jueves, enero 12, 2012

La máquina de escribir digital de AlphaSmart, por Ricardo Villalba (II y final)

Mi modus operandi con el dana es como sigue: utilizo una tarjeta de expansión (SD) para guardar los documentos en .doc y en .txt, básicamente, y los abro y edito en el Documents to go. La tarjeta de memoria la utilizo con un adaptador y la conecto al pc como un pendrive. De esta manera la transferencia de datos entre el pc y el dana ocurre de un modo similar a la de una notebook y una pc con un pendrive de intermediario. El dana también posee wifi y las veces que lo he precisado ha conectado sin problemas. Pero no he explorado mucho por esa dirección porque la sincronización con el pc "vía pendrive" me es suficiente por ahora. También suelo hacer lo siguiente: cuando voy a empezar la redacción de un texto en el dana utilizo el alphaword y luego envío el texto (una función muy curiosa) a cualquier campo abierto en la computadora (documento de texto, email, etc.). Aunque algunos caracteres no son reconocidos por la pc.

La cuestión de cómo un aparato como el dana llegó a mis manos también puede servir para entender el valor del mismo.

En un comienzo, me dediqué a leer libros digitales y a editar mis documentos de textos en la computadora como todo el mundo. Posteriormente, me di cuenta que la portabilidad a la hora de realizar esas actividades era un aspecto deseable y me empecé a rebuscar por los modelos de celulares que más se adaptasen a cumplir con esas tareas: aquellos que posean una pantalla lo más amplia posible y con un teclado qwerty. Adicionalmente, era muy de desear que haya posibilidad de navegar cómodamente en internet a fin de buscar información de manera ágil. Posteriormente, adquirí un Ipaq con window mobile y, luego también un palm, el cual utilizaba con el teclado externo. Portabilidad, posibilidad de acceso a internet, tarjetas de memoria para espacio de almacenamiento suficiente, lector y editor de documentos de textos, teclado externo: todas estas necesidades estaban coherentemente satisfechas. Pero faltaba una característica fundamental que sólo eché en falta cuando tuve las demás y me dediqué a utilizarlas: faltaba una pantalla adecuada que no dañase la vista y que permitiese trabajar tan cómodo como si de papel se tratase. Aunque mucha gente parece no entender esto y considera que se trata de un capricho o de una búsqueda de sofisticación o de exquisitez, en realidad es un hecho incontestable para quienes han ya dedicado gran parte de su tiempo a utilizar las pantallas retroiluminadas como si de papel se tratase que las pantallas con retroiluminación no sirven para trabajar con la lectura y edición de textos de manera constante y prolongada sin dañar la vista.

Ahora bien, cuando los lectores de libros electrónicos empezaron a formar parte más o menos cotidiana de la realidad tecnológica parecía que la solución al problema de la pantalla se encaminaba a una solución satisfactoria. Parcialmente, fue así. Digo parcialmente porque es evidente que un lector de libros de electrónicos, aun en un modelo con pantalla de tinta electrónica no pearl, como es el caso del sony ereader pocket edition prs 300 (mi primera adquisición en el campo de la tinta electrónica) sirve para consumir textos pero en el sentido más básico de la cuestión. Un lector como el citado, permite hojear información sin dañar la vista. Por supuesto que no soporta muchos formatos y que es lento, y un largo etc.: pero a pesar de ello, con sus limitaciones, el aparato permite la lectura no nociva para los ojos de una manera aceptable. La gama kindle, en sus diversas evoluciones, no hace sino mejorar esa experiencia de ususario. Adquirí un kindle de 3a generación para mejorar la velocidad y el contraste de la pantalla respecto al modelo de sony, y finalmente adquirí un kindle dx porque la pantalla del mismo era más adecuada para leer pdfs.

