal es que antes de Navidades hayamos llegado a un acuerdo", sostiene. Si esto sucede, el usuario que posea un Kindle o un iPad ya podrá leer libros distribuidos de las grandes editoriales españolas en sus dispositivos. Para Larrauri, además, de cara a finales de año aparecerán más dispositivos que impulsarán el mercado.
Vamos a ver: como quiera que han llovido las críticas porque la implementación de DRM (Adobe Digital Editions) era particularmente incómoda para los usuarios y propensa a fallos (de aquellas lluvias vienen estos lodos, y mira que se les dijo que ADE no es universal para todos los ereaders)... ¡El problema es que el iPad y el Kindle tienen su propio DRM!


Tócame los pies.

Por una parte, ¿DRM de iPad? ¿Cuál, su implementación específica de ePub+ADE... o su app de Kindle?

Por otra parte, ¿Qué cojones, repito, cojones tiene que ver el DRM de Kindle, que si es algo es transparente para el usuario, que no tiene que pasar ni la más mínima dificultad para comprar un libro en whispernet/kindle, con los mil y un dolores de cabeza que proporciona la solución a tres bandas de DRM de Libranda?

La verdad es que es una versión FUDescamente creativa de "el perro se me ha comido los deberes".

Para acabar de enredar, el problema se solucionará cuando lleguen a acuerdos con Apple y Amazon. Sin que eso conecte con el problema específico del DRM de Libranda, la cosa aún se enloda más, porque ¿De qué sirve una plataforma intermedia para vender libros de Kindle, si la virtud de Kindle es la conexión directa? ¿Habrá que pasar por Libranda antes de conseguir libros de esas editoriales Librandeadas para un Kindle? ¿O Libranda se limitará a señalar que el libro en cuestión existe, está acotado y, como todos los demás, te lo podrás descargar con un par de clics de tu Kindle?
Penitenziagite!

En una dura competencia por ver quién dice la parida más sonada, tenemos la siguiente perla
En su opinión, hablar deboom para esta navidad es optimista. Será importante ver cómo se cierran esos acuerdos con Amazon y Apple, pero precisamente desde que apareció el iPad, los modelos menos competitivos de ereaders han ido desapareciendo del mercado: iLiad, Cooler y hasta el lector de Microsoft (Courier), que murió antes de nacer. El último fue el lector comercializado por El Corte Inglés, el Inves Book 600. Los grandes almacenes dejaron de venderlo la semana pasada. "Si los dispositivos más asequibles desaparecen, ¿cómo va a repuntar el mercado por mucho acuerdo que se firme con Apple? ¿Cuántas economías domésticas tienen a su alcance comprar un Ipad?", se pregunta Acuña. La versión más barata de este dispositivo cuesta hoy 488 euros. Con este panorama, "no creo que se masifique el consumo de ereaders a corto plazo por mucho que nos digan que será el regalo estrella de las Navidades".
No sé si es cosa del redactor o del entrevistado, pero es bastante tremendo: los 450 lerus del iPad han hecho desaparecer a los "modelos menos competitivos", poniendo en el mismo saco al pobre iLiad y al modelo de 2008 de Netronix, digo Cooler, digo Invesbook. Claro, no tiene nada que ver que Barnes & Noble hicieran un bonito ejercicio de dumping, tiraran el precio por debajo de 150$ y dejaran a todos los pequeñitos con los pantalones bajados. Es sencillamente imperdonable esa frase de Si los dispositivos más asequibles desaparecen, porque es un cóctel impresionante de nulo conocimiento del estado del arte del sector y FUD de grano grueso. El kindle 3 no tiene pinta precisamente de desaparecer.

No es sólo que la gente no lea... en tabletas de cualquier tipo, porque se acabará tostando la vista exactamente igual que con un portátil. Es que, efectivamente, el mercado ebookero no despegó con precios de 500 euros, ni con 300. Pero con 160 euros puesto en casa... la cosa cambia sustancialmente.

El problema no lo tenéis vosotros, lectores de tinta-e, que con todo lo que se está posteando en este blog y en otras partes podéis detectar sin esfuerzo una parida así. El problema lo tiene la persona que ha empezado a oir campanas de los ebooks, como una madre que me encontré en un parque infantil de Uña (Cuenca), que me vió leyendo en el kindle y que me preguntó cómo iba la cosa de los ebooks. Si depende informacionalmente de los periódicos nacionales (grave error compartido por muchos, que dedican horas valiosas de su tiempo a "informarse" así), se quedará con la copla de que los ereaders baratos están desapareciendo, que lo que más se vende es esa cosa de 450 euros... y que más le vale esperar, quizás al año que viene.

O lo que es lo mismo, justo lo que ciertas editoriales desean (infantilmente).

Penitenziagite!
Penitenziagite! Watch out for the draco who cometh in futurum to gnaw your anima! Death is super nos! Pray the Santo Pater come to liberar nos a malo and all our sin! Ha ha, you like this negromanzia de Domini Nostri Jesu Christi! Et anco jois m'es dols e plazer m'es dolors... Cave el diabolo! Semper lying in wait for me in some angulum to snap at my heels. But Salvatore is not stupidus! Bonum monasterium, and aqui refectorium and pray to dominum nostrum. And the rest is worth merda. Amen.  No?

Y finalmente, con ustedes, el IMPERIAL EPIC FAIL que encamina a los "esfuerzos" de los Librandeados al abismo:
El precio de los libros electrónicos no parece tener una solución fácil. Los editores consultados por este periódico, y que forman parte de esta plataforma, no se han mostrado muy receptivos a que haya una rebaja del precio delebook a corto plazo. "De momento no está prevista. Hay muchos agentes literarios que te marcan en el contrato no rebajar el precio en el libro electrónico. Eso sí, creo que esto cambiará cuando comiencen las ventas masivas", afirma Blanca Rosa Roca, editora de Roca Editorial. Xavier Mallafré, director general de Grup 62, tampoco ve a la larga una bajada de estos precios: "Las nuevas tecnologías permiten unos ahorros de un 30%, que son los que se están trasladando al precio del ebook. De todas formas, si lo comparamos conotras modalidades como el cine y el teatro, creo que el precio es bastante competitivo".
O sea, la lámpara la rompió Manolito, o la culpa la tienen los agentes literarios. Sobre todo esos agentes que ni por asomo pactaron nada de los ebooks cuando eran inimaginables en los 90.

