lunes, noviembre 21, 2011

Mirasol: entre el escepticismo y la expectativa

Por poco escribo excéptico justo antes de expectativa, pero esa primera x maligna ha cometido un error fatal y ha sonreido antes de tiempo. Supr mediante, se ha ido al limbo de las erratas nonatas.

A lo que voy. Vía e-ink-info he dado con una nota de prensa de pc-world: veremos pantallas mirasol en 2012.


Aquí tenéis un listado de las noticias sobre mirasol de los últimos dos años y medio. Por ejemplo, hace 13 meses me hacía eco de que las pantallas Mirasol ya están en producción, con lo que parece evidente que han tenido que dedicarse todo este año a cazar mariposas monarca y polillas gigantes de Java para fabricar las pantallas. Y me siento satisfecho porque dí en el clavo hace casi un año (y eso que mi historial predictivo es un poco pobre). Véase
Ayer leí en Contenidos Digitales que Samsung construirá una planta en Taiwan de pantallas mirasol. En sí mismo es una noticia excelente, porque 1.000 millones de dólares aseguran que las pantallas mirasol van a llegar al consumidor sí o sí, moviendo a distintos modelos de Señor Tablet con sustanciales ventajas respecto a las pantallas LCD existentes.
Si la noticia es buena, incorpora el matiz de que si se va a construir la fábrica es porque todavía no se ha construido. Si es que uno, cuando se pone a deducir...
Claro, estamos hablando de un plazo de al menos 18 meses antes de que salgan pantallas mirasol de esas fábricas en cantidades apreciables. Al menos, seguro, de 12 meses. Eso nos estaría hablando también de que tenemos tabletos vulgaris para rato, que primero hay que aligerar el stock de dispositivos existentes antes de dar el salto a las pantallas sin retroiluminar.
Mola. Después de épicos fracasos como mis predicciones sobre el iPad, por fin tengo la oportunidad de tirarme el pisto e ir de gurú predictivo por la vida porque, las cosas como son, la he clavao. Mi esposa diría que "Sí, la has clavado", pero la batalla cultural sigue abierta en mi casa, luchando por las mentes y las almas de nuestros hijos entre su español neutro y considerablemente perfecto y mi español dialectal, de j gargarosas y laismo rampante.

Para los que el invento os pille de nuevas (alguno de los que me seguís desde época reciente), aquí tenéis una bonita explicación. Lamentablemente no puedo embeber el video porque alguna mente brillante en Qualcomm ha decidido no hacerlo, así que toca contarlo. La modulación interferométrica funciona de una manera muy elegante, con una película plástica separada unos micrones de un espejito reflectante.
Separada significa "encendida", y la luz externa se refleja en el espejo con el color azul, verde o rojo dependiente de la distancia (y, por lo tanto, de la longitud de onda). Mi acierto en la previsión me ha dado la suficiente valentía como para arriesgarme que esta explicación me haga merecedor de collejas por parte de un físico, porque "apagado" es el resultado de juntar ambas placas y que la célula no refleje ninguna longitud de onda visible.



La ventaja decisiva de las pantallas mirasol es que el encendido o apagado de cada célula es tan rápido que permite video. Por lo demás, al funcionar con luz ambiental, te evitas el gasto de electricidad de la lámpara de pantallas como la que estás usando para leer esto. Eso se va a traducir en mayor autonomía para el mismo peso, a cambio de unos colores levemente irisados.

A su vez, comparado con la e-ink, las pantallas mirasol son mucho más rápidas y permiten todo lo que permite una LCD. Bookeen ha demostrado con su video sobre e-ink que a las pantallas electroforéticas les queda margen para el crecimiento, pero más les vale aplicarlo si en 2013, pasado el momento de los early adopters, quieren competir con las pantallas mirasol. Porque, en teoría al menos, la pantalla mirasol no va a gastar energía si no cambia la imagen de la pantalla.

