miércoles, diciembre 01, 2010

Numeración de páginas en los ebooks: ¿una solución?

Leo un artículo interesante en Techcrunch: why the kindle is losing me. El título ya promete, porque la autora (conocidísima en su casa a la hora de comer) afronta su relación con su ereader desde la perspectiva de lo que va a perder Amazon cuando ella deje de usarlo. Asín, sin complejos.

Lo flipante del caso es que la autora ha publicado un libro entitulado Once you are lucky, twice you are good: The rebirth of Silicon Valley and the rise of web 2.0. A la vista del post que comento, aceptaré que es una journalist en el mal sentido de la palabra.

Como decía en Buzz, esta chica no necesita un ereader sino un telesketch. Al loro con el motivo por el que Amazon la va a perder como usuaria:
So how the hell is it possible that the Kindle doesn’t have a feature as obvious as page numbers? You know what happens when you don’t have page numbers? You can’t do a basic footnote for anything you’ve read. Yeah, that’s going to be a slight problem for the college market.

[...]

Thank God I am such a dinosaur. Because footnotes from a Kindle edition have been a nightmare. I have had to either use Google books to find page numbers or, worse, repurchase them in hard cover just to do footnotes. I could have just camped out in a bookstore and jotted down page numbers, but most of these books were too obscure to be carried in an average Borders. This all sort of defeats the point of an ebook. Technology is about adding features and functionality to a thing that was limited before– not taking them away. The only way the Kindle survives in an iPad world is by appealing to hardcore readers and students. Amazon needs to fix this now.
Con un par.

En vez de contestarla yo, aprovecho un Buzz público para copiar y pegar la feliz respuesta de Jordi Balcells
Típico usuario (usuaria en este caso) que no tiene ni idea. Un ebook necesita reflow, por lo que los números de páginas pierden sentido. Es una edición distinta a la de bolsillo y tapa dura, por lo que es normal que las frases no estén en el mismo sitio.
¿Y cómo citas cualquier edición electrónica? Ebooks, URLs, entradas de blogs, hilos de foros, etc. Nada de esto tiene "páginas", ni falta que les hace.
Si tienes que citar frases exactas, las páginas no son necesarias. Para algo está la función de búsqueda en los ebooks.
Si tienes que parafrasear una idea (y en el libro de estilo de la universidad donde hice el máster no era necesario citar una página en este caso), usa las locations del Kindle o las falsas (porque son falsas) páginas del Adobe DE.
Por una parte, lo que más me gusta es que ha dado en el clavo: ¿Cuál se supone que es la función académica de la cita? Además del reconocimiento (y evitar el plagio, por tanto) de la autoría del texto de un tercero inserto en tu propio texto, estaría la de ayudar al lector a buscar la cita que has referenciado si le interesa. Y para ese caso, de lo que le estamos hablando es de un ebook: que busque la cita.

Con todo, esto plantea un problema: ¿Y si el lector sólo tiene acceso a la versión en papel? A día de hoy no es un problema baladí en absoluto, porque las bibliotecas siguen siendo en papel.

Este problema tendría fácil solución si colaborara el distribuidor de ebooks con la editorial. Pongo el caso de kindle, pero se aplica a cualquier otro ereader con formato reflowable y, por lo tanto, sin número de página.

Pongamos que selecciono una cita. En Kindle, dicha selección se almacena con metadatos básicos: dónde está en el texto, medido en las unidades propias llamadas locations. Nada complicado, porque como se conoce el número total de locations, se trata de un tanto por ciento sobre el total. Pero ya puestos, cabría un servicio sencillo, trivial si como kindle el ereader tiene conexión a Internet:

  • Se guarda la cita textual
  • Se hace una petición a Amazon para que busque la cita en el PDF original.
  • Amazon devuelve un número de página y una referencia bibliográfica completa: edición tal, año, hardcover o paperback, etc.
  • La cita queda referenciada tanto por locations como por número de página de la edición de papel.

Esta operación mejoraría la utilización académica de los ereaders, en tanto que se contaría con todas las ventajas de un formato nativo reflowable, y al tiempo se podría citar como hoy en día se sigue haciendo.

En cualquier caso, lo dicho: si el número de página física es más importante que el peso, la capacidad de llevar una biblioteca encima, la posibilidad de anotar y comentar y exportar de una tacada todas las citas para pegarlas en tu paper, lo que Sara Lacy necesita no es un ereader sino un telesketch


De hecho, creo que sería lógico que alguna/s editorial/es aprovecharan esta carencia actual y ofrecieran una solución mejorada a los estudiantes.