Las ventas masivas comenzarán... en un universo paralelo. Porque en éste, si la diferencia de precio es de un 5-15%, el público, el olvidado cliente de la editorial, se sentirá estafado y probablemente más proclive a usar medios P2P que si se encontrara precios que respondan a sus espectativas.

Y la perla final: ese ahorro posible de un JODIDO TREINTA POR CIENTO. Eso es derramar agua con alegría para que se desborden los vasos que contienen la paciencia de muchos clientes potenciales. O sea, el ahorro potencial (no posible hasta ahora) de un título de papel a 20 euros sería... ¿14 euros?  Corrijo: ¿de 6 euros? ¿la versión ebook costaría 14 euros en el mejor de los casos?


¿Y qué hay de los ahorros de maquetación (sorry, pasar por indesign y volver a un formato reflowable y plano es de mandriles), impresión, almacenamiento, distribución y venta al menor)? ¿Qué ocurre si no te queda ningún ejemplar sin vender? ¿Si en vez de limitarte a la parte alta de la cola, de las estanterías más visibles, tienes un sistema de recomendaciones que va a acertar como lo llevan haciendo en USA 10 años (y que mi bolsillo sufre)?

¿Y qué hay de esos libros descatalogados, de esas obras cuya digitalización va a ser rentable a partir de las 50 obras vendidas a un público potencial de 400.000.000 de hispanoparlantes?

Todo esto me ofende personalmente, y mucho. El ebook es un vehículo sin igual de divulgación de la cultura, y como tal debería ser tratado. Con el IVA reducido, pero con personas responsables y éticamente mencionables.

46 comentarios:

  1. Anónimo9:00 a. m.

    Bueno Juan Luis, a veces parece que el que no tienen ni idea eres tus, tus aportaciones casi siempre son igual de tendenciosas y rasgadas que esas otras que criticas. Pero en fin, todo tenemos opiniones, y la tuyas muchas veces son tan infundadas y superficiales como las de los demás. ¿vemos la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio?

    ResponderEliminar
  2. PLAS PLAS PLAS PLAS!! Bravo!! poco más se puede agregar. Veo arriba que alguien anónimo habla de aportaciones tendenciosas... lo siento, como usuaria INFORMADA y CRITICA no veo que sean tan infundadas las opiniones de esta entrada, cada quien defiende sus intereses y eso es 100% aceptable, y mejor aún cuando no se hace con identidad no anonima

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9:41 a. m.

    Hablando de recomendaciones:

    http://blog.biblioeteca.com/2010/08/recomendaciones-de-libros-personalizadas/

    ResponderEliminar
  4. Estimado anónimo, has cometido dos errores: uno, creo que para criticar hay que tener la suficiente bonhomía como para dar la cara y, dos, lo tuyo no es una crítica sino una descalificación, porque afirmas "ostentóreamente" que no tengo ni idea desde tu fundada posición de anónimo, sin ofrecer el más mínimo argumento al respecto.

    Si tanto te molesta lo que digo en mi blog, tienes una enorme Internet a tu disposición. Y si realmente te importa replicar a lo que afirmo en el post, ya podrías tomarte la molestia de discutir lo que afirmo.

    Tengo sospechas de al menos dónde curras. Entiendo que has leído rápido en la oficina para ponerte a currar. Te recomiendo que leas el primer párrafo y, si te pones, que leas lo demás con un poco más de atención: en ningún momento me verás extendiendo los errores repetidos de Libranda a la industria editorial española.

    Si resulta que curras para Libranda, sólo te puedo decir que lo siento. Por ti, por las editoriales y por el público lector de habla hispana.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, es innegable que el iPad ha influido y mucho en los grandes cambios que ha sufrido el mercado de lectores de ebooks en los últimos meses. Más que nada porque ha acelerado la bajada de precios de los grandes y el genial reposicionamiento del Kindle como aparato especializado en lectura.
    A mi lo de Libranda no me preocupa demasiado. O "afinan" su política empresarial, o serán arrasados por la piratería. Yo creo que saben perfectamente que todo aquello que no se parezca al modelo de Amazon (compras con un click, lectura en 60 seg, precios ligeramente por debajo de 10€) no va a funcionar. Pero van a estirar al máximo la transición, eso no hay duda.

    Por cierto, Juan Luis sobre el iPad, cómo te mosqueas con el iPad ;). Parece que te toca la fibra sensible. ¿Sensibilizado por las tonterías que se leen en los medios de comunicación? XDXD. En fin, me parece un aparato estupendo de gran utilidad y complementario con aparatos como el kindle (¡ya tengo el 3!). Eso de que el iPad "te quema los ojos" es una exageración que en mi experiencia no se aplica a la mayoría de la gente. Se puede leer perfectamente en ambos siempre que no seamos especialmente sensibles. Yo los uso a diario indistintamente y los disfruto mucho.

    ResponderEliminar
  6. El propio Jobs trataba con displicencia a los ebooks, enrique, y si algo va a tener éxito de los ebooks en el iPad creo que es su cliente Kindle, aunque me puedo equivocar.

    Lo que tengo en contra del iPad es su papel en la involución de Internet, como digo arriba. Eso, y el elitismo consumistatecnológico, que me toca la fibra sensible porque precisamente me importa y motiva un equipamiento cada vez más barato (o tendente a lo gratuito gracias al reciclaje de verdad) para que los beneficios de Internet lleguen a todo el mundo y no sólo a los que lo puedan pagar.

