sábado, junio 06, 2009

Jornadas de innovación: el reto del libro de texto digital

Me hubiera gustado bloguear en directo, y debería haberlo hecho al día siguiente. Pero el hombre propone, y las deadlines disponen, con lo que han pasado unas horas (80, para ser exactos) hasta que he podido dar cuenta de ello.

Gracias a tinta-e, Angel Solans (1, 2) se puso en contacto conmigo para invitarme a lo que han sido unas interesantísimas jornadas organizadas por el Departament d'Educació de la Generalitat (Delegación de Lleida) y el Institut de Ciències de l'Educació de la Universitat de Lleida: Jornada d’innovació: El repte del llibre de text digital (Jornada de innovación: el reto del libro digital)

JPoveda ha posteado una crónica en dos entregas (1, 2). Os remito a ellas para entrar en detalle acerca de estas jornadas, de las que quiero recoger mi impresión personal y algunos momentos que encuentro particularmente relevante para tinta-e y su temática. La foto tiene mucha más calidad que las mías, por lo que voy a contar

Ante todo, una precisión: la cámara del móvil LG viewty que tengo es una caspa indecente, pero no podía con otra cámara. Desde la conferencia que di en Talavera sobre cine y guerra fría, en la que mi flamante lenovo x-61 con su inopinado vista me falló, voy a las conferencias con 2 portátiles, dos: el lenovo, y mi EEE-901 de 200 eypos. El factor tortuga-ninja se salía de escala y no pude cargar con nada más.

A muchos, a los leridanos para empezar, no les voy a contar nada nuevo si hablo de la gozada que es ir en el AVE, así que paso directamente a enseñar mi entorno de trabajo en esas dos horas y cuarto de viaje:

A la izquierda, el EEE al que he añadido una burribateria de 12000 Mah de dealextreme (sí, ya sé que me gusta vivir al límite) y que con la batería original tengo al menos 16 horas de uso continuo conectado a Internet. A la derecha, el DR1000 que me han prestado de Leer-e. El primero lo uso para alimentar el segundo (me lo llevé casi sin carga) y para anotar. En el segundo, una compilación de documentación de IAP de la Southern Cross University de Australia. 260 folios, perfectamente legibles sin ninguna transformación adicional en el DR1000. Conforme voy acumulando experiencia con el dispositivo, cada vez me deja más clara la ventaja que posee respecto a los lectores de ebooks más pequeños y, sobre todo, respecto a no disponer de él: añadir 500 gramos a la mochila-ninjaturtle a cambio de leer durante horas sin que se tueste la vista.

Cuando llegué al auditorio, me senté en una de las mesas de atrás y viví una experiencia espectacular: un bloguero (no sé si jpoveda o quién), sentado delante de mí estaba escribiendo acerca mía en mi blog. No pude por menos que darle un toque y decirle quién era. La sensación fue extraña: era algo parecido a un espejo hecho con palabras, si se puede decir así.

En las jornadas propiamente dichas se trató una serie de temas dispares pero profundamente relacionados: plataformas educativas, ebooks, zp-pcs. En resumen, el cambio generalizado que lleva larvándose años y que parece estar a la vuelta de la esquina. Como podéis ver en la crónica de jpoveda (1, 2), se trataron distintos aspectos, desde plataformas para ebooks para primaria, pasando por el pasado y presente de los contenidos digitales educativos, el presente inmediato de los ebooks en la enseñanza, y mi recorrido personal con estas tecnologías.

El público era realmente agradecido para un conferenciante: atentos, con ganas de escuchar y con ganas de aportar. No era para menos, porque eran profesores de educación intermedia tratando temas que son fundamentales para su futuro inmediato, con prevenciones y dudas absolutamente lógicas y que, en buena parte, comparto.

En el acto coincidieron un Irex Iliad 1ª edición, un ídem de 2ª edición y el DR-1000. Fue de lo más interesante contemplarlos a los tres juntos; tanto, que se me olvidó inmortalizarlo. Jordi Vivancos, el segundo ponente, se trajo un OLPC con el que habían estado trabajando en su departamento. A la espera de que iarenaza se decida a mandar algo acerca del OLPC, he de decir dos cosas a partir del brevísimo tiempo con el que trabajé con él: el teclado es absurdo, no tiene sentido, porque no permite teclear con un mínimo de agilidad. Caramba, si aún es más incómodo que el del Spectrum. Yo creo que el parecido con un juguete era una buena idea para limitar los robos, pero le podían haber puesto un teclado, o normal directamente (con la cantidad que se fabrican, oiga), o aunque fuera de chiclet pero moderno, esto es, utilizable. Una pena, con la cantidad de elementos extraordinarios de los que se compone el OLPC...