La historia podría terminar aquí pero no es así porque además de consumir la información (leer libros), necesito analizarla y procesarla (resúmenes, fichas, paráfrasis, comentarios, comparar textos, etc.) y es aquí donde, en contra de mi voluntad, tenía que terminar frente a la pantalla del ordenador para esa labor. De manera que los lectores satisfacen aceptablemente la función de lectura (naturalmente, para eso están diseñados, si bien la función de navegar por internet o escuchar música en el kindle amplían las posibilidades) pero aún es necesario un dispositivo para seguir trabajando con los textos. Si bien algunos ereaders poseen un teclado y partir de ciertos artilugios uno puede terminar insertando texto en el aparato e incluso editando, a través de internet, el teclado qwerty pequeño no ofrece la misma eficiencia que un teclado qwerty de tamaño completo. La otra gran alternativa que he barajado pero que no depende de mi por los requerimientos de programación que supone es conectar un teclado externo al kindle a través de un pc con sistema linux. Es decir, conectar el kindle a una pc o a una notebook y desde ahí utilizar el teclado con la pantalla del kindle. Naturalmente, es una solución que deja la portabilidad en lugar dudoso. Si se pudiese hacer con un teléfono que corra linux (como el motorola a1200 o algún android) sería una alternativa más convincente. Pero hay muchos detalles que considerar. Aún así, si alguien me ofreciese la posibilidad de utilizar mi kindle como segunda pantalla de la pc y usar el teclado externo real para escribir en el kindle estaría más que contento. Por lo que me han dicho, la cuestión de hacer el software adecuado no es tarea imposible y no hay que perder de vista que los kindle ya han sido hackeados. Sin embargo, no es algo a lo que me pueda dedicar por mis propias fuerzas.  El día que Amazon (o cualquier otra empresa con un dispositivo de tinta electrónica) decida hacer una modificación del sistema operativo del kindle y permita que, a través del mismo se pueda insertar texto por un teclado conectado vía usb ya para realizar notas en los libros o para, lisa y llanamente crear o editar un documento al menos en formato rtf y lanzarlo a la red o al ordenador, va a haber una auténtica revolución cultural de unas dimensiones inimaginables.

Un día leí en el foro mobileread a alguien que mencionaba la alternativa del dana de pasada y como no sabía nada al respecto investigué sobre el aparato y me di cuenta que era lo más cercano a mis necesidades que ofrecía el mercado. Así es como hoy estoy escribiendo esto desde un teclado portable que posee una pantalla que, si bien posee reflejos y hay que escoger un buen ángulo de trabajo, permite trabajar al aire libre y no posee retroiluminación, con el descanso para la vista que esto supone amén de la portabilidad y el bajo precio.

Pienso que el dana es una solución de gama baja para soportar o aguantar hasta que salga el gadget definitivo, que debería ser simplemente como un tablet android con teclado externo via usb y, por supuesto, pantalla e ink pearl o similar. A pesar de todos los defectos del dana, lo prefiero infinitamente a una notebook. Por ejemplo, cuando uno trabaja en el dana, simplemente presiona la tecla de apagado y el aparato queda como en una especie de hibernación. Cuando se desea volver a trabajar presiona de vuelta el botón y ya está nuevamente frente al documento. Hay ocho "espacios de trabajo abiertos" (documentos abiertos) que se intercambian con sólo presionar una tecla. No hay tiempos de espera. Con el dana los problemas de carga son mínimos pues el mismo funciona con pilas (y también con batería recargable vía usb con el pc pero el mío no ha venido, como que es de segunda mano, sino con las pilas) y el rendimiento de las mismas es bastante aceptable. Así también, tener una notebook es una adquisición más costosa mientras que el dana, por su bajo precio, se presta a que uno piense que tiene derecho a llevarlo a donde sea. Quizás sea una paranoia mía pero siempre me he sentido incómodo transportando de aquí para allá la notebook. Y también es la razón por la cual no suelo sacar mi kindle dx de casa y sólo suelo cargar con el modelo de 6¨. En cambio, transportar el dana no me supone ningún problema de orden psíquico además de que cuando uno va a al parque o a cualquier espacio abierto es el dana y no la notebook lo que uno necesita.

En feliz desorden, he narrado brevemente algunas de mis experiencias con mi dana. Insisto por última vez en decir que es un producto que ha sido injustamente ignorado pues constituye una alternativa que si bien no será la mejor es una alternativa aceptable para cualquiera que haya empezado a sufrir en los ojos con las pantallas retroiluminadas. Es por eso que he querido compartir esto.

14 comentarios:

  1. Pablete2:02 p. m.

    Muy interesante, muchas gracias por compartir tu experiencia.

    Estoy viendo en la web de AlphaSmart (http://www.renlearn.com/NEOInternational/spanish/default.aspx) que tienen otro modelo más económico llamado Neo, aunque no me queda claro si también utliza una versión del Palm OS y si se pueden cargar en él más aplicaciones. Además, lo venden con teclado en español. En todo caso, el precio del producto nuevo ($219 USD el Neo y $429 USD el Dana, gastos de transporte e impuestos no incluidos) me parece totalmente descabellado.

    Una última cuestión: en tu descripción del Dana en el post de ayer decías "Básicamente se trata de un teclado con una pantalla no retroiluminada
    (como la de las calculadoras) que corre el sistema operativo Palm". Sin embargo, en las especificaciones oficiales, apartado Pantalla, dice: "Pantalla LCD touchscreen en
    escala de gris con iluminación posterior: 7.25" x 2.25"". Por tanto, no tengo claro si el caso es que tú tienes un modelo diferente de Dana o si se trata, igualmente, de una pantalla retroiluminada, con lo que los beneficios para la vista quedan un poco en entredicho.