    Finalmente, la pantalla del iPad cansa la vista como cualquier otra pantalla retroiluminada, ni más ni menos (quizás más debido a los cambios constantes de ángulo, aunque habría que estudiarlo). Para leer textos cortos da la talla, pero para leer libros no. Y para leer texto, siempre se agradecerá (tus ojos te agradecerán) una pantalla sin retroiluminar. Te recomiendo que uses instapaper en tu estupendo Kindle 3

    ResponderEliminar
  7. Sobre las "peculiaridades" de Steve Jobs mejor no opino, sobre todo cuando trata de vendernos algo XDXD. En fin, es normal, es su trabajo. Coincido contigo 100% en que la Kindle App jugará un papel fundamental en el papel del ipad como lector. En mi caso es así sin ninguna duda. Pero tampoco hay que despreciar que dé soporte a las principales tiendas, lo que hace que sea un lector muy flexible. Actualmente no hay ningún lector eink que permita usar libros de las principales tiendas del mercado y eso es una fuerte ventaja competitiva, al menos en USA. Stanza también es una gran aplicación.

    Es verdad que el iPad tiene un carácter elitista, pero también es verdad que está muy bien diseñado y construido, por no hablar de que es novedad y está abriendo un mercado. Esas cosas en nuestro sistema económico hay que pagarlas. Estoy seguro que dentro de un año el mercado será diferente y habrá opciones disponibles para todos los bolsillos.

    Yo también pienso que el Kindle es más cómodo para largas sesiones de lectura que el iPad, pero fundamentalmente por el peso y los reflejos en exteriores (he acabado poniendo un filtro antireflejos). Llevo ya tiempo leyendo con el iPad y no me molesta especialmente la iluminación. Incluso diré que la presentación del texto es más "bonito" en el iPad que en el Kindle, especialmente en Stanza, aunque puede que eso cambie en el K3. ¿Por qué el Kindle no tiene guionado? ¿Alguien lo sabe?
    Por cuestiones profesionales he tenido que documentarme algo sobre los efectos de monitores y pantallas iluminadas en la vista. Según la documentación médica a la que accedí en su momento, recomendada por un oftalmólogo, la iluminación en las pantallas no es el problema. Sí puede serlo la iluminación excesiva y el alto contraste, la falta de lagrimeo en el ojo, el exceso de horas esforzando el ojo a cortas distancias (no sólo en pantallas, sino también en papel), el exceso de reflejos, etc. Pero parece que no hay evidencia científica de que la retroiluminación sea mala en sí misma. El ojo no distingue entre luz emitida y reflejada. Los factores que molestan son otros. Es una pena que no conserve la documentación para poder enviártela.

    Sobre el Kindle 3 (wifi), recién recibido, todavía no puedo opinar porque está recibiendo su primera carga, pero tiene muy buena pinta. Ayer leí que el desarrollador de Instapaper va a dar un soporte especial a las nuevas características del K3. Ya lo conocía en mi K2. De todas formas de momento he preferido usarlo en el iPad ;).

    ResponderEliminar
  8. Al anónimo del primero comentario. Te ruego que debatas ideas con ideas. Argumentos con argumentos. Y si no tienes nada que decir, simplemente que te calles.

    Intentar "matar al mensajero" porque dice verdades como puños sobre los IGNORANTES que llevan en sus manos la industria del libro en este país, es digno de un miserable.

    Espero ansioso tus argumentos que rebatan lo que, a mi entender, tiene toda la razón Juan Luís.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo10:59 a. m.

    Juan Luis, vuelves a caer en las presuposiciones tendenciosas al pensar que trabajo para Libranda, al ver que alguien dice que estás equivocado ya partes de la base de que es un asalariado del MAL, de Libranda. Pues te equivocas, no trabajo para Libranda, ni me gusta Libranda, ni creo que sea algo más que un tiento sin sentido. Lo que no quita que discrepe de tus opiniones, y considere que son sin fundamento.
    Creo que partes de premisas como que el Kindle en la caña y que las condiciones y precios ebook tienen que ser de x manera; y amoldas tus explicaciones e interpretaciones a esas premisas preestablecidas sin base. Creo que debería ser al contrario, contemplar movimientos, analizarlos, hacer pruebas, sopesar y luego opinar en función a todo eso, sin prejuicios fuertes de antemano.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo11:03 a. m.

    Por cierto, no te creas tan importante para que los de Libranda estén pendiente de ti. Ese ego te puede jugar malas pasadas

    ResponderEliminar
  11. No se puede decir que no tengo paciencia. He pedido que para esas críticas se superara la barrera del anonimato, y no se ha hecho. Bueno. Pero también he pedido argumentos, y por segunda vez no se me han dado. Sólo más descalificaciones.

    Entenderás, anónimo, que no acepte que los comentarios se usen para eso. Dado que no demuestras deseos de contraargumentar a lo que digo, lo mejor es dejarlo aquí. Sigo abierto a la crítica, pero me parece absurdo permitir más descalificaciones.

    ResponderEliminar
  12. ¿Puede el estado meter mano (con presión de las editoriales) para que Amazon no comercialice sus libros en España?

    ResponderEliminar
  13. Ernesto, yo tampoco tengo ahora a mano otros estudios que leí hace tiempo acerca del diferencial de iluminación en diferentes segmentos de la superficie visionada (o como se diga). Pero es muy sencillo: si tienes a mano una habitación en la que entre un rayo de sol, mira la superficie iluminada durante poco tiempo y luego mira a otra parte. Queda en tu visión la huella luminosa de ese diferencial de iluminación.

    Si ahora trasladas ese ejemplo a un diferencial menor y a horas de exposición, queda muy claro. La única forma de mitigar el cansancio visual que se va a producir leyendo es con el máximo contraste posible y con un diferencial mínimo o directamente despreciable de iluminación entre el plano de la superficie escrita y el background de la misma.

    ResponderEliminar
  14. Tocayo, no funciona así. Amazon no "tiene" más libros que aquellos que ha publicado en Kindle mediante el servicio de autopublicación. Después, Amazon ha llegado a acuerdos con agentes y editoriales para publicar en Kindle tales obras a cuales precios, de ahí su catálogo. Que yo sepa, el Estado no puede impedir que te compres un libro de su catálogo.

    Ahora, si el gestor de los derechos de una obra no llega a acuerdos con Amazon, Libranda o el Lucero del Alba, tal obra no se puede adquirir para Kindle u otro ereader.

