domingo, julio 08, 2012

Un lector pide opciones sobre un ereader para uso académico

Fernando Macedo nos comenta esto en el post anterior:
Buenas, estaba buscando readers, porque me he cansado de leer en pantalla, y en general imprimir papers o material de estudio que luego de un tiempo se debe tirar no me llama mucho la atención.
Lógicamente como la idea era conseguir algo que pueda leer sin cansarme tanto la vista, no pensé directamente en una tablet, sino que entré a buscar posibilidades de readers. Lo que quería más que nada era algo que pudiera leer muchos formatos pero principalmente pdf (son los más comunes en ambientes académicos) y que a su vez se pudieran hacer anotaciones directamente con la mano y un "lápiz" (u objeto similar).
Por lo que leo en otros links y en esta entrada de tu blog, aún no hay algo semejante. ¿Estoy equivocado?
Disculpen si lo que planteo no tiene nada que ver con lo que va del artículo pero de verdad que no entiendo mucho de estos aparatos y mucho menos de los formatos de libros electrónicos más allá del pdf.
Saludos
A veces siento el mundo dividido entre los que la pantalla LCD nos cansa la vista y a los que les da igual. Nuestra tribu está poblada por gente de lo más heterogénea, pero casi todos tenemos los mismos rasgos básicos:

  • Tenemos que leer. Mucho
  • Tenemos que trabajar con textos, no sólo leerlos
Algunos somos académicos (aún en parte, como yo), y ciertamente el PDF es el palo por el que seguimos muriendo. Más que nada, porque los editores de revistas académicas tienden al mínimo esfuerzo y hay pocos que se hayan planteado el paso a .epub / .mobi.

Si los PDF tienen solución razonable en las pantallas electroforéticas de gran formato (kindle DX graphite, pocketbook 903, etc.), la anotación es un aspecto que sigue quedando insuficientemente cubierta. Con el kindle se puede anotar con eficacia, pero no es lo más cómodo del mundo: tienes que mover el cursor y subrayar con un par de clics del "ratón". Y, recuerdo, no hay Kindle DX 3 ni pinta de que venga. Al menos, con los kindle puedes exportar tus citas y notas con facilidad. Pero vaya, no diría que es una solución a la altura de lo que permite el hardware.

Mis recomendaciones: Kindle DX graphite, Pocketbook 903 o esperar. yo tengo el primero y estoy contento, pero no es una solución definitiva e indiscutible. Y lo que es peor, hay que esperar sentados a tenor de la evolución del sector, hundido en el miedo por la competencia de los tabletos. Es algo que se me escapa, porque a poco que se ejecutara bien y se comunicara con decencia, un número elevado de académicos y de otros profesionales que trabajan con texto lo compraría en masa.

¿Alguno tenéis otra recomendación para Fernando?

16 comentarios:

  1. Pues no, no se me ocurre una recomendación mejor que la tuya. Es más, para personas con buena vista y presupuesto escaso (como suelen ser la mayoría de los estudiantes), otra buena solución podría ser una tableta Android barata y un buen programa de gestión de pdf. Por ejemplo, bq Tesla (pantalla 9,7" IPS alta resolución, Android 4.0, 219 €), más Mantano Reader Premium (permite subrayar y anotar en PDF, incluso con DRM, y Epub, 8,36 €), puede ser una solución bastante potente y económica. Se pone el brillo al mínimo, y hasta que la vista aguante ... La lástima es que no se pueda hacer lo mismo con un DX o similar, la tinta electrónica siempre es preferible, pero a igualdad de precio creo que la potencia y versatilidad del software compensan en este caso la desventaja de la pantalla retroiluminada, al menos para los que la puedan soportar durante largo rato.

    Por otro lado, al hilo de lo que comentas sobre los editores de revistas académicas y su casi nula transición a epub o mobi, por desgracia creo que este hecho no es casual, sino que responde a problemas aún no resueltos por estos formatos. En texto plano no hay ningún problema, pero cuando los documentos empiezan a poblarse de tablas complejas, notas al pie, fórmulas, imágenes en alta resolución, etc., entonces hay que trabajar bastante (y saber mucho) para que el documento no se descuadre, y a veces ni aún así se logra. Esto no es como imprimir en pdf, que es dar a un botón, sino que supone un esfuerzo adicional por el que muchos editores no están dispuestos a invertir. Y yo en muchos casos lo entiendo, porque a menudo ellos tampoco ganan gran cosa con ello y la inversión no se justifica, por mucho que a los sufridos lectores nos pueda fastidiar el tema.

