viernes, junio 01, 2012

Por qué ha fracasado LaTeX en el iPad

Un tipo que escribe cosas con gracia, y que centra su oferta en productos relacionados con LaTeX, nos explica por qué no puede haber LaTeX para iPad. En resumen, la culpa la tiene LaTeX, con un código que se ha vuelto inmanejable después de veintitantos años (no cuarenta, amigo condutol, que hay que saber restar)

¿En serio?

El problema comienza con un bellísimo hombre de paja positivo
Any LaTeX user with an iPad has had the same thought: I want to use my favourite document creation system on my favourite device. Despite everything I am about to say about the LaTeX codebase, there is nothing like it for composing beautiful documents, and the iPad is the most beautiful platform out there, so it is natural to try and combine the two. 
Vayamos por partes: en 2010 el iPad era el ordenador apropiado para tu madre. Luego fue el dispositivo apropiado para Obama, Rita Barberá, Zapatero o Esperanza Aguirre. Y acabó con la última llamarada desbocada del campo de distorsión de la realidad de Steve Jobs (imagino que ya reencarnado, dado que es budista y no tenía pinta de nirvanado): el iPad es el abanderado de la era Post-Pecé, esa época histórica en la que sólo los camioneros manejamos PC y los gráciles eloi flotan diariamente con sus tabletos.

Un hombre de paja positivo: se construye una falsa inevitabilidad. O se juntan extremos inmiscibles. Por ejemplo, disfruto comiendo comida china razonablemente auténtica (donde comen ellos) y disfruto de los conciertos a los que voy al auditorio, pero no se me ocurriría pedir al acomodador que me ha llevado al asiento Shia Long Bao (o como se diga) y cerdo a los cinco sabores. El acomodador, o el cocinero chino, no tienen la culpa de que quiera juntar las churras con las merinas de forma impropia. Cada cosa tiene su momento, espacio y oportunidad. Si insisto en colapsar el espacio tiempo y mover obscenamente el bigote mientras me zampo rico tras rico platillo en un asiento de los bancos del coro, no debería sorprenderme que los músicos me lancen miradas asesinas, que los de seguridad me echen y me fotografíen para que no vuelva a entrar o, directamente, que nadie me traiga mi ración de cerdo a los cinco sabores.

Sin embargo, este señor culpabiliza a LaTeX por no poder cumplir con las exigencias de la AppStore. Por no poder funcionar en el iPad. Ni se le pasa por la cabeza que podría compilar el documento LaTeX en un servidor remoto y hacer un editor de LaTeX multitouch y con bellas animaciones sobre los \textit{}. Para el autor, la culpa no la puede tener su adorado dispositivo, al que le exige lo que no le puede dar.

No es una novedad, ni mucho menos. Las poderosas conexiones emocionales con el iPad provocan severas desconexiones del principio de causalidad y aún del sentido común. Tanto mesmeriza el aparato, dobles lecturas aparte, que una y otra vez se olvidan de que no se pensó para trabajar. Se pensó para el ocio o, como mucho, tareas muy ligeras. Las tareas intensas, aburridas, siguen relegadas a esos despreciables PC con teclado.

Este caso es especialmente llamativo porque termina culpabilizando a uno de los modelos más exitosos de Bazar de todos los tiempos. La biblioteca de LaTeX / BibTeX es una torre de babel maravillosa, con veintitantos años de regalos de genios desinteresados que han permitido que con LaTeX se puedan hacer operaciones auténticamente insospechadas, sin romper compatibilidad, logrando que todo funcione y que se sigan pudiendo hacer libros hermosos. Y gracias a Lamport, que podamos hacerlos los mortales comunes y no sólo los que están a la altura de lo que demandaba Knuth.

Afirmar que la biblioteca LaTeX es un problema porque no puede ser aceptada en la AppStore - al exigir que todo entre en un único ejecutable - no es sólo papanatismo. Es también ceguera voluntaria sobre a dónde nos quieren encaminar. Por poner otro ejemplo, VLC no puede ser portado a la AppStore porque la AppStore no es compatible con los términos de la licencia GPL (pese a que, cómicamente, algunos mesmerizados afirmaran que VLC era incompatible con la licencia de Apple para la publicación de aplicaciones).