    La pregunta fundamental aquí sería: ¿Por qué no existe www.amazon.es, siendo como somos 400 millones de hispanorajantes? Y ya puestos, ¿por qué no hay ninguna tienda web de libros, no sólo de ebooks sino de libros, remotamente comparable a las americanas, pero acabada en .es?

    ResponderEliminar
  15. Al anónimo al que he borrado la tercera ronda de trolleo: te he pedido argumentos en contra de los míos y sólo he recibido más descalificaciones. Sigo abierto a argumentos que rebatan los míos, pero te va a costar más seguir escribiendo así, faltando, que a mí darle al botón del cubo de la basura.

    Crea tu blog y ponme a parir. Es casi el mismo esfuerzo y ahí no tendré la opción de delete.

    ResponderEliminar
  16. Y por cierto, no son "pruebas de sangre" sino "pruebas de LIMPIEZA de sangre". Te lo digo porque yo no las pasaría :D

    ResponderEliminar
  17. Hola, Juan Luis:
    Contribuyo a despejar la duda que planteas reproduciendo exactamente qué me preguntaron y qué respondí en relación al extracto que publicas en el post:

    Pregunta: Desde Libranda señalan que para estas Navidades llegará el boom del libro
    electrónico. ¿Esto es real? Es el mismo mensaje que el del año pasado y no
    sucedió nada...

    Respuesta: Lo mismo venimos escuchando desde 2009 y supongo que te refieres a los e-readers. En ese caso, y pese a que el mercado de esos dispositivos es creciente, creo que hablar de boom es mucho hablar mientras el usuario no cuente con una oferta de contenidos
    atractiva. Como sabes, ésta es todavía inexistente en nuestro país. Ni siquiera está ganada la batalla del precio que trae de cabeza a más de uno. Quizás Libranda contribuya a que esa oferta empiece a rodar aunque sea tímidamente.
    Ojalá los deseos de los responsables de Libranda se hagan realidad porque ello
    redundaría en la mejora de las cuentas de resultados de las editoriales que se han
    integrado en la plataforma, pero mucho me temo que no va a ser así. Lamento ser tan
    pesimista, pero desde que apareció el iPad, los modelos menos competitivos han ido
    desapareciendo del mercado, léase, iLiad, Cooler y hace pocos días hasta el Inves Book
    600 de El Corte Inglés. Recuerda que hasta Microsoft tenía listo su lector (Courier) para
    comercializarlo, pero murió antes de nacer.
    Según la nota de Europa Press, la semana pasada, Arantza Larrauri, Directora General de
    Libranda, declaró que “Apple cuenta con un "sistema cerrado" donde tienes que comprar
    en un entorno que tiene una seguridad distinta y por ello hay que llegar a un acuerdo
    con ellos. Confío que este mismo año se pueda cerrar ese acuerdo con Apple. Sería muy
    interesante que la gente que compre contenidos en Navidad, pueda leerlos en todos los
    dispositivos".
    Si los dispositivos más asequibles desaparecen del mercado, la pregunta es, ¿cómo va a
    repuntar el mercado por mucho acuerdo que se firme con Apple? ¿Cuántas economías
    domésticas tienen a su alcance comprar un iPad?

    Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Pero Juan Luis, no has comentado lo más jugoso del artículo. ¿Cómo han vendido Libranda? Como la salvación de los libreros y del canal de distribución (que es falso, en todo caso la salvación de la FNAC, ECI y demás, pero eso no se lo han contado a los libreros). ¿Y ahora dicen que van a llegar a un acuerdo con Apple iBooks y Amazon? Es decir, ¿van a hacer aquello que precisamente querían evitar con todo este chiringuito? Para ese viaje, las editoriales no necesitaban alforjas, cada una podía haber negociado por su cuenta con Amazon y Apple y santas pascuas. Además, si van a negociar todas juntas, tendrá que ser bajo el escrutinio y aprobación de la Comisión Nacional de la Competencia, que existe por algo.

    Está claro que las grandes editoriales no saben por dónde tirar, y se dedican a dar palos de ciego. Saben que hay sectores enteros del mercado editorial a punto de extinguirse, pero se enrrocan en la postura "sostenella y no enmendalla" esperando el ¿milagro? Un milagro que no va a llegar, al contrario. Cada día que pasa, cada mes que pasa, es un clavo más en su ataud.

    El tren del mercado futuro está a punto de partir, y sólo quedan algunos billetes. Aquí ya sólo resta la política de "maricón el último". En cuanto el primero salga corriendo, todo este asunto se caerá como un castillo de naipes.

    Una chusquedad "Inves Book 600" y "dispositivos más asequibles" en la misma frase. Si hay un clónico del Netronix EB-600 que se ha vendido a precio de caviar beluga, ese ha sido el Inves: 300 euracos, cuando el Cooler se vendía a 260€ y el leqtor a 199€ (a mí me costó el Cooler 189€). Cita del propio artículo afirma: "Para muchos usuarios, y más en tiempos de crisis, es imposible comprar un lector que cuesta más de 200 euros y libros electrónicos a 15". Pero es que lectores de menos de 300€ no se han visto más que de navidades para acá, más concretamente de marzo para acá, y ha tenido que ver más con la política agresiva de Barnes&Noble y Amazon, influenciada ciertamente por un lado por el iPad (aunque el iPad con conectividad 3G es bastante más caro que el precio que se da en el artículo), pero también por su propia guerra (los últimos resultados económicos de B&N hablan por si mismos). Eso hace que los lectores caros y malos que estaban llegando a España queden fuera del radar de cualquier potencial comprador mínimamente informado.

    ResponderEliminar
  19. Maria José: estoy gratamente sorprendido por el verbatim que acabas de aportar. Aclara completamente las cosas y deja claro que es un error del entrevistado. Javier Cantero puntualiza aún más claramente que yo el problema con esos lectores "baratos" en el comentario siguiente al tuyo.

    El mercado va a cambiar rápidamente, ninguna duda al respecto. La plétora de ereaders que se pueden adquirir incluso en las grandes superficies van a desaparecer en no mucho tiempo, porque no pueden competir ni por precio ni por funcionalidades con los protagonistas del mercado.

