lunes, julio 26, 2010

Interesante provocación sobre kindles y tablets

Leo en ireaderreview un artículo más que discutible pero que invita a la reflexión: Kindle 3, Kindle 4 vs tablets - The Next Battle.

Lo de Kindle 3 y 4 no es la revelación del año, sino un ejercicio de reconstrucción a partir de lo conocido, salpimentado con un poco de imaginación. Al menos es bastante probable que el siguiente Kindle de 6" lleve una pantalla pearl como la de su nuevo hermano mayor, el Kindle DX 2 (que no compré por un mes, BRRRRRRRRRRRRRRRRRRR). El futuro Kindle del año que viene lo apunta el autor a una pantalla en color, ya sea mirasol o ya sea una hipotética pantalla e-ink a color por revelar. Por cierto, qué manía con el color en los ereaders: ¿Tan difícil es recordar que ya tenemos color en los portátiles?

El punto de partida es la supervivencia del Kindle y del Nook al tsunami ipad vía bajada de precios. Si bien es cierto que dicha bajada de precios ha puesto en un aprieto a casi todos los demás fabricantes y empresas que ponen su marca a los ereaders chinos (a ver quién compite con un ereader básico a 250€ con un kindle a 200 o menos), no trago con que el iPad fuera realmente una amenaza para los ereaders dedicados más que a los ojos de los mesmerizados por el multisobo y, sobre todo, de los magnates de la prensa mundial que bombardearon a sus lectores con "noticias" del iPad con una intensidad que ríete de Dresde en el 45.

El planteamiento de partida es más que discutible, pero muy fértil para la reflexión:
The Press, sensing that the iPad isn’t ridding them of these pesky little eReaders that threaten to destroy their Book Publishing brethren, have decided it is going to be super-cheap Android based Tablets.
O sea, "La prensa (los conglomerados mediáticos, más bien), dándose cuenta de que el iPad no les está librando de esos molestos y escuálidos ereaders que amenazan con destruir a sus "parientes" de la industria del libro, han decidido que serán las tabletas superbaratas basadas en Android quien les libre de sus enemigos".

La agresividad del planteamiento, además de divertida, hace pensar. ¿Realmente el ereader es también el enemigo de la industria periodística? ¿Hay una corriente de opinión que desea un final sucio y doloroso para los ereaders?

El otro debate sorprendente en 2010 es la mera posibilidad de que una pantalla retroiluminada, ya sea baratérrima o glamourosa, pueda sustituir con efectividad a un ereader dedicado y con pantalla sin retroiluminar (ya sea e-ink o sus teoréticas competencias). Dejando aparte lo inopinado del hecho de que se siga discutiendo sobre si una PDA gigante puede usarse para leer prolongadamente, nos podemos adentrar en otro terreno: ¿Qué le aporta objetivamente al usuario dicha PDA gigante que no tenga ya con las alternativas previas, laptop, netbook o smartphone? Personalmente, sólo les veo sentido en términos de portabilidad, por peso y tamaño, y en futuros precios con un sweetspot de 100€, por aquello de la compra impulsiva, los regalos de cumpleaños, etc. Me encanta, de hecho, cómo define el autor del post que estoy comentando el precio de estas tabletas:
Very cheap prices – Android Tablets for $100 and $150. Basically prices closer to the prices at which Apple will be selling iPad accessories than to iPad prices.  
Qué razón lleva. XDDDDDDDDDDD. Y se nota que no es fan del iPad:

There are also a few benefits Apple people might refuse to acknowledge – You get to buy something that is not Apple, you don’t have to sit through soap opera style commercials, you don’t have to worry about people trying to kill you to steal it away.

