jueves, diciembre 01, 2011

Kindle.es, ha llegado

Después de dos años de espera, después de idas y venidas y un montón de decisiones absurdas por parte de los actores patrios, ha aterrizado el Kindle para España. Como referencia, os aconsejo a uno de los especialistas: kindlespain. No tengo claro si los demás hispanohablantes van a poder comprar libros en español por aquello de la estupidez culpable de las zonas geográficas, pero es una pregunta retórica: dados los niveles de renta, los precios (pocos euros inferiores a un euro) van a disuadir a la mayor parte del público. Más sobre eso luego.

Han pasado dos años con distintos actores de la cepa hispana mesándose preventivamente los cabellos, entonando ayes y lamentaciones, advirtiendo que el Día iba a llegar y que Amazon les iba a quitar lo que era suyo. No me molesto no ya en vincular, sino en buscar. Mi memoria, y la de algún otro, basta. Y tanto quejío está a un clic con el buscador, listo para degustarlo porque, como siempre, Internet tiene memoria.

Han pasado dos años. Dos años lamentables en los que los lectores más compulsivos, más intensivos, compraban ereaders para los que era mucho más fácil descargar un ebook sin autorización que comprarlo. Dos años en los que el catálogo de libros en español de Amazon era a todas luces insuficiente, con un número elevadísimo de kindles (y no te cuento ya si sumamos los aparatos con Android y los iphones e ipads) circulando. Dos años en los que se demonizaba preventivamente, en los que se anunciaba el Armageddon del libro por culpa de una piratería que, precisamente, se favorecía por las dificultades y precios de los ebooks legales.

Al menos han solucionado una de dos. Al menos ahora adquirir un ebook se hace con un par de clics. Pero los precios siguen siendo lamentables, con frecuencia pocos euros por debajo del papel. Y oiga, ya ha llovido. Y da igual quién tenga razón, porque lo que es cierto y objetivo es que buena parte del público cree que el coste de producir y distribuir un ebook es muy inferior al de un pbook y que, lógicamente, el precio debería disminuir en consonancia. A estas alturas, para generar la costumbre de comprar ebooks no basta con facilitar el proceso de compra, que ya iba siendo hora.

4 de los 5 primeros libros que recomienda la tienda Kindle cuestan 14, 29 euros - al menos, cuando he hecho la consulta. Vamos a hacer unos números sencillos: si me compro 7 ebooks ya me he gastado lo mismo que en el aparato. Hummmm

Y ojo, que Amazon ha aplicado la receta: ha apostado por ganar dinero acumulativamente gracias a la larga cola. No, no me refiero a Rocco Siffredi, sino a un catálogo lo más amplio posible que acumule pocas ventas de muchísimos títulos, y que maximice el factor de compra impulsiva gracias a bajar los precios lo antes posible. Por ejemplo, un libro de mi amigo Frank García, trucos de Pocket PC, está a 0.85€. Es un libro que, a estas alturas, sería atractivo para un nicho reducido de aficionados a pocket PC. Vale, pero con un precio así es más sencillo hacer clic y descargarlo a tu kindle, o a tu teléfono.

Esta receta ha funcionado explosivamente en USA, y nada parece indicar que vaya a pasar otra cosa en España o en los demás nuevos mercados. No es magia, ni siquiera es sofisticada. Es coherente, y es tanto mérito de Amazon como demérito de la competencia (sony es el caso más lamentable), que en todos estos años no han aplicado el sentido común.

Hace unas entradas os comenté mi última compra en kindle USA. El libro que me interesaba no era mucho más barato que los libros de primera fila de kindle.es (Snakes in Suits: When Psychopaths Go to Work: $13.79) pero, ya que estaba, hice 3 clics más y me gasté 16.87$, que vienen a ser 12.53€. Y no es tan difícil, oiga. Basta con convertir poco a poco los fondos de títulos descatalogados, como p.e. la

BIBLIOTECA ANAGRAMA DE ANTROPOLOGÍA

A ver si GRITANDO alguien se entera

para que inversiones muy moderadas (Muy Moderadas, OCR + prueba) empiecen a generar dinero sin prisa pero sin pausa. O con prisa, porque la BIBLIOTECA ANAGRAMA DE ANTROPOLOGÍA es de lectura obligada o casi para los que estudian antropología y para todo aquel que le interesen los años dorados de mi amada antropología.

Lo dicho. Señores editores, espabilen, que si hacen los deberes van a ganar más dinero que antes, los autores vamos a ganar mucho más que antes y los lectores nos gastaremos menos.