    En cualquier caso, el problema a medio plazo no es tanto el ereader, habiendo bajado ya de 150 euros y pudiéndolo rentabilizar con la lectura de contenidos web, sino el precio de los ebooks. Para muchas economías, y sobre todo para la percepción compartida de los precios, esas pequeñas diferencias respecto al papel no justifican el salto...

    ... a menos que busquen en Google "descargar libros". Lo siento, estamos en 2010 y la única forma de competir con el P2P es facilitar al máximo el proceso de compra y hacer los precios lo suficientemente atractivos como para maximizar la compra impulsiva: que sea más sencillo y aceptable darle al clic de "comprar libro" que empezar a dar vueltas para encontrar el libro que quieres.

    Gracias a ti por la aclaración. A eso se le llama "transparencia", y más de uno lo tendría que aprender.

    ResponderEliminar
  20. Javi, la has clavao. Es algo que nunca se repite lo suficiente: Libranda está para salvar a la FNAC y al ECI, no a los libreros de mi barrio a los que la FNAC y el ECI hundieron :(.

    Me parece brillante y definitivo eso que comentas de la Comisión Nacional de la Competencia... si no fuera porque además resulta deprimente: mucho me sorprendería si actuaran seriamente contra un trust nada encubierto.

    Como dices, maricón el último: más les vale a pequeñas y grandes editoriales, a agentes (y, mejor aún, si pueden por contrato, los propios autores) llegar a acuerdos no exclusivos con Amazon, B&N y los demás grandes del mercado para que sus obras lleguen al público más amplio posible. A expensas de ver qué hace Google con Editions, es lo que hay y el que no lo quiera ver está condenado a la irrelevancia en mucho menos tiempo del que piensa

    Es flipante cómo no han aprendido ni una sóla de las lecciones de la prima discográfica, siendo tan evidentes y habiendo puntos de comparacion productivos más allá de las diferencias puntuales.

    ResponderEliminar
  21. Juan Luis:
    Por supuesto que el problema no está en los "cacharros", sino en que los editores acaben de perfilar sus modelos de negocio para poder ofrecer contenidos de calidad a precio asequible. Aquí coincido plenamente contigo: parece ser la única manera de neutralizar la piratería y, sin embargo, lo que vemos hasta ahora es la aplicación de métodos poco eficaces.

    ResponderEliminar
  22. Juan Luis, Javier, por curiosidad, ¿qué hubierais respondido vosotros a la pregunta de "¿Cuáles son los obstáculos para que crezca el mercado de ebook en España?"

    ResponderEliminar
  23. María José: El gran problema para las editoriales es doble:

    1) los ereaders ya están aquí, en manos de muchos ciudadanos, y siguen sin poder usarse con contenidos adquiridos. A día de hoy es mucho más sencillo y probable descargar un libro de P2P que adquirirlo, y esto es un hecho lamentable

    2) el enemigo del editor y el autor no es el ereader, ni siquiera el p2p. El ereader es en realidad su aliado de futuro, y el P2P es evitable, como han demostrado itunes y amazon. El enemigo es el resto de oferta de contenidos que compiten por la atención y tiempo libre del usuario. Lo perentorio es lograr que las nuevas generaciones sigan leyendo, y para eso no es precisamente una ayuda que se boicotee al ebook

    ResponderEliminar
  24. Juan Luis, sobre los diferenciales de iluminación. Exacto, ese es el tema. Basta con leer en un ambiente iluminado y que la pantalla en cuestión no supere ese nivel de iluminación. En el iPad no es ningún problema, su nivel mínimo de iluminación es bastante bajo. Lo mismo con otras pantallas. Otra cosa es que le demos caña a la pantalla y pretendamos leer así. Entonces sí es muy incómodo.
    De todas formas y por si hay duda, no discuto que la eInk sea la tecnología ideal para leer. Yo también la prefiero y por eso la uso. Pero entiendo que haya gente a la que no le compense tener un "aparato más", ya que la sensación de leer no es tan mala como se dice, sobre todo en el caso de personas que no lean mucho.

    ¿Cuáles son los obstáculos para que crezca el mercado de ebook? Para mi los más importantes son:

    - La falta de oferta de libros en condiciones atractivas para el consumidor.
    - El miedo y retraso tecnológico del sector editorial, que no comprende Internet ni las redes p2p.
    - El reducido tamaño del mercado, que lo hace poco interesante para las multinacionales, que todavía están empezando a explorar el libro digital. No hablamos de más de 400 millones de personas, sino de sólo los 23 millones que según las últimas estadísticas se dice que hay en España. De esta población sólo un reducidísimo porcentaje está dispuesto a pasarse al ebook a día de hoy.

    ResponderEliminar
  25. Maria José, tu última pregunta creo que necesita un matiz: en vez de hablar del mercado del ebook en España, lo suyo sería hablar del mercado del ebook escrito en español. Piensa en los lectores norteamericanos, muchos ya armados con Kindles, nooks, ipads, etc., y en el público hispanoamericano cuando bajen aún más los precios de los ereaders.

    Partiendo de esa base, un obstáculo poco comentado (o eso me parece) es que las editoriales siguen sin focalizarse en su verdadero cliente, que es el lector, el cliente final. Miman demasiado al gran distribuidor, y eso podría tener sentido cuando no había alternativa, cuando la mayoría de los libros se adquirían en un número muy limitado de espacios. Pero ECI o la FNAC nunca han sido sus verdaderos clientes, aunque lo parecieran. Ahora que hay alternativas, la gran revolución pendiente es focalizarse y volcarse en el lector, en tenerle contento y pendiente de ti. Y eso se hace con buenos precios, con la máxima facilidad en el proceso de compra y con buena comunicación.

    Es irrelevante quién tiene razón respecto a los precios objetivamente hablando. Me parece evidente que el público percibe que debería haber una rebaja sustancial en el precio de un ebook dada la creencia generalizada en la reducción de costes. Si el precio no es muy diferente entre papel y versión digital, no anima a la compra precisamente.