Y a renglón seguido suelta una carga de profundidad, con toda la razón
The Press will, therefore, make two seemingly paradoxical claims – iPad is outselling every Android Tablet because it’s better; Although Android tablets aren’t selling they’ll still kill the Kindle.
No gloso el grueso del artículo: desarrolla sus hipótesis de partida de forma igualmente provocadora, hasta llegar a una impagable escena de teatro entre "Mr. Android Tablet" y él mismo. El homenaje a Plato llega a una revelación que estaba ya ante todos los que usaran los ojos para ver:

I am open and I support ePub and Google Editions has millions of books that were never checked out of libraries.
Yes, but people only care about books. As long as they can get the books they want to read they don’t care about ePub or scanned books from 1887 that weren’t read even when they were in print.
This isn’t about reading. 
I thought this was about reading.
Well, you, my dear, are wrong. This is about readers doing what’s good for Publishers and Big Corporations.

Después, sigue haciendo saltar chispas sobre la utilidad real de las tabletas, hasta llegar a otra apoteosis:
But you’re hurting my eyes. And I’m tempted to check my Facebook. Could you recommend a reading device?

Mr. Android Tablet is distraught. It’s always worked before. How can it fail? How can Apple’s SexyCoolBeautiful magic fail? It’s all been a waste.
Mr. Android Tablet is in anguish as his thoughts flow through and streak his rainbow jacket with shades of grey – 3 years of waiting for Pixel Qi and I’m still not able to sell myself as a dedicated reading device. How come the Karate Kid becomes a 12th level Black Belt in 10 minutes and even after 3 weeks of pretending to be an eReader I can’t get it right? I’m a disgrace. I need to go read up on the iPad playbook a little more.

Lo mejor de este genial diálogo es que subraya los planteamientos que nos tratan de hacer tragar con calzador: Hace daño a los ojos, incluye una fuente permanente de distracciones... no se puede comparar con un dispositivo dedicado a leer.

Y como si no hubiera derrochado ya cachondeillo en el diálogo para dar y regalar, remata la jugada:
Hey, Mr. Customer Man, since when have you been allowed to think for yourself?.

What do you mean?
We told you the Kindle was dead. We’ve been telling you this for years and you still don’t get it. What’s the big fuss about a dedicated reading device anyways?
Well, I love to read and I want a device specialized in reading – like the Kindle 3 or the Nook 2 or the Kindle 4.
No, no – You aren’t getting the point. We tell you what to do. If you start reading and become smart how are our advertisers going to fool you into buying all their worthless products?
I would think that’s a good thing. You know – it’s probably good if we don’t buy worthless products.
How can you be so heartless? We save democracy. We work tirelessly for you. All we ask is that you buy a device that is so much better than any dedicated device. You broke our hearts once – Are you going to do it again?
Ummm… This is getting awkward. Goodbye.

Sinceramente, creo que es lo mejor que he leido en mucho tiempo acerca de un buen montón de temas relacionados: ereaders, ebooks, tabletas, la prensa y su manipulación incansable. Lo mismo me animo y lo traduzco entero, porque es necesario que The Kindle 4 vs Tablets – A play in 4 Parts llegue a cuanta más gente, mejor. Mientras me pongo, han quedado muchas preguntas en el aire que estaría bien atacar.

P.S.: mi último post tuvo 2844 visitas entre el sábado y el domingo y entre la web y los RSS. Además de daros las gracias por leerme, entiendo que es parte del proceso de la explosión que están "sufriendo" los ebooks en España. Sí, explosión de atención... y "sufriendo", ya sabéis por qué.

3 comentarios:

  1. Muchas gracias, muy interesante!
    Si te animas a traducirlo completo, creo que a muchos de los que no entendemos en "english" nos haría un gran favor :)

    Uno de tus lectores habituales, que aún sigue con su iRex iLiad, a la esperar de darse el capricho del nuevo kindle DX 2

    ResponderEliminar
  2. Ea, Salvador, por un justo que me lo pida traduciré. En un par de días está traducida la "obra de teatro"

    ResponderEliminar
  3. David L.4:43 p. m.

    Gracias por la traducción, Juan Luis. Y enhorabuena por las visitas.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...