... especialmente, la pantalla. Sí, la generación anterior de esa pantalla dual que ahora va a lanzar pixel-qi y sobre la que llevo hablando y comentando una temporada con los lectores del blog. La pantalla que hace del OLPC un dispositivo educativo total, a la vez pc y lector de ebooks.

Aquí tenéis tres imágenes (que no he colgado a más resolución porque la calidad produce urticaria): primero con la pantalla encendida...

Después con la pantalla apagada, en la que se ve el segundo modo en acción. No es la misma calidad de contraste que e-ink, pero no deja de ser impresionante.


Y aquí en modo libro electrónico. Agradecería si iarenaza o quien fuera mandara fotos de más calidad (o me indicara a qué post de su blog poder linkar), porque la foto no hace justicia al aparato.

Me da miedo pronunciarme más, porque tuve muy poco tiempo de interacción con el OLPC. Lo único a añadir, que es un desperdicio, una pena, que da rabia... un montón de buenas ideas y mejores resultados, que no lleguen a fructificar en medio mundo por los factores que todos conocemos...

Sólo me queda volver a agradecer a Ángel Solans haberme llamado para la jornada, al personal de allá por el trato (Ignasi y los demás), y al público por su actitud y buenísimo rollo que transmitían, que lograron junto a los compañeros que una jornada de 5 horas se me hiciera realmente corta y estimulante. Y más vale, porque teniendo niños pequeños es un tema que me preocupa sobremanera.

Os dejo con las transparencias de mi conferencia.



13 comentarios:

  1. Lo que son las cosas. Vivo, por asi decir, a un tiro de piedra del sitio donde estuviste conferenciando. Incluso estudié en la universidad de allá, pero en aquel entonces sus reales estaban en una calle con una empinada cuesta llamada Calle caballeros. Supongo que te llevaron al actual edificio, un seminario remodelado, sito en Rambla de Aragon.

    Me ha resultado interesante saber que eres " Doctor en Antropologia, docent a Madrid de la Universitat de St. Lawrence (Usa), director de I+D a la Universitat Pontifícia de Salamanca " y que no te hace ninguna gracia que los alumnos tengan sus pantallitas en vertical mirando forocoches mientras tu disertas. :-) (se dijo, aquí)

    Lamentablemente, por razones que no vienen al caso, aun habiedo sabido del evento, no habria podido acudir.

    Tambien me ha resultado de interes saber que ya hay empresas preparandose para lo de los libros de texto digitales, como es el caso de Digital-Text

    Pero no veo nada claro que ello pueda ser un negocio sostenible salvo que se impliquen directrices explicitas por parte de la administracion, cosa es mas bien probable en tanto que forma de... hmmm... "normalizar" lo que se enseña en las aulas.

    ResponderEliminar
  2. bueno, ha habido una confusión. Ya no soy director de i+d en la UPSAM (desde hace 8 meses). Ahora he levantado el vuelo por mi cuenta en ese sentido

    Lo de las pantallas levantadas me parece infernal. No aquí, pero sí en USA: ponte a competir por la atención con forocoches o 4chan. A mí me parece que la entrada de Internet en las aulas (en las de ciclos superiores, al menos) se está llevando a cabo de forma acrítica, o no lo suficientemente reflexionada.

    En cuanto a las empresas de ebooks para la docencia... once again... no hay un modelo de negocio con viabilidad asegurada, que yo sepa. Y francamente, me parecería demencial que los alumnos, especialmente los niños, leyeran los ebooks y otros materiales educativos en pantallas retroiluminadas.

    ResponderEliminar
  3. Lo de forocoches lo entiendo con niños de 10 años, pero se supone que a las universidades van adultos, y si no les interesa la clase se pueden ir.

    Yo creo que las clases magistrales están totalmente obsoletas y que habría que replantearse muchas cosas en las universidades españolas.

    ResponderEliminar
  4. Alfredo, legalmente tienes razón, pero en la realidad tu supuesto no se da. Ya de por si es difícil mantener la atención con los horarios absurdos de la universidad, para encima competir con internet. Y precisamente como adultos que son, nadie les puede decir nada si hacen uso del acceso a internet en clase, tanto el de la universidad como el suyo. Cada uno es como es, pero para mí no es fácil mantener la clase con pantallas levantadas y teclados repiqueteando.

    Estoy de acuerdo en que las clases magistrales no son admisibles como único evento de formación. Como tales, llevo ocho años evitándolas, pero hay circunstancias y cursos específicos en los que no son una mala respuesta cuando es necesario, cuando hay que sembrar o asentar las bases para que trabajen los alumnos.