    ResponderEliminar
  2. Ricardo7:23 p. m.

    En relación al Neo, desconozco si también corre palm. Elegí el dana porque no encontré ningún modelo usado del neo2 a la venta en amazon y, sobre todo, porque la pantalla del dana es más grande.

    En cuanto a los precios, si mal no recuerdo el Neo2 sonda los 150 USS. El precio de un dana lo desconozco porque en realidad los 52 USS que yo he pagado son por un dispositivo usado. No he sido totalmente claro en relación al precio. Son los dispositivos usados los que representan una alternativa. Pienso que pagar más de 100 dolares por un dispositivo así es una mala jugada (aunque ahora que lo uso normalmente, quizás si me llega a faltar y no tengo otra alternativa, me compre otro aún a ese precio...)

    Respecto a la pantalla, entiendo que también este tipo de pantallas reciben la denominación de tipo "lcd" aunque no correspondan exactamente a lo que normalmente se entiende por lcd: una pantalla con retroiluminación. Por ejemplo, para el caso de los modelos antiguos de palm, los monocromáticos también suelo ver la especificación de "lcd" respecto a la pantalla y, además, que sí poseen iluminación (http://www.pdaexpertos.com/modelos_pda/palmone_palm_viix.shtml). Incluso en el modelo de blackberry que tengo, el 6230, se menciona lo mismo. La cuestión es que esas pantallas pueden opcionalmente iluminarse como si de una pantalla "convencional" se tratase. Es lo que se llama el backlight, creo. Con esa opción la pantalla puede ser usada aún en una habitación a oscuras. El dana también  tiene esa alternativa. Pero sin activar tal función, la pantalla del dana no emite ninguna luz.

    Si se compara un monitor de computadora (crt o lcd) y la pantalla del dana se tiene que, en una habitación a oscuras o en penumbra, el contenido de la del dana no es "visible" mientras que el contenido del monitor es visible pues, "emite el mismo su propia luz". Además, a la luz del sol, el contenido de la pantalla del monitor es poco "visible" mientras que, en ángulo correcto (por los reflejos) la pantalla del dana es óptima.

    Cordialmente

    Ricardo
     

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:58 p. m.

    Muchas gracias por tus explicaciones, ahora me queda todo mucho más claro.

    Buscando otras opiniones de usuarios en la página de Amazon, veo que predominan las opiniones positivas. Algunos se quejan de problemas de grabación en la tarjeta SD cuando el aparato está bajo de batería, y otros de que los aparatos de segunda mano llegan a veces en mal estado, pero en general las opiniones coinciden bastante con las tuyas.

    Tal vez debamos darle una oportunidad, después de todo...

    Un cordial saludo y gracias de nuevo por tu aportación.

    ResponderEliminar
  4. Pablete9:54 a. m.

    Ricardo, anoche te envié una respuesta a tu comentario, que pareció haberse publicado en ese momento, pero por lo que sea no aparece hoy, así que lo repito ahora.

    En primer lugar, gracias por los comentarios, que me han aclarado las dudas que tenía con respecto al aparato.

    En segundo lugar, he revisado algunos comentarios de usuarios en la página de Amazon y parece que la mayoría están satisfechos con el producto. Algunos se quejan de un problema de pérdida de datos de la tarjeta SD cuando el aparato está a punto de quedar sin batería, pero no parece muy generalizado.

    A mi el precio de venta del producto nuevo me sigue pareciendo escandaloso, una sobrada total, cuando fabricar un sistema así no debería costar, por componentes, más de 150 dólares (tirando muy por lo alto), y cuando los gastos de desarrollo de producto, innovación, desarrollo de software y publicidad deben ser microscópicos. En todo caso, es posible que tengas razón y debamos darle una oportunidad a un Dana usado. Si encuentro algún vendedor que me lo ponga en casa por 50 euros o poco más, puede que me anime a probarlo.

    Un cordial saludo y hasta la próxima.

    ResponderEliminar
  5. M'ha encantat l'aventura del Dana. Ha estat un plaer sentir que compartia tants desitjos i sensacions relacionats amb la lectura i l'escriptura en aparells electrònics. Moltes gràcies.

    ResponderEliminar
  6. Me alegro por haber aclarado dudas.

    Así es, yo también di un vistazo a las opiniones de los clientes en amazon y en la mayoría de los casos se hablaba favorablemente del dana. El tema de la pérdida de datos a raíz de la batería agotada es, si mal no recuerdo, es típico problema con los modelos antiguos de palm. Así que siempre hay que tener una copia de seguridad.

    Yo también considero que tal como está la tecnología, y con las prestaciones tanto de hardware como de software un dispositivo como el dana debe rondar -nuevo en caja y con accesorios- a lo sumo, 50 USD. Desafortunadamente, ni la empresa que produce el dana piensa así; ni hay otras empresas que se decidan a colocar un aparato similar al dana a un precio como el mencionado o inferior.