    Finalmente, hay un miedo excesivo a que el ebook suponga un freno a las ventas del papel. No sólo porque el ebook bien comunicado (y, por lo tanto, vendido), compensaría esas supuestas pérdidas, sino porque, además, no son tales en buena medida: la convivencia de ambos continentes está asegurada, un segmento importante del público lector no va a abandonar el papel así como así, por una diversidad de razones.

    Pero si se obstaculiza la migración de los catálogos editoriales a la versión ebook, no sólo se van a dejar de ganar esos ingresos del ebook sino, lo que es más importante, seguirán pasando semanas y meses en los que aumente el parque de ereaders en manos de los consumidores. Esos lectores seguirán teniendo poca oferta y cara, y muchos obstáculos para la adquisición de ebooks, y el hijo, primo, hermano, pareja, vecino, etc., le terminará encontrando a cada usuario los ebooks que busca y gratis, usando simplemente Google.

    En resumen, si las editoriales en español no se ponen las pilas, dan un giro de timón y en un plazo razonable no ofrecen un catálogo variado y atractivo, se van a encontrar con un problema de verdad.

    ResponderEliminar
  26. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  27. Ernesto, no se puede leer libros sin leer "mucho". Diría que "mucho", ante todo, se conecta con la longitud de los textos.

    Es fácil: cuando te has tenido que enfrentar a la corrección de un texto largo (digamos, al menos más de 20.000 palabras), probablemente lo hayas impreso (o leido en un ereader), porque te cansas mucho antes si tienes que buscar fallos y errores en la pantalla y, por lo tanto, se te cuelan más

    ResponderEliminar
  28. María José, antes de responder a tu pregunta, a mi me gustaría que me respondieran a ésta pregunta: "¿Por qué en España no existe un mercado de venta de libros de papel por Internet?". Me gustaría también saber (aunque dudo que se puedan obtener ese tipo de datos) cuántos libros de papel se compran desde España al extranjero, no sólo Amazon sino muchas otras librerías virtuales (bookpool, etc).

    No tengo datos para sustentarlo, sólo impresiones subjetivas. Pero mi impresión subjetiva es que se compra un volumen importante de libros en el extranjero (con la fuga de dinero hacia el exterior que ello supone) porque compensa. Y si compensa, la única explicación es que el mercado interno está totalmente desvirtuado. Y si el mercado está totalmente desvirtuado, los problemas de expansión del ebook pueden ser sólo un síntoma de un problema mucho más general.

    Creo que en la última feria del libro escribísteis en Público un artículo (no sé si fuiste tú la autora o fue otro periodista) en el que describíais los problemas de la industria editorial en la actualidad, como el excesivo número de libros editados, las tiradas cortas, la política de búsqueda de best-sellers, entre otros. Sin considerar todos los factores que están afectando a las decisiones que van tomando los diferentes agentes que participan en la cadena que va desde la idea del autor, hasta que el libro está en manos del lector, va a ser difícil dar una respuesta a la pregunta que haces, máxime cuando éstas decisiones estan supeditadas unas a otras.

    ResponderEliminar
  29. Ernesto1:38 p. m.

    Lo de la Comisión Nacional de la Competencia: recordemos que partimos ya de un sistema en España en el que el libro no está sujeto a las leyes de mercado, sino que tiene un precio de venta fijo. Ojalá pudiese pasar lo ocurrido en Inglaterra, donde el precio de los ebooks de Amazon está resultando más barato incluso que en USA.

    Juan Luis, yo también uso el iPad para hacer correcciones de textos largos ;).

    ResponderEliminar
  30. Interesante debate. Como casi siempre me parece que todo el mundo tiene parte de razón. Cada uno de vosotros, hasta el autor, lo ve desde su óptica, pero yo no me atrevería hacer ejercicios de futurología, la verdad. No tengo ni idea de donde va a acabar esto. Me gustaría que fuera en la dirección que la mayoría de vosotros apunta: el ebook se impondrá, bajarán mucho los precios, cambiará el concepto de derechos de autor (o ¿desaparecerán?), habrá mucho menos intermediación, etc, etc. pero no lo sé. Ya vivimos algo similar al principio de esta década y se decía lo mismo que ahora y al final no pasó nada.
    Creo que está vez sí pasará pero entiendo perfectamente la postura de Blanca Rosa y de Mallafré, aunque crea que se equivocan en su estrategia (y dicen lo que dicen por desconocimiento del medio, simplemente).

    Al final creo que, si la cosa sigue así y esperando que se cumplan mis deseos, pasará algo parecido a lo que ocurrió en el mundo de la música y será el mercado, el consumidor, el que forzará el cambio de modelo.. porque todo el mundo se pondrá a compartir libros "piratas" (¿habéis probado Wattpad?).

    Y sobre los precios: a mi todo, absolutamente todo me parece carísimo. Pero si ganará 10 veces más de lo que gano hoy me resultaría baratísimo. Así que el concepto de caro o barato es bastante subjetivo. Lo que está claro es que hoy no habría telefonía movil si los telefonos en el 95 hubieran costado 10.000 de las antiguas pesetas. Eran gratis. Así que algo tendrá que ver eso... y también me parece lógico, que no normal, que empresas grandes no esten por la labor de meterse en mercados convulsos como el de los lectores. Vaya usted a saber las razones de sus directivos.

    Me gustaron, y comparto, las tres razones de Ernesto.

    Veremos que nos depará el futuro

    ResponderEliminar
  31. José Luis.
    En líneas generales me parece un artículo bastante acertado salvo por la afirmación “ahorros de maquetación (sorry, pasar por indesign y volver a un formato reflowable y plano es de mandriles)”.