6 comentarios:

  1. Ya que me citas de Buzz (qué ilu, me citan :D), me cito yo mismo:

    "Por problemas legales y administrativos, además de que "no hay mercado", no veo esta implementación a medio plazo.

    No vivo en el mundo académico, pero creo que todo esto supone crear una solución para un problema que en la mayoría de casos no existe."

    Y siguiendo con el tema de las distintas ediciones: ¿qué pasa si yo cito de una edición (de papel) descatalogada y difícil de encontrar? ¿Estoy obligado a buscar la página equivalente en una edición popular y todavía en venta solo para que la cita sea fácil de encontrar? Porque eso es lo que estamos planteando aquí, facilitar las referencias. Yo cito de MI edición, y ya se encargará quien le interese de a) encontrar el documento y b) encontrar la cita en su edición.

    ResponderEliminar
  2. hombre, como sería gratis, lo suyo es que los lectores tuvieran la referencia de página en papel además de la localización de ebook. Quiero decir, el problema de las ediciones no es nuevo: una referencia paginada de una lectura en papel no corresponderá a otras ediciones. Vamos, que se trata de un problema previo y de una respuesta que, ante todo, permite pagar impuestos académicos y da tranquilidad al ebookófobo

    ResponderEliminar
  3. Dubitador4:10 p. m.

    ¿Para qué los numeros de paginas?
    ¿No habeis visto como la Biblia esta completamente "mapeada" en versiculos?
    Pues bien, cualquier texto, aun trufado con muchas viñetas, se puede mapear al nivel del caracter.
    Usando un par de numeros en hexadecimal, indicativos del inicio y fin de caracter, se puede referenciar cualquier palabra, parrafo o conjunto de parrafos.
    Sugiero la notacion en hexadecimal, porque es una forma mucho mas breve de representar un numero grande.

    ResponderEliminar
  4. Como si en los libros impresos no hubiera ese problema. ¿De qué coño sirve una cita de página? O tienes la misma edición que el que cita, o los números de página van a ser diferentes en las distintas ediciones impresas.

    La única solución sensata es citar por libro y capítulo, y opcionalmente por párrafo dentro de cada capítulo (y rezando para que no lleguen a cambiar los números de párrafo en una edición revisada).

    Además, como dices, la función de búsqueda en los elibros se inventó para algo. Básicamente esta tipa está hablando de un problema inexistente en los elibros, fruto de su ignorancia tecnológica.

    ResponderEliminar
  5. No hay que ser tan radical, pienso que hay que dar un margen de aprendizaje y adaptación también a estos escritores como profesionales de la edición. Hay que tener en cuenta que esta metarrevolución digital ha llegado 'casi sin avisar', y a este sector tan concreto (el cual pensaba que esto no sería ni para tanto, y ni menos tan inmediato) le ha pillado por sorpresa y 'sin las botas puestas'. Según esto, habrá que ser un poquito más comprensivos con los más 'meticulosos y perfeccionistas', y, por qué no, con los más rezagados. No obstante, la adaptación a lo digital en este sector del libro, en cuanto a formato tradicional (maquetación fija), va a resultar un poquito más compleja dada ya de por sí su complejidad (valga la redundancia).
    Particularmente, pienso que esto que plantea esta escritora no es un problema, sólo se necesita concretar la forma pues es tan fácil como enlaces html y todo este tipo de recursos, donde se especifican la fuente y el formato (e-book), p.e., Kindle file...

    ResponderEliminar
  6. DavidBayon10:32 p. m.

    Partiendo de la base, que hace 3 años de este post, tu afirmación: "Hay que tener en cuenta que esta metarrevolución digital ha llegado 'casi sin avisar' Llevo desde 2009 escribiendo como blogger y entendido en esta materia, 3 años.

    De todos modos, sin avisar... Amazon, ya llevaba 2 años antes de 2010, con un modelo muy claro, B&N también estaba con un modelo parecido, no es algo que pueda justificar a esta persona. Adobe ya tenía un gestor que permitía crear ePUB (en fase beta), pero era perfecto para crear contenidos de este tipo.

    Lamento mucho no aceptar ese intento de justificación, cuando se critica o se habla de algo, es primordial, informarse antes, para poder crear y tener una idea. Pero esta señora en aquel momento no tenía razón y ahora muchísimo menos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...