    ResponderEliminar
  2. Un tablet barato tiene una pantalla barata. No sólo es retroiluminada, sino que los ángulos son malos y plantea otra serie de problemas, incluso parpadeo sutil pero agotador. O sea, que si busca una solución al cansancio visual, va dado.

    Por otra parte, diría que una resolución XGA debería poder con la mayoría de las tablas. Esto es, tanto .mobi como .epub son variantes de xhtml, y las tablas no son un problema para los navegadores.

    En cuanto a las notas a pie, en texto ajustable (reflowable) no funcionan bien. Pero son perfectamente sacrificables con el simple recurso a las notas al final del artículo. Fórmulas e imágenes no suponen un problema, convirtiendo las primeras en segundas.

    PDF, o se imprime o se renderiza en un ereader de gran formato (lo realmente ideal habrían sido 11" en 4:3). PDF no es precisamente amistoso con el anotado y subrayado más allá de la superficie cosmética: no hay forma sencilla (que yo sepa) de recuperar lo subrayado y anotado en texto plano.

    Y no podemos olvidarnos de lo que YA se puede conseguir con .mobi: se pueden obtener tus anotaciones y citas, lo que es un avance decisivo respecto a citar y anotar con un lápiz como nuestros padres y abuelos. A partir de ahí es donde hay que avanzar, no dando el pasito del cangrejo que supone imitar la cita y el subrayado analógico

    ResponderEliminar
  3. Pablete2:06 p. m.

    Con respecto a lo de la pantalla, no parece que en el ejemplo que he puesto antes sea tan mala, al menos a juzgar por algunas reviews aparentemente no interesadas. Un par de citas:

    "lo primero que nos entra por los ojos es,
    como no, su pantalla. 9,7'', tecnología IPS y resolución de 1024x768, es
    decir, igual que el iPad 2. Y realmente se nota. La visibilidad es
    perfecta desde cualquier ángulo y el constraste y definición es igualmente fantástico".
    "Con un precio de 219 euros, la Tesla
    se muestra como una gran opción para aquellas personas que desean una
    tablet elegante y ligera. Es ideal para visualizar texto y fotos en ella".

    Fuente: http://www.htcmania.com/showthread.php?t=412361

    Con respecto a lo de recuperar el texto de los subrayados, no tengo claro si el Mantano lo permite, pero el que seguro que sí lo hace es
    ezPDF Reader (2,41 €). Trabajar con esta aplicación sería casi tan sencillo como hacerlo con un PC, pasando el texto de los subrayados a un documento de texto y realizando las anotaciones a continuación, en el mismo docuemento.

    En cuanto a lo de los epub y los mobi, no hago sino reflejar algunas opiniones de editores que llevo leyendo desde hace tiempo y que considero bastante autorizadas. Por ejemplo, como se ve en el debate al pie de este enlace:http://eltamiz.com/elcedazo/2012/04/20/teoria-de-juegos-el-libro/En todo caso, y en el ámbito concreto de las publicaciones académicas gratuitas o de muy bajo coste, la migración a epub o mobi supone un coste añadido para los editores por el que no se percibe ningún beneficio claro, ya que el pdf asegura la difusión adecuada de los contenidos. Y en el ámbito de las publicaciones de pago, está por demostrar que la inversión en estos formatos esté justificada por una demanda solvente. Si no hay incentivos claros o un gran público que lo exija, no va a ser fácil que los editores entren en el proceso de transición a estos formatos.

    ResponderEliminar
  4. otroNick^3:40 p. m.

    Una buena opción que soporta múltiples formatos (mobi, pdf, doc, docx, epub, f2b, xls, prc, etc.), que tiene una muy buena pantalla pearl, de 9,7" y que permite hacer anotaciones con el lápiz sobre los pdf es el Onyx Boox M92. Yo lo tengo desde hace meses y me parece (casi) perfecto.
    Yo lo uso para leer (mucho), pero también para temas profesionales y es muy recomendable.
    Tiene el inconveniente del precio, que barato no es, pero funciona fenomenal. Aparte, he de reconocer que el fabricante tiene un poco abandonado el desarrollo del software, pero el vendedor tiene muy buen servicio posventa e incluso actualiza periódicamente el software solucionando los bugs que van apareciendo.
    De los lectores que he probado hasta ahora es el que mejor gestiona los pdf, con diferencia. Pero eso puede ser cuestión de percepción y, por tanto, subjetiva.