    No estoy de acuerdo. Maquetar un ePub de calidad en In Design da bastante más trabajo que simplemente “convertir a un formato reflowable”, de hecho en la mayoría de los casos es mucho más complejo que maquetar el libro equivalente en papel, de hecho es una maldita pesadilla. En maquetación para papel In Design se comporta perfectamente, lo que ves es lo que finalmente obtienes, en más del 90% de los casos, en el caso de ePubs ni lo que obtienes ni es lo que ves, ni lo que intuyes, ni mucho menos lo que pensabas conseguir. A pesar de que en la versión CS5 se ha mejorado sustancialmente la exportación a ePub respecto a versiones anteriores de In Design, hay que estar lidiando con los estilos y con los cortes de palabras para que se comporten realmente cómo se pretendía. Y después toca rezar, pues, -heredando los problemas clásicos de HTML/navegador-, nos enfrentamos con las inconsistencias de representación de los e-readers. No hay forma (al menos no hay forma sencilla) de que el ePub se vea exactamente igual en todos los e-readers y prácticamente siempre hay que acabar retocando con Calibre o rascando directamente a mano el código CSS para llegar a la mejor (o menos mala) solución de compromiso. Y estamos hablando de libros de texto corrido (novelas y similares), si estamos hablando de intercalar imágenes, esquemas, tablas, fórmulas o diagramas de forma coherente entonces agárrate que vienen curvas. Y por supuesto, luego explícate ante el cliente que no entiende porqué en su ebook o erevista en ePub no aparece esa composición tan “de diseño” o esos contorneos irregulares que tan bonitos quedaban en la versión PDF. Eso sin contar que en los más de los casos vale más la pena volver a maquetar desde cero el libro que intentar re-aprovechar una maqueta de In Design pensada para impresión.

    Créeme que si en algún lugar hay que ahorrar costes en la comercialización del ebook desde luego no es en la fase de maquetación. Yo personalmente me alegro de haber pasado, al estilo de Dante, por ese infierno y haber permanecido en él una temporada pues por lo menos he aprendido bastante cosas, la primera y más valiosa, que no me quiero dedicar nunca más a la maquetación ePub.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  32. Uklanor, en el fondo me das la razón. El problema es que se ha entendido mal el ebook y hay demasiadas ligaduras a la cadena de producción previa.

    Si en vez de aprovechar una maqueta de indesign se convirtiera el texto definitivo de procesador de textos a ePub (calibre, p.e.) y se retocara con sigil, sería más sencillo. En el caso de texto plano, si fuera html aún mejor todavía.

    A mí me resulta mucho más evidente no porque sea más listo, sino porque siempre me he llevado mal con InDesign y sus precedentes. Yo vengo del mundo LaTeX con la mentalidad WYSYWIM en vez del WYSIWIG purísimo de los programas de autoedición.

    En un texto maquetado en LaTeX lo que defines es la estructura del texto, como sabes. Pues bien, ePub, salvando las distancias de la aplicación, es exactamente lo mismo: etiquetas XML para definir la estructura del documento.

    Mientras el texto aparezca pulido, sin retornos de carro innecesarios provocados por una mala conversión desde PDF o fallos semejantes, mientras el índice funcione, lo demás es opcional. Al usuario de los ereaders actuales lo que le interesa es leer su novela y que nada le salte dramáticamente a la vista.

    Así es como están leyendo ahora mismo en el mejor de los casos. Ten presente que la mayoría de los ebooks en español hoy en día están preparados por voluntarios a la buena de D*s y no supone ningún problema (a caballo P2Pado...). De una editorial se espera que el texto no tenga fallos, pero un texto reflowable no exige ni permite el trabajo de maquetación de un texto en papel

    ResponderEliminar
  33. De hecho, releyendo tu comentario me confirmo en mi impresión: "hay que estar atento para que los cortes de palabra para que se comporte como se pretendía". El autor no tiene ese problema en el procesador de textos, es un problema del programa de autoedición completamente evitable para el ePub.

    ResponderEliminar
  34. Mi nombre es Sombra5:48 p. m.

    "¿por qué no hay ninguna tienda web de libros, no sólo de ebooks sino de libros, remotamente comparable a las americanas, pero acabada en .es?"

    Hablando de libros físicos, sospecho que por la ley que fija un descuento máximo en los libros, lo cuál a efectos prácticos produce que el mismo producto cueste lo mismo en todas partes. El negocio de Amazon y compañía está en vender algo más barato que el resto de librerias del Amazon Marketplace (no siempre es así). Puedes tener 30 librerías con precios (por ejemplo) entre los 15 y los 30 dólares para el mismo libro nuevo. ¿Cómo podría funcionar Amazon.es cuando, por ley, tendría en la misma página a 30 tiendas diferentes ofreciendote exactamente el mismo libro a exactamente el mismo precio?

    Y luego están los libros de segunda mano, un mercado de lo más lucrativo en Amazon USA pero que en España no funcionaría: por alguna extraña razón, en España un libro de segunda mano parece "valer" mucho más que de nuevo, independientemente del número de librerías que lo ofrezca (esa es mi experiencia en Iberlibro y cuando he visitado librerías físicas).

    Resumiendo: pienso que alguien en Amazon se lo miró y decidió que no merecía la pena meterse a vender.

    Por cierto, relacionado con esto hay también una perla en el artículo de público:

    ----
    el gran problema es que en España "no se ha establecido una competencia real que dé como resultado el precio de una novela digital. Aquí realmente no sabemos cuánto vale"
    ----

    Si quitamos la palabra "digital" de ese texto, sigue siendo igual de válido. En España no hay competencia en la venta de libros y, por lo tanto, nadie tiene la más remota idea de lo que vale de verdad un libro. ¿O tiene explicación las brutales diferencias de precios cuando se compara el precio de un libro recién salido en España con el mismo título en Amazon?

    ResponderEliminar
  35. Ernesto6:47 p. m.

    Todo esto que decís es una de las razones por las que he dejado casi completamente de leer literatura en español. Siendo muy aficionado a la lectura, me saldría carísimo. Aunque parezca un disparate me sale muchísimo más barato importar libros en inglés desde el otro lado del Atlántico. Con lo que pesan los libros. En fin... Ahora con el libro electrónico la diferencia ya es brutal. El libro en nuestras manos en unos segundos. Es una pena decirlo con lo que a mi me gusta, pero si lees inglés ya no vale la pena pisar las librerías. Leer en español es un lujo.

    ResponderEliminar
  36. Excelente artículo, bien argumentado y con los pies en la tierra.

