jueves, marzo 11, 2010

Me acabo de cabrear con el Courier y con Microsoft


Estaba echándole otro vistazo al video famoso y sugerente cuando me ha dado por prestar atención al caso que presentan: La prota quiere diseñar una nueva línea de muebles, busca a sus contactos en el mapa y abre un nuevo "cuaderno". Dos motivos para el cabreo:

  1. Menor: me empieza a tarar que el "diseñador" o el "creativo-grafista" sea TAN protagonista de un dispositivo dedicado al público en general en la venta de la idea. Si cuando trataron de vender el Origami esbozaban unos mini-casos dudosamente reales (el usuario sacaba el ladrillito para orientarse en el monte, para pintar... no eran ni de lejos killer-apps), en este caso se trata de "crear", pero en un sentido demasiado estrecho y demasiado fashion para mi gusto. Ocurre lo mismo con el dominical de mi ex-periódico, el Pais semanal: casi nadie que lo compra vive en algo ni remotamente parecido a lo que muestran respecto a las casas. El común vivimos en casas más normales, en nuestras paredes, y no nos dedicamos al diseño. No entiendo por qué no se han estrujado la cabeza en pensar algo menos fashion, en un uso más mundano. Es más, a los auténticos artistas (como mi amigo Paco Castracane) no les veo locos por sustituir sus acuarelas, rotrings y lápices por un gadget, por alucinante que sea. El Courier es para los mismos de siempre, primero para los geeks, frikazos y demás y después para el resto de la población. Menuda novedad, una curva de adopción. Pues eso
  2. Mayor. Enorme. Lo que hace la diseñadora de muebles lo podemos hacer los usuarios de tablet PC desde... 2005. Puedo abrir un cuaderno nuevo cada vez que lo necesite y compartirlo con mis amigos, por no hablar de pintar todo lo que haga falta con un lápiz. Na menos. Desde que Microsoft lanzó OneNote al mercado, como bandera del software que sacaba partido a los extras de los tablet PC. Yo puedo hacer lo que hace la prota con mi Lenovo X61tablet, de manera menos fashion y con más peso al brazo, pero también puedo hacer más cosas, como usar un navegador decente. Mi monumental cabreo se deriva del desperdicio de ideas tan buenas como el tablet y el software que se asocia con él, que no había equivalente en el mercado y que con una buena política de precios y de comunicación habrían logrado aceptación en sectores clave como la educación. 5 años perdidos, francamente. Es para tirarse de los pelos
Dicho esto, y bajando el suflé de mi cabreo, diré ahora que si sale algo parecido al Courier me lo pillo siempre que tenga un precio razonable (y si lo lanza Ms., no tendrá que cumplir con los baremos de "producto caro para elegidos"). No diseño muebles, ni en general diseño nada de nada gráficamente hablando, pero me encanta pintar mis ideas y me alucinaría tener algo así que mejorara mi moleskine y me quitara el miedo a perderlo sabiendo que mis datos están en la Nube.

¿Nube y Courier? Esperemos que sí, claro

P.S.: No soy el primero en decirlo, pero ¿no creéis que pintar con los dedos sólo es bastante ortopédico? No lo digo por el Courier, claro. Y no digo que la pintura de dedos no sea divertida, pero no se puede afinar mucho al usarla como sustituta del lápiz.

5 comentarios:

  1. Es que las renderizaciones lo aguantan todo. Las pelis de ciencia ficcion anticipaban cacharros similarmente guays y los protagonistas les daban marcha con toda soltura.

    Los portatiles estan ya muy cerca del limite de lo que puede llevarse al monte conservando buena parte de las prestaciones de un sobremesa.

    Pero una tableta puede acercarse a las prestaciones de un portatil si se le auxilia mediante una conexion, por ondas o por cable, de muy generoso ancho de banda, de modo que la potencia que le pueda faltar se la prestará la nube.

    Hace 5 años no se hablaba de ADSLs domesticos de 10, 20, 50 mbps y tan solo hace muy poco estan apareciendo ofertas de ancho de banda similares para conectividad por movil.

    La tableta es claramente un dispositivo orientado a la conectividad, a la nube, sea ésta la de un servidor domestico o local, sea la de un operador de acceso.

    A las Telefonicas les convendria promocionar las tabletas o mas genericamente los digamos PCs limitados y muy baratos ya que, dicho en palabras de Alierta, la inteligencia la podrian aportar ellos y entonces si que asumirian el control necesario como para cobrar derechos de portazgo a... quien sea y comenzar imaginar conceptos de tarificacion como cosacos ahitos de vodka.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1:21 p. m.

    Es cierto que, como ocurre muy a menudo, los personajes que trabajan en Marketing tienen la irritante costumbre de mirarse constantemente el ombligo y considerarlo el centro del Universo, y parecen incapaces de concebir escenarios de uso que no estén directamente relacionados con su mundo particular tan "fashion".

    Pero quitando eso, el dispositivo es absolutamente rompedor en muchos aspectos. Le echo en falta un sistema de reconocimiento de voz potente, que permita interactuar con él hablándole, pero como eso es pura cuestión de software, estoy seguro de que al poco de estar en el mercado habrá ya alguna aplicación en el Marketplace que haga justamente eso.