    ResponderEliminar
  5. Buenas, antes que nada muchas gracias por la respuesta, excelente! Más para un ignorante en estas cosas como soy yo.

    He leído la entrada y los comentarios, y aproveché para ver un video del Onyx Boox M92 que comentaba otroNick^ ( http://www.youtube.com/watch?v=0EL43EQg8YM ) y realmente parecería ser algo así lo que buscaba, principalmente eso de hacer anotaciones y subrayados directo mientras se esta leyendo sin tener que recurrir a ningún otro dispositivo a no ser del lápiz.

    Como bien decía, uno de los problemas puede ser el precio, que tal vez compensa comprar más una tablet aunque gaste más la vista. Pero mi mayor problema, ahora que caigo, ni siquiera sería ese. Olvide mencionar que soy de Uruguay, y cuando fui a buscar por los readers comentadas aquí directamente no existen en el mercado, y probablemente no las traigan nunca dado el pequeño mercado (en número y poder adquisitivo) que tenemos.

    Así que me va a tener que tocar esperar que algún conocido vaya al exterior o buscar una alternativa en tabletas con el problema del cansancio de la vista.

    De todas formas muchas gracias por la respuesta y espero que aunque a mi no me sirva por una cuestión geográfica pueda ser de interés para otros que estén en la misma disyuntiva.

    Saludos desde el otro lado del charco!!

    ResponderEliminar
  6. Por otro lado, tampoco veo yo muy fácil el tema del anotado en un e-reader/tablet con la evolución actual. En temas académicos que no impliquen fórmulas es más sencillo manejarse con el teclado, pero la anotación "escrita" de toda la vida con estas pantallas que se manejan con los dedos me parece como los garabatos de un niño, aunque uses un stylus tienes que tener cuidado de no apoyar el resto de la mano y la escritura no es fluida ni precisa, por ahora en esos casos me sigue pareciendo más fácil la anotación con papel.

    ResponderEliminar
  7. 1) Lo de que no es interesada, obviamente no por el sitio, pero por el autor... huele a publicidad encubierta que apesta. El lenguaje no es el de un usuario que cuenta lo que tiene. Anyways, una pantalla IPS decente es una buena opción dentro de lo que son LCD, sin duda.

    2) El proceso que comentas con ezPDF no es el mismo que con mobipocket / kindle. PDF no es amistoso con las anotaciones por su parte estándar y gratuita, con lo que tienes que hacer más operaciones que las que hacen falta con un kindle o con la vieja y perfectamente funcional mobipocket reader: subrayas, anotas y tal cual te sale un archivo txt que sólo tienes que copiar a otra parte. con ePub 3 pasa otro tanto.

    3) El coste añadido deriva de un análisis incompleto en el mejor de los casos. Si producir un PDF no tiene coste (usando algún producto libre), producir un mobi o epub ocurre básicamente lo mismo partiendo desde algún formato amistoso (doc, odf, rtf, html) para producir tanto el PDF como el epub o mobi. De hecho, con formatos presuntamente no amistosos como tex, tienes una solución muy obvia: tex -> html -> epub. Si la revista es de letras, la prepararán en .doc antes de entregarla al maquetador (que cobrará o no según el caso). En ese caso, es texto corrido con alguna imagen embebida o alguna tabla todo lo más. Si es de ciencias, deberían tener capacidad para convertir sin esfuerzo usando los métodos descritos.
    Otra cosa es que el papel vista, que una revista en papel refleja simbólicamente el peso de estar indizada, o lo que quieras. Y con papel me refiero también a su trasunto digital, que es PDF. Pero con la enorme cantidad de ereaders que hay en el mercado, no convertir a un formato amistoso para ellos, que se lea con comodidad en pantalla completa es una negligencia que resulta inaceptable si se paga una revista académica con nuestros impuestos


    2012/7/9 Disqus

    ResponderEliminar
  8. Y no tienes forma de que te envíen postalmente el dispositivo y que no te crujan a impuestos?