No es por nada, pero tengo más confianza cuando el CEO de Qualcomm dice que van a salir dispositivos con pantallas Mirasol que cuando ML Jepsen dice que este, sí, este año es el que un fabricante muy conocido va a sacar productos con pantallas Pixel-Qi. Qualcomm, como podéis ver en este post, no es una empresa sin cadena de montaje o fabless, sino una empresa capitalizada en miles de millones de $, muy importante en sus ámbitos adicionales y, al parecer, con la suficiente fe en las pantallas mirasol como para invertir lo necesario para alcanzar un volumen de producción que las haga populares.

Pero es la misma historia una y otra vez. Creer (y esperar) las pantallas retroiluminadas es como ser del aleti. Algunos llevamos 3 años esperando un producto con pantalla Pixel-Qi, Mirasol o Liquavista. Si recorréis un poco tinta-e con ayuda del buscador, buscando "retroiluminado site:tinta-e.blogspot.com" o "pixel-qi site:tinta-e.blogspot.com", podréis haceros una idea del tiempo que llevo hablando de esto. Espero que su salida al mercado sea más rápida que el avance de mi presbicia, porque cada vez voy a ir necesitando una pantalla más grande y me joderíafastidiaría no poder disfrutarlas en el parque.

¿Fecha? Quemando el crédito que me acabo de ganar por la previsión acertada, diría que o Junio de 2012, o bien Noviembre/Navidades. Entre medias va a estar el lanzamiento de Windows 8 y los tablet PC y tabletos ARM propulsados por el próximo Windows, y a menos que saquen un tableto con Windows 8 Y pantalla mirasol, imagino que los fabricantes esperaran a que el impacto de 8 se aminore para que no les arrebate protagonismo. Y sinceramente, no creo que salga nada que no sea Android, por una sencilla razón: las primeras pantallas van a ser caras de narices, con lo que tendrán que ahorrar en todo lo demás para no cometer la cagada tantas veces vista de sacar un producto a precio prohibitivo y que sólo lo compren los más entusiastas.

Eso sí, a largo plazo diría que el futuro de algunos equipos industriales está en manos de este tipo de pantallas, sin duda alguna. Si resultan completamente usables bajo el sol la ventaja va a ser realmente importante.

5 comentarios:

  1. Ahora solo te falta quitarle el acento a ese di de "di en el clavo" que has puesto tan hermoso y tan grande, jeje.

    Para trabajo de campo y esas cosas que hacéis los investigadores, una pantalla no retroiluminada hace mucha falta, pero para el común de los mortales, con su tableto sin 3G que usa en el sofá para el info-ocio, lo bueno de estas pantallas sería sobre todo que no cansan la vista y permiten desconectar de las horas de curro frente a la pantalla del PC. Y la autonomía extra siempre se agradece, claro.

    ResponderEliminar
  2. En TheVerge muestran una para pedir a papá Noel coreano....

    http://www.theverge.com/2011/11/21/2579583/kyobo-mirasol-color-ereader-south-korea-available

    ResponderEliminar
  3. Ana González10:04 p. m.

    En Xataka han publicado esta noticia. Parece que de autonomía todavía anda bajo el aparato comparado con los de tinta electrónica normales:
    http://www.xataka.com/pantallas/kyobo-estrena-las-pantallas-qualcomm-mirasol
     

    ResponderEliminar
  4. Alfredo Novoa1:34 a. m.

    Yo creo que con lo que más se pueden forrar es con los smartphones. Se venden muchísimos más smartphones que ereaders y las pantallas Mirasol pueden hacer que dure mucho más la batería. Además en los teléfonos es fundamental que haya colorines, no como en los ereaders.

    ResponderEliminar
  5. Alfredo Novoa1:52 a. m.

    Dicen por ahí que la batería dura unas 10 horas con la iluminación frontal al 25%. Ya podían decir cuanto dura con la iluminación frontal apagada.

    La pantalla táctil también reduce la duración de la batería.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...