Edito: supongo que os interesará algunas reacciones desde USA a esta novedad, como la de Nate el Grande

Edito 2: mi mujer dice que el título es incorrecto. Una nueva batalla entre su español sin alma y el mío se prepara.

9 comentarios:

  1. Olé por tu mujer y su (nuestro) español sin alma. Entre sujeto y verbo no se pone coma a no ser que el sujeto sea largo de narices, preferentemente con varios complementos del nombre y alguna que otra subordinada. Y me huelo que hoy duermes en el sofá.

    Ahora que los ebooks se están poniendo de moda en Españistán, estaría muy bien que algún emprendedor de esos famosos montara un chiringuito de digitalización de libros a PDF para todos con envío y reciclaje del original, como ya existen en Japón y EEUU. Así no tienes que preocuparte de que ANAGRAMA o quien sea decida salir de su letargo. DIY a gran escala, oiga.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, "parece" que esto se veía venir ... ahora empieza la fiesta, con las novedades de Casa del Libro y Fnac sobre el tapete. Con todo, creo que Amazon arrasará en poco tiempo con todos ellos, y sobre todo con las editoriales tradicionales. Y en justicia no se podrán quejar, porque estaban avisados desde hace ni se sabe. Es lo que pasa cuando no se hacen los deberes a tiempo ... una lástima, supongo, pero la supervivencia del más apto es un principio bastante inamovible en la economía de mercado.

    ResponderEliminar
  3. Jordi, el problema es sutil, porque tras el punto del nombre de dominio otro punto genera una incorrección. Pero vaya, tiene algo de chusco, tanto porque cultivo mi lenguaje tripero como porque estoy estrenando un sofá realmente estupendo, hasta cojonudo. Como lo ha elegido ella, me compensará la batalla lingüística... hasta la siguiente.

    Lo de la digitalización está bien, pero a costa de pagar un precio moderado preferiría pagar a Anagrama otra vez por el mismo libro

    2011/12/1 Disqus <>

    ResponderEliminar
  4. Yo no lo veo tan claro. Algunos las pasarán pardas en la transición, pero diría que basta con que acepten el principio de realidad. Curiosamente diría que Casa del Libro puede haber hecho más los deberes que otros actores que no dependen tanto de las sedes del ladrillo. Pero diría que la supervivencia depende de la adaptación, no de darse contra una pared (siguiendo con el símil del ladrillo)

    2011/12/1 Disqus <>

    ResponderEliminar
  5. Aelgran92012:06 a. m.

    Lo malo de Kindlespain es que se ha dejado mucho. Semanas y semanas sin escribir nada y claro la falta de información y de actualidad se nota.

    Yo creo que hay una o dos webs/blogs en castellano mejor aún y más completos sobre el Kindle. No digo nombre para no hacer spam, sólo basta poner Kindle en google.

    ResponderEliminar
  6. Me da un poco igual, se lo curró mucho en su momento y concuerdo con buena parte de lo que dice. No tengo problema en que cites otros blogueros en español que hablen sobre Kindle, por otra parte. No es spam, diría yo

    2011/12/2 Disqus <>

    ResponderEliminar
  7. Aelgran9204:21 p. m.

    Por supuesto que fue un referente no lo dudo, aunque se centró más en hablar de ebooks y algo menos sobre el Kindle, pero si se hizo tan famoso por algo sería claor está.

    Pues mira, yo recomendaría forokindle.com (como foro bastante completo del Kindle) y de blog recomendaría miexperienciakindle.blogspot.com (del cual ya hablastes por el artículo del Jetbook Color).

    ResponderEliminar
  8. gracias por las recomendaciones. Aunque ahora con Amazon.es completo, el panorama bloguero al respecto cambiará sin duda

    2011/12/2 Disqus <>

    ResponderEliminar
  9. Ana González9:56 p. m.

    La Casa del Libro ha empezado a hacer los deberes tarde y mal, he entrado ahora y parece que su tienda de ebooks ha mejorado, pero cuando estuve mirando dónde empezaba a comprar libros en español, la descarté casi de inmediato: era imposible hacer una búsqueda separada de libros en papel y electrónicos, no había forma de encontrar novedades... y varios meses después seguía así. Ya soy asidua de otras tiendas que se lo han planteado mejor.
    Aún así insisto, el catálogo de los libros electrónicos es penoso, y aquí sospecho que la culpa la tiene Libranda, que es la que me parece que proporciona la información a las librerías. A ver, el medio principal para comprar un libro electrónico es una página web, por lo que debes ofrecer portadas correctas (¿a cuántas novedades les falta la portada?) una sinopsis adecuada, datos de autores e implicados en el libro correctos, una forma de hojear el interior el libro igual que la hay en muchos libros de Amazon...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...