    ResponderEliminar
  9. abulafia7:10 p. m.

    Imagino que la mayoría no vais a estar de acuerdo conmigo, pero aún así os contaré mi experiencia: He acabado harto de los ebook readers de tinta electrónica. Después de probar media docena de ellos (quizá no he dado con el adecuado) les encuentro varios inconvenientes.

    (1) Su hardware: decir que son lentos es poco. Si estás acostumbrado a un tablet o a un pc, es lastimoso observar el tiempo que consumen en abrir un título, pasar página, etc...

    (2) Su tamaño: (los que yo he probado no pasaban de 7 pulgadas) pueden resultar adecuados para formatos como epub que permiten aumentar el tamaño de la letra, pero leer algunos documentos PDF que fueron formateados para su impresión en A4, es una tortura. O los conviertes a otro formato o te dejas la vista.

    (3) Sus prestaciones: si tienes que acarrear el cacharrete, al final agradeces que tenga algunas prestaciones añadidas (leer tu correo, conectarte a internet, descargar directamente libros y documentos, tomar notas, etc...) Los que yo he probado se quedan cortísimos en eso (y los que llegan a más, aplican el punto 1 sin complejos -lentos, lentos, lentos-)

    (4) Ahora, en verano, se agradece poder leer sin tener encendidas las luces de la habitación. Una pantalla retroiluminada lo permite; la tinta electrónica no. A esto, quiero añadir que he leído a mucha gente decir que este tipo de retroiluminación cansa la vista e incluso la perjudica. Son muchos los que lo afirman y no seré yo quien lo niegue pero, en mi caso, tengo 45 años y jamás he usado gafas, ni para ver de lejos, ni para leer; trabajo todo el santo día delante de pantallas LCD y en ningún momento he sentido que mi vista se cansara por ello (antes, con las pantallas de tubo, sí me ocurría)

    (5) Chorradillas: yo leo en un iPad2 y la tontería de animación que tiene el software de iBooks, emulando el movimiento de pasar página, me gusta, y me hace sentirme más cercano a un libro de papel. Pero sólo es eso, una chorradilla, y por eso lo he dejado para el final.

    En resumen: mi opinión es que, al final, me resulta mejor por muchas razones leer en mi iPad2 que en un ebook reader. Pero sólo es eso, mi opinión personal.

    Perdón por el "ladrillo" y felicidades a Juan Luis por el blog (he llegado hasta aquí desde Wintablet.info, pero seguiré volviendo asiduamente por  los contenidos)

    ResponderEliminar
  10. Pablete9:47 a. m.

    A mi pesar, yo creo que tienes tu parte de razón. Una tableta con pantalla retroiluminada, cualquiera que sea su marca, sistema operativo y precio, es un dispositivo mucho más versátil y generalista que un lector electrónico y proporciona una experiencia de uso mucho mejor en cuanto a velocidad, respuesta y prestaciones. Su punto débil es, desde luego, la pantalla retroiluminada, que a muchos nos cuesta soportar después de periodos largos de lectura. Pero si tu no tienes ese problema, entiendo perfectamente que prefieras un tablet para leer, porque las ventajas son cuantiosas, especialmente cuando se trata de documentos en pdf.

    Sobre esto último hay algunos truquillos que pueden hacer el apaño para leer pdf en tinta electrónica, incluso en las pantallas más usuales de 6 pulgadas. Por un lado, puedes encontrar un modelo o firmware que haga refluir el texto de los pdf, cosa que por desgracia los Kindle no hacen. En ese caso, el texto se desformatea y queda bastante feo en pantalla, pero se puede leer bastante bien. Yo tengo (además de un Kindle) un lector antiguo, un Cooler, que uso normalmente para leer documentos en pdf y la experiencia no es tan mala, una vez que te acostumbras (a mi me compensa por la menor fatiga visual). Otra posibilidad que suele ser recomendable, sobre todo si el documento es largo, es pasarlo a formato epub o mobi con el calibre o el mobipocket. Puedes tener algún problema al colocar en su sitio tablas, ilustraciones, notas, etc., pero no lleva mucho tiempo hacerlo y también puede compensar.