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que eso se arregla con clases participativas y con pocos alumnos.

    Si tienes 80 alumnos en clase, hagas lo que hagas eso no funciona, pero si el número es el adecuado puedes saber si se están enterando obligando a los alumnos a participar continuamente.

    En lo de las clases magistrales estoy de acuerdo. Está bien alguna de vez en cuando para orientar y preparar el terreno para el trabajo posterior dependiendo de las circunstancias, pero es que cuando yo iba a la universidad era prácticamente lo único que se hacía, y el descontento era generalizado hasta entre los que sacaban matrícula de honor en casi todo.

    ResponderEliminar
  6. Pues vaya. Yo si que creo en las clases magistrales. Con la preceptiva condicion de que transmitan, contengan un minimo de emocion y que contagie, ademas de lo que supone acotar los parametros de la leccion en curso, asi como la posibilidad de aclaracion interactiva de dudas.
    La leccion magistral debe ser expresada como un conocimiento vivo, o lo que es decir con aval de la pertinencia y actualidad respecto al conocimiento que se transmite.

    Lo ideal seria que el alumno ya se hubiera familiarizado minimamente con el tema a tratar y de tal modo estuviera en disposicion de comparar notas y solicitar aclaraciones.

    La clase magistral debe ser la expresion en vivo de lo que el alumno debiera saber, a la vez que muestra de como expresarlo, argumentarlo e incluso defenderlo.

    Estoy de acuerdo en que los mayores, los universitarios en general, ellos sabran lo que hacen en clase, pero si lo que hacen es no atender, mejor seria que no estuvieran presentes ya que su actitud tambien comunica e interfiere. Si creen que el profesor es malo y aburrido que no acudan y asi no fastidian al resto.

    Todo esto, en el caso de niños y adolescentes es aun mucho mas critico, con la diferencia de que ellos no tienen opcion de asistir o no y el profesor tampoco puede recurrir a la expulsion con tanta facilidad ni tranquilidad, ya que la escuela cumple tambien, en no despreciable medida, una funcion de guarderia. En consecuencia, todo lo que facilite la inatencion del alumnado escolar es practicamente suicida, de modo que si se van a poner artilugios informaticos en manos de los alumnos éstos deben mostrar u ofrecer solamente las funcionalidades y contenidos que el profesor haya determinado y pueda controlar desde su propio artilugio. Bajo estas premisas, el pupitre escolar informatizado bien podria ser una buena opcion.

    El cacharro/pantalla/tactil estaria solidariamente unido al pupitre y mediande un pendrive o similar cada alumno accederia a sus espacio personal dentro de una suerte de PC virtual sito en la escuela. El pendrive serviria para ir y venir de la escuela a casa con trabajos y materiales diversos. Naturalmente, tambien deberia haber en casa un artilugio informatico, pero no tengo aun claro si deberia ser independiente y similar al Pc actual o seria mejor una mera pantalla a modo de terminal remoto que conectase via ADSL con el espacio personal virtual del centro escolar.

    En cualquier caso, el cacharro que se me antoja ideal para la escuela, y aun la universidad, seria algo como el CrunchPad de Michael Arrington, pero con la pantalla de Pixel Qi.

    ResponderEliminar
  7. Ojo, habría que aclarar qué entendemos por clase magistral, no sea que no sea lo mismo. Yo pienso en las supervivencias de la universidad medieval o decimonónica (en España, casi equivalentes), en las que el profesor suelta una chapa de difícil interrupción o, peor, dicta apuntes.

    Durante la carrera sufrí lo segundo en abundancia, incluso en quinto, y me prometí que nunca más. Tuve la suerte de tener una experiencia en postgrado muy diferente, en la Universidad Hebrea de Jerusalén, y lo he aplicado con la mejor de mis habilidades en clase. SObre todo en técnicas de investigación, donde una de cada dos clases los alumnos comentaban sus progresos en el campo.

    Es muy fácil: digas lo que digas, tu público se va a quedar con un, digamos, diez por ciento. Da igual público de conferencia que alumnos. En cuanto empiezas a subir por encima de los 25 minutos, baja la retención, y lo mejor que puedes conseguir es que la bajada no sea geométrica.

    A lo que voy: nuestro siglo reduce mucho el espacio para la clase magistral, ya sea dictada o impartida con más o menos salero (y ojo, en eso no llego ni remotamente a la altura de algún cachondo mental que he tenido la fortuna de asistir a sus clases). Por más que tenga fallos, Bolonia va por el buen camino de exigir más trabajo fuera del aula y en equipo, y hacer de la clase una experiencia más concentrada e intensa. Yo siempre pienso no en el durante, sino en el después, en lo que pasa cuando acaba la formación y el alumno tiene que bregar con el mundo, ya sea por primera vez, o ya sea con los estudios para mejorar lo que ya se ha alcanzado.