    Saludos cordiales

    Ricardo

    ResponderEliminar
  7. Belén Cebrián Sánchez4:42 p. m.

    Gracias por el post.

    Tengo que reconocer que a pesar de haber sido una de las primeras personas de mi entorno en haber tenido un lector electrónico nunca me había parado a pensar en hacerlo a la inversa y usar las pantallas de tinta electrónica para escribir. Y que no sólo me tiro mucho tiempo delante de la pantalla del ordenador leyendo si no también escribiendo. Pero la verdad es que hasta ahora no se me había pasado por la cabeza hacer lo inverso y escribir en vez de leer con pantallas de tinta electrónica.

    Como no me había interesado por este tema no sé muy bien cómo está la cosa, y hablo de oídas, pero creo recordar que uno de los últimos modelos de Papyre (lectores electrónicos) que comercializa la empresa Grammata en España venía con el sistema operativo Android, y tiene, si no recuerdo mal, dos tipos de "modo" en los que se puede poner la pantalla: en uno funciona como una pantalla LCD normal, el otro es para funcionar de forma parecida a la pantalla de tinta electrónica, en blanco y negro (aunque no recuerdo si lo que hace es simplemente quitar la retroiluminación y ya).

    Creo que es era el modelo Papyre Álex, aunque, como digo, no estoy muy segura de cómo funcionaba la cosa.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Desgraciadamente no lo permite. No hay todavía ninguna pantalla de tinta electrónica a la que se pueda conectar de serie un teclado externo. Seguimos esperando...

    2012/1/31 Disqus <>

    ResponderEliminar
  9. Jaume Salvà i Lara2:12 p. m.

    Hola Ricardo, me ha gustado mucho tu reseña en dos partes. Después de leerla me decidí por adquirir una Dana y me encanta, pero no tengo resuelto un tema que es muy importante para mí, que es pasar los archivos escritos con la Dana a mi PC, de forma que no se pierdan los acentos, apóstrofes, eñes o ces cedilla. ¿Me podrías decir cómo lo haces tú? Muchas gracias de antemano y enhorabuena por tu trabajo.

    ResponderEliminar
  10. Ricardo3:02 p. m.

    Hola. Me alegro que haya servido la reseña. Felicitaciones por la adquisición. Yo nunca me he arrepentido de haber comprado un dana y no concibo mi vida sin el aparato.Para transferir los documentos al pc hay al menos dos alternativas:

    a) (asumiendo que hay una memoria sd en el dana) copiar todo  el contenido del archivo del dana a un documento de word en el Documents to Go (asumo que está instalado en el Dana) y a partir de ahí extraer la tarjeta de memoria, leerla en el pc con un lector de tarjetas y buscar en la carpeta correspondiente el documento en formato .doc
    Cuando se pega el documento del dana al Documents to Go no se pierde ningún símbolo. El problema de método es su relativa lentitud porque hay varios procedimientos que hacer y el Documents to Go no es especialmente rápido, más aún si el documento es algo extenso.

    b) utilizar la función de "send" incluida en el dana (la tecla que está en la zona superior izquierda). Para eso, el dana debe estar conectado a la pc y simplemente se abre un bloc de notas o cualquier espacio susceptible de recibir texto y se presiona la tecla send. De este modo se transfiere el texto del dana al pc. En este caso, mi procedimiento para mantener ciertos caracteres como dos puntos, paréntesis, etc. es bastante primitivo  Utilizo la función "buscar y reemplazar" en un editor de texto de tal suerte que pueda cambiar, por ejemplo, el signo de "=" por el de ")". Creo que este método es el menos recomendable si el texto en cuestión es complejo y largo. Pero para textos cortos a veces es muy buena alternativa.

    Espero que sirva. Quizás haya otras maneras más sencillas aún pero yo me las he arreglado bien así hasta ahora.

    Saludos

    Ricardo

    ResponderEliminar
  11. Jaume Salvà i Lara10:47 p. m.

    Muchas gracias por las detalladas explicaciones. De las dos opciones, me interesa mucho más la primera, pero el caso es que en mi Dana no está instalado el Documents to Go. ¿Cómo podría instalarlo? Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  12. Jaume Salvà i Lara8:32 a. m.

    He conseguido instalar el programa pero me dice que no puede funcionar con un sistema anterior al 5.0. ¿Sabes cómo actualizarlo? Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  13. Ricardo6:33 p. m.

     Bueno, la solución que se me ocurre es enviarte el programa que yo tengo a ver si ese puede correr en tu dana. Enviame un email a vivetphil arroba gmail com y te paso el instalador.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...