    En cuanto a lo de poder leer a oscuras, hace tiempo que se han inventado las minilámparas que solo apuntan a la pantalla del lector y apenas molestan a otras personas que puedan estar durmiendo en la misma habitación (más o menos lo mismo que el resplandor de una pantalla retroiluminada). Algunas vienen integradas en la funda y se alimentan de la batería del lector, aunque a mí personalmente esa solución no me gusta.

    Hace ya mucho tiempo que conozco a muchas personas, yo incluido, que suspiran por un dispositivo con pantalla de tinta electrónica de gran formato (digamos 9 pulgadas como mínimo) y que permitan esa versatilidad de software y características que mencionas: wifi, navegador web decente, cliente de correo electrónico, agenda, contactos, calculadora y posibilidad de editar documentos con facilidad, por mencionar los más importantes (al menos para mí). Ya sé que una pantalla de este tipo no va a dar la misma respuesta que los paneles IPS que están saliendo últimamente. pero en este caso estamos hablando de un dispositivo concebido prioritariamente para leer y trabajar, no como plataforma de ocio. El Ectaco Jetbook Color parece haber sido la apuesta más ambiciosa de los últimos tiempos, pero a juzgar por los reviews que circulan por ahí, no compensa ni de lejos los 500 dólares que cuesta. Una lástima, porque mucha gente pagaríamos ese dinero gustosamente por un dispositivo de este tipo que mereciera la pena.

    ResponderEliminar
  11. Alfonso7:38 p. m.

     Yo discrepo fundamentalmente en un punto: leer textos técnicos, durante 5 o más horas al día durante 5 días a la semana y a lo largo de varios meses jamás será igual en un Ipad que en un Kindle. Otra cosa es consultar el periódico, revisar comentarios y picotear de aquí a allá ciertos  textos: para eso se aguanta con casi cualquier pantalla con retroiluminación.

    ResponderEliminar
  12. jabaal1212:21 p. m.

    Consejo no pero mirad... e ink anuncia novedades, incluyendo la nueva generación de pantallas triton (a color): http://blog.the-ebook-reader.com/2012/07/12/video-tour-of-e-inks-new-products-from-ereaders-to-kayaks/ ojalá podamos ver estos avances pronto en el mercado

    ResponderEliminar
  13. Hola...
    bueno, muy interesantes los comentarios. También estaría buscando algo de 9 pulgadas , tengo un sony...pero la pantalla resulta pequeña...en fín...
    Una consulta sobre el onix, ¿no resulta muy pesado?...estaba viendo que ronda los 500g...el refresco de pantalla no es un poco lento en relación a otros lectores con pantalla pearl?.

    Creo que se consigue en Ebay.

    Saludos...gracias.
    Hernán.

    ResponderEliminar
  14. Abulafia11:50 p. m.

    En mi caso, me he leído ya como unos 30 libros, entre novelas y libros técnicos, en el iPad. Si a eso uno que trabajo con pantallas todo el día... o tengo mucha suerte de no estar vendiendo el cupón porque mi genética es de otro mundo, o no es para tanto como lo pintan.

    Supongo que dependerá de cada uno, por supuesto, pero yo leo varias horas seguidas en la pantalla retro iluminada y no noto ningún problema.

    ResponderEliminar
  15. Alfonso9:22 p. m.

     Pues la verdad es que no sé cómo explicar y recalcar que trabajar en una pantalla de tinta electrónica y un retroiluminada no tiene comparación alguna en relación a que la segunda es infinitamente más cómoda y a la larga la segunda es absolutamente insoportable. No se trata de excentricismo o de exquisitez. Simple y llanamente la pantalla retroiluminada no sirve para leer de una manera satisfactoria. Si has leído mucho en tu pantalla retroiluminda o deberías ir viendo lo de tu genética o deberías ir viendo la posibilidad de consultar un oculista dentro de poco tiempo porque la verdad es que en algún momento tus ojos pedirán auxilio.

    ResponderEliminar
  16. otroNick^2:21 p. m.

     No resulta molesto para nada el peso, es inferior al de muchos libros (técnicos y no técnicos).
    Sobre la compra, yo lo adquirí en una tienda alemana (el trato, el precio y la atención posventa, exquisitos), pero también hay distribuidores españoles.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...