lunes, octubre 31, 2005

blogs, wikis, blikis, ziddlywikis (I)

"Quien mucho corre, pronto para"

Me entran ganas de aplicarme esto a mí mismo. Poco más de una semana después de haber activado tinta-e, quiero cambiar el formato.

La bitácora, en sí, es un formato necesario para lo que quiero hacer: comunicar sobre algunos aspectos que me fascinan de las TIC. Simple, inmediato, motiva a volver (¡Espero!). La sindicación ha disparado su potencial. Las bitácoras hablan entre sí y el autor, sin perder su independencia, forma parte de una red que transmite y elabora.

Las bitácoras son, posiblemente, la materialización perfecta de lo que Jaron Lanier deseaba para Internet: Un lugar donde alzar la propia voz y no sólo recibir las de otros. Claro que, en 1997, Lanier sólo hablaba de colgar tu propia página web (¿Alguien se acuerda de la referencia?).

Mi problema es que echo de menos las ventajas de un wiki.

Conocí el concepto gracias a barrapunto entre 2000 y 2001. Me cautivó su simplicidad y flexibilidad. Algunos de los que lean este post se acordarán de cuando empecé a dar la brasa para "emplear un wiki para mantener y organizar los registros de campo de los etnógrafos". La propia palabra, wiki, se tomaba con cierto cachondeillo. Para mí, finales de 2002, no era nada divertido, porque tenía que mantener organizados los registros de campo que los etnógrafos me enviaban (y llegaban, o no) por email para el proyecto Nuevas Cartografias de Madrid que estábamos llevando a cabo para La Casa Encendida y la Casa de América.

Una vez que mi colega Palla se decidió por tikiwiki, y lo aplicamos al proyecto, todo cambió y para bien. No se volvió a perder un registro de campo y, lo que es más importante, pasamos de tener una suma creciente de archivos de texto individuales a trabajar sobre una plataforma unificada en la que todos los miembros del equipo tenían acceso inmediato a la totalidad de la documentación del proyecto.

Una pasada. Es lo que hecho de menos en tinta-e. Si en el futuro quiero recuperar datos de un post, tendré que sumergirme en el histórico de tinta-e. Si alguien da con tinta-e dentro de unos meses, no va a ser inmediato que dé con contenidos de su interés si están alejados en el tiempo, por más que me decante por un sistema de insertar tags o coloque manualmente en la barra lateral una selección de los posts más relevantes.

Me preocupa, en suma, la fecha de caducidad de unos posts que me han llevado cierto trabajo. No sólo me preocupa, sino que la entiendo como un aro por el que no tengo que pasar. Como ocurre tan a menudo, alguien pensó antes que yo en la idea que me estaba rondando por la cabeza: un wiki + blog, bautizado felizmente como bliki por Martin Fowler.

Con una plataforma así, en teoría se dispone de lo mejor de los dos mundos: la inmediatez, frescura y comunicabilidad de la bitácora, y la organización asincrónica de contenidos de un wiki. Pone a tu alcance una voz y un archivo inmune al tiempo, que permite a otros seguir haciendo uso en el tiempo de tus posts. Si respetan las condiciones de uso, que para eso están.

Le estoy dando vueltas a dos posibilidades: una, SnipSnap, básica, conservadora, inmediata. Otra, radical, no tan inmediata: Ziddlywiki.

Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...