    ResponderEliminar
  37. Ernesto: no lo había visto así, y tienes toda la razón. Me pasa lo mismo, leer en español es cada vez más un lujo... máxime, cuando se traduce sólo una parte pequeña de lo que me interesa

    ResponderEliminar
  38. ¡Ya ven!
    Leer en español se va a volver un lujo.
    El conglomerado Libranda se constituye, en virtud de sus cortas miras, en un dique para la cultura.

    ResponderEliminar
  39. Querido Anonimo, si las aportaciones del autor de este blog son casi siempre tendenciosas y rasgadas, que carajo haces leyendo el blog. Se te te el plumero a un kilómetro, eres de alguno de los gremios que existen actualmente entre el autor y el lector, y es una pena (en serio) que os tengais que buscar otra trabajo, pero ya no haceis falta, ley de vida, renovarse o morir.

    ResponderEliminar
  40. Reconozco que no tengo ninguna experiencia en maquetación, pero le doy la razón a Chulilla. Para texto corrido (novelas y similares) no debería haber mayor problema.

    ResponderEliminar
  41. Anónimo12:31 p. m.

    Querido blogero, no puedes estar más equivocado... no pertenezco a ningún gremio. Como la mayoría de los que comentan en este blog pertenezco de alguna manera a la cadena de valor que va del autor al lector, tanto en papel como en digital. Pero nada más
    Por otro lado, aunque no esté de acuerdo con lo que expresa un blog no voy a dejar de leerlo, al contrario. Qué triste sería todo si sólo leyera las opiniones que coinciden con la mía. Así no aprendería nada. Por eso leo Tinta-e

    ResponderEliminar
  42. Krigan. Sí bien es cierto que los libros de texto corrido son los que menos dificultades presentan, no es menos cierto que no todo es tan sencillo como puede parecer desde fuera. Incluso un texto corrido tiene entradas de capítulo con diferente estilo, resaltes en cursiva de palabras, frases o citas, diferentes espaciados entre párrafos de capítulos, notas de pie de página (que es un concepto anacrónico en un ebook con reflujo, pero que siguen existiendo), capitulares, tablas de contenido..y a todo eso hay que sumarle la dificultad del tamaño relativo del texto (el tamaño del texto puede ser modificado por el lector, así que la jerarquia de textos debe estar bien estructurada para mantener su equilibrio simbólico ) y el tema del reflujo que anula la partición manual de palabras (es imposible saber donde se cortará una palabra) y te obliga a se muy cuidadoso con la partición de diccionario (que no todos los ereaders respetan). Los espaciados y estilos han de ser interpretados por un software (al contrario del papel, que una vez impreso, es lo que es) cada eReader tiene su software (o versión de) y no todos hacen la misma interpretación del código de las hojas de estilo del fichero, de ahí que tengas que hacer pruebas hasta conseguir la mejor solución de compromiso.

    La base del problema de la maquetación de ePubs en In Design, tal cómo apunta nuestro anfitrión, es que In Design es un programa de edición WYSIWYG y el ePub (y la mayoría de formatos pensados para ebook) están concebidos bajo una filosofía WYSIWYM. No sería nada extraño que se incluyeran nuevas prestaciones WYSIWYM en futuras versiones de este programa como de hecho ya tiene otro maquetador de Adobe "Frame Maker" con un sistema basado en SGML.

    Obviamente estamos hablando de una maquetación profesional para libros de editorial, con un aspecto atractivo y un comportamiento correcto. Para libros P2P cualquier PDF escaneado con OCR de batalla sirve, bastante agradecido debe estar el lector con que alguien se haya molestado en ponerlo a su disposición, pero si adquiero un libro comercial, lo que espero es que la experiencia de lectura sea, al menos, tan buena como la de la versión papel.

    Resumiendo krigan...tienes razón, no debería haber mayor problema, pero los hay y gordos.

    ResponderEliminar
  43. Hola a todos.
    Me parece muy interesante el debate. El otro día, leyendo por internet, vi algo que me llamó la atención. A lo mejor es la típica teoría conspiratoria, pero estando en el pais donde estamos, y con la clase política que tenemos, me temo lo peor. La teoría era que Libranda en realidad se ha creado para que resulte molesto, caro, dificil e incómodo el comprar un e-book. Una vez conseguido esto (que parece que lo han conseguido), se tendría la excusa perfecta para empezar con la cantinela "España no esta preparada para la compra de libros por internet, por lo tanto, hay que acabar con eso. Hay que poner un canon a los libros por la copia ilegal pirata, " etc, etc, etc.
    Es decir, algo que ya nos suena de la música.
    Desde luego, el quid para que los e-books triunfen está en que sean fácilmente accesibles y a un precio más barato que los de papel (Amazon, Apple store), etc.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  44. Para uklanor: creo que el problema es que tratas de hacer las cosas como se hacen en el papel. ¿Conoces algo de html? ePub es en realidad html comprimido en formato zip.

    Así que los títulos de capítulo o de lo que sea se resuelve con etiquetas h1, h2, etc. Lo de negrita o cursiva se resuelve con las etiquetas "b" e "i", las notas a pie de página las puedes poner como enlaces internos (los habrás visto a montones en la Wikipedia, allí los suelen usar para las referencias), las palabras las escribes completas porque no las organizas tú, sino el navegador (o programa lector), no haces saltos de línea, sino saltos de párrafo (defines principio y fin de párrafo), y para las jerarquías de texto (cuantas menos mejor) usas las etiquetas de listas como li.

    En otras palabras, no hay ningún problema en maquetar html/ePub... a no ser que seas maquetador. Vuestro problema es precisamente que intentáis maquetar algo que no lo necesita.

    El tema me interesa. Si quieres hacemos una prueba, tú me envías una novela en formato Word y yo te la "maqueto" (es decir, cojo cualquier editor de textos gratuito, le pego el texto completo de la novela, e inserto a mano los códigos html adecuados).

    Puedes escoger cualquier novela que esté en el dominio público, y que haya sido originalmente escrita en castellano o inglés (para que no haya derechos de traducción).

    ResponderEliminar
  45. El diálogo entre Krigan y Uklanor va en la misma línea que otros que he mantenido en twitter. Llevaba días dando vueltas a esos temas y los he desarrollado en el siguiente post.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...