    Nuestro mundo no tiene mucho más espacio para permitir hordas de sociólogos, antropólogos, historiadores, geólogos o casi todas las demás carreras menos cuatro mal contadas y que luego acaban como pueden en cualquier puesto de trabajo. Nuestro mundo, y más concretamente nuestro país, necesita un cambio de pies a cabeza en la formación si queremos evitar... el colapso de nuestra economía.

    Paro, que me pierdo :P

    Respecto al aparato: joder, dubi, has tenido una idea logística BESTIAL. Cuando tratábamos el tema en la jornada, solté una obviedad en clase: ¿cómo se cablea el aula? ¿Cómo minimizamos las oportunidades de que el cabroncete de turno haga de las suyas con la electricidad?

    Pues tu historia lo solucionaría en cierta medida, siempre que se aceptara que el pupitre fuera inmóvil. Me gusta muchísimo también la idea de que no haya una barrera levantada por los motivos que ya he comentado. EN cuanto a la plataforma cerrada, es obviamente un sine qua non - no se puede permitir que el alumno vaya a cualquier parte y que, en general, haga lo que le dé la gana... saliendo del aula virtualmente hablando. Fácil de exponer, y veremos las dificultades para implementarlo.

    Todos estos proyectos olvidan, me parece, el poder de la inteligencia colectiva. Estos chicos llegarán a casa y algunos de ellos - algunos de los más brillantes - acabarán en foros tipo aulaCRaKing o como se acaben llamando, donde algún elemento terminará soltando la forma para provocar un buffer overflow y, listos, una máquina o conjunto de máquinas con las que jugar.

    Definitivamente, nosotros no terminamos de estar en este siglo, pero los adolescentes seguro que sí. Un pareto como una casa, 90 aprovechando el crack, 9 aportando marginalmente y 1 dando el salto que le dé la vuelta a todo.

    ResponderEliminar
  8. Yo con clase magistral me refiero a lo mismo que Juan Luís, y también pienso que con Bolonia la universidad española solo puede mejorar, porque para empeorar queda poco margen.

    Yo creo que hay soluciones mucho mejores que el pupitre electronico fijo como por ejemplo obligar a los niños a usar una herramienta de monitorización, de forma que el profesor pueda ver la pantalla de cualquier alumno en cualquier momento sin que el alumno pueda saber que es lo que está mirando el profesor.

    Pero yo creo que lo más importante es tener ocupados a los ñiños. Si un adulto se empieza a aburrir a los 25 minutos de rollo, imagínate un niño. Yo creo que debe de haber explicaciones cortas seguidas de ejercicios prácticos con el ordenador con resultados inmediatamente visibles para el profesor. Si alguien no atiende te enteras en 10 minutos.

    En mi época no había ordenadores, pero a los profesores aburridos tampoco les atendía casi nadie.

    ResponderEliminar
  9. A proposito, el microsiervo Wicho tercia desde sus reales en esta coversacion y se inclina por el CrunchPad

    ResponderEliminar
  10. Acabo de mirar lo del CrunchPad y se me ocurre que si venden las pantallas de PixelQi sueltas cualquier friki como nosotros se puede crear su propio lector de ebooks a su gusto :)

    ResponderEliminar
  11. Si Pixel Chi se lo monta realmente bien, pueden tener en las manos una killer solution, o ser el picante de varios killer device.

    Pero vamos, también pueden morir de éxito. Siendo más "reales" que transmeta, tanto hype no deja de recordarme a transmeta

    ResponderEliminar
  12. No se muy bien en que consiste morir de éxito, pero el Transmeta era una castaña de lento.

    Si reunen calidad, precio y capacidad para producir en masa no van a tener problema por lo menos por una temporada.

    De todas formas yo creo que será una solución de transición porque a la larga otras tecnologías van a superar al LCD.

    Supongo que habreis visto el anuncio de iRex de futuras pantallas en color.

    ResponderEliminar
  13. Aquí hay un ejemplo de cacharrito abierto con buen potencial como lector de ebooks simplemente cambiandole la pantalla por una de PixelQi.

    http://openpandora.org/

    Los miembros del proyecto están completamente abiertos a este tipo de cambios. La placa aguanta pantallas de hasta 1920x1200.

    Incluso les podrías comprar solo la placa y hacerte tú mismo una carcasa con resina y un poco de maña.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...