    Hace un par de días dí con una web interesante que se dedica a recopilar y mantener al día toda la información relativa al Courier. La dirección, para aquellos que no la conocían, es:

    www.courierfaq.com

    Un saludo,

    Jose (Madrid)

    ResponderEliminar
  3. El otro día discutía precisamente la diferencia entre usar en local y en remoto el dictado de voz. Sinceramente, no logro ver una forma en la que los resultados de dictar en remoto se aproximaran a los obtenibles en local. Y no hablo de precisión, que podrían ser hasta superiores, sino de lag. El lag es el verdadero caballo de batalla del dictado de voz, el factor que determina el éxito o el fracaso de una implementación de dictado de voz. Es muy sencillo: nos equivocamos de continuo al escribir con el teclado, pero los resultados aparecen en pantalla en tiempo real. El dictado de voz debe aspirar a lo mismo, y la siguiente barrera sería la generación de VDPU (voice dictation process unit) para complementar a la CPU.

    Anónimo, si repasas posts anteriores y su comentario, hay posibilidades de que se implemente el dictado de voz de Windows... pero la experiencia de usuario no es del todo la adecuada, comparada con las alternativas. Es un límite importante, me parece, porque lápiz + voz podría sustituir con eficacia al dictado.

    Gracias por lo de courierfaw. Lo seguiré, claro

    ResponderEliminar
  4. Ya he comentado con anterioridad en algún post de este blog mi opinión acerca del dedo como elemento de interfaz. Aparte de pasar "pasar páginas" virtuales, deslizar horizontal o verticalmente pantallas y alguna otra tarea multi-toque, como el zoom de pinza, el dedo es una herramienta bastante deficiente. Lo es al menos para tareas que requieren mayor precisión como la escritura o el dibujo a mano alzada.

    En lo que no estoy de acuerdo con tus afirmaciones Juan Luis es en el hecho de que un artefacto como el Courier no sea una herramienta adecuada para los artistas. En mi caso, como en el de muchos compañeros artistas, el hecho de no renenuciar a los lapiceros y a los "moleskines" clásicos no significa que no recibamos a dispositivos como el Courier con las manos abiertas y la sonrisa en la cara.
    En mi caso concreto es lo más parecido a mi dispositivo de esbozos soñado. Lo intenté con los tablets, pero su peso y manejabilidad así como la duración de su batería lo acababan invalidando como un cuaderno de notas digital realmente efectivo, y para tareas de sobremesa era (es) mucho más efectiva una Wacom Cintiq de 21 o 12 pulgadas.

    Si el Courier acaba siendo realmente lo que parece, es como tener un cuaderno de infinitas páginas con infinitos lapiceros y "rotrings" para poder dibujar. En este sentido el software contará mucho desde el momento que no podemos contar con las aplicaciones de diseño tradicionales.
    Ya he comentado con anterioridad en algún post de este blog mi opinión acerca del dedo como elemento de interfaz. Aparte de pasar "pasar páginas" virtuales, deslizar horizontal o verticalmente pantallas y alguna otra tarea multi-toque, como el zoom de pinza, el dedo es una herramienta bastante deficiente. Lo es al menos para tareas que requieren mayor precisión como la escritura o el dibujo a mano alzada.

    En lo que no estoy de acuerdo con tus afirmaciones Juan Luis, es en el hecho de que un artefacto como el Courier no sea una herramienta adecuada para los artistas. En mi caso, como en el de muchos compañeros artistas, el hecho de no renunciar a los lapiceros y a los "moleskines" de papel clásicos no significa que no recibamos a dispositivos como el Courier con las manos abiertas y la sonrisa en la cara.

    Para mí es lo más parecido a mi dispositivo de esbozos soñado. Lo intenté con los tablets, pero su peso y manejabilidad así como la duración de su batería lo acababan invalidando como un cuaderno de esbozos digital realmente efectivo, y para tareas de sobremesa era (es) mucho más efectiva una Wacom Cintiq de 21 o 12 pulgadas.

    Si el Courier acaba siendo realmente lo que parece, es como tener un cuaderno de infinitas páginas con infinitos lapiceros y "rotrings" para poder dibujar. En este sentido el software jugará un papel destacado desde el momento en que no podemos contar con las aplicaciones de diseño tradicionales. Y todo eso te lo podrás llevar cómodamente en la mochila compartiendo espacio con tus herramientas tradicionales.

    Por supuesto eso no quita que el aparato esté destinado principalmente a un público genérico y que por lo tanto se tengan que vigilar efectivamente muchas otras cuestiones relacionadas con los múltiples aspectos del entretenimiento. No obstante el nicho de los creativos es lo suficientemente goloso para que las compañías lo tengan en cuenta (eso sí, sin eclipsar al resto de perfiles que son mayoría).


    PD. No hace falta que te diga que para mi el ejemplo del vídeo ha sido ideal :-P.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo11:07 p. m.

    Es verdad, los dedos son realmente deficiente para tareas de dibujo y aplicaciones precisas. Aparte de interacción a gran formato (como los de Minority Report), es tremendo problema usar las interfaces táctiles con los dedos, ya que éstas OBVIAMENTE no han sido diseñadas para eso, recuerdan el "Gorila Arm"?

    Ahh, y no falta el que tenga las uñas largas, si no más es difícil escribir en el teclado, imagínense interactuar con la pantalla con las uñas largas?

    Otra cosa muy buena sería meterle conectividad 3G + teclado para tomar notas (en una de las pantallas, o conectarlo), porque al menos en mi caso, en clase y en las reuniones, tomo notas a una velocidad BESTIAL con el teclado que escribiendo a mano, supongo que tener esas dos opciones, le daría una increíble ventaja a la hora de tomar notas.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...