El problema no es sólo que se pretenda utilizar un dispositivo centrado en usos personales y de ocio para operaciones profesionales. El problema es que no se presta atención a los motivos por los cuales el software libre ha logrado los resultados que ha logrado, al papel imprescindible de las licencias libres, el modelo de bazar y la comunidad detrás de los productos.

Y finalmente: LaTeX funciona. Maravillosamente. Hay materiales de aprendizaje sobrados como para que usarlo de forma básica sea sencillo, y contamos con productos como LyX para facilitarnos aún más la tarea. Con LaTeX creo algunos de mis informes finales, por la pulcritud y precisión del aspecto, y por su suma coherencia, o algunas de mis presentaciones, cuando el orden y la limpieza que aporta Beamer va a marcar la diferencia. Por más que lo, no acabo de entender qué podría aportar nada que no sea un PC para editar y compilar un archivo TEX. No logro entender la ventaja que puede aportar un tableto para utilizar LaTeX, sin un teclado y sin la potencia de CPU que hace falta para que la compilación de un libro o texto largo no se eternice.

Esta bonita historia tiene moraleja: para un martillo, todo son clavos. Y un mesmerizado corre un claro peligro de perder, o de no llegar a conocer, lo que las herramientas "aburridas" de PC le pueden llegar a aportar, como es el caso de LaTeX

11 comentarios:

  1. Tienes mucha razón en lo de que portar LaTeX a un tableto es tontería, pero en la entrada enlazada se hablan de problemas de fondo con la conversión, más allá de las limitaciones de la App Store. "The speed, bloat, and complexity cannot be solved with the current uneasy mix of C, WEB, and Bash." Vamos, que convertir LaTeX a otras plataformas supone pelearse hasta la muerte con estrato tras estrato arqueológico de veinte años de desarrollo. Ni de lejos sé suficiente de programación ni de este caso específico, pero al valiente que se atreva con la actualización de todo el código le diría que no toque lo que ya funciona.

    ResponderEliminar
  2. No es cierto. Puedes tocar lo que funciona, como se ha tocado siempre: añadiendo sobre la base existente.

    LaTeX está portado a Windows, Linux, UNIX (*BSD, Solaris, etc.), OSX, Risc OS y Amiga OS. A menos que algún nuevo sistema de escritorio tenga suficiente éxito como para que merezca la pena (HaikuOS?), ya está felizmente portado y funcionando.

    Instalarlo en Windows, en Unix o en Linux es trivial, aunque leeeeeento por la pechá de archivos que hay que bajar. Instalarlo en un móvil tiene tanto sentido como instalar otra aplicación de PC, completa, de uso intensivo, en un SO móvil.

    ResponderEliminar
  3.  Coincido contigo: si LaTeX está portado a varias plataformas de software pero experimenta dificultades con una en concreto, hay que sospechar que es problema de la plataforma.
    Y es que... ¿de verdad alguien va a usar LaTeX en el tablet de los descerebrados? En resumen, ¿hay una necesidad real de portar LaTeX a una plataforma de gente tan guay que no produce contenidos, sólo los consume?

    ResponderEliminar
  4. Me ha dado la impresión de que se usa un batiburrillo de lenguajes acumulado a lo largo de los años. No sé, igual no es complicado convertirlo todo a un lenguaje intermedio (C a pelo, quizá) y partir de ahí.

    ResponderEliminar
  5. Instálate MikTeX o TexLive (win o linux) y comprobarás como el batiburrillo no es tal:hay un pequeño conjunto de ejecutables que no tiene sentido que examines, y por encima una biblioteca de paquetes y clases muy legible a poco que le eches tiempo.

    Por ejemplo, tienes el núcleo base para generar documentos a partir de un archivo .tex. Pero ¿qué documentos? Si quieres algo más elaborado que el más simple de los documentos LaTeX, necesitas una clase, y a poco que le pidas necesitarás paquetes adicionales.

    Si te sirve, yo no soy ningún crack pero modifiqué con poco esfuerzo una clase bibtex para generar bibliografía siguiendo las normas de la APA pero compatible con el español

    ResponderEliminar
  6. Diría que es absurdo: puedes generar un documento fuente en latex con un ipad y el editor más sencillo posible. Luego lo puedes compilar con el motor LaTeX de tu elección y listos

    ResponderEliminar
  7. Victor Dominguez2:10 a. m.

    Realmente, ejecutables pocos como bién dices. TeX, LaTeX, PDFLaTex,... 

    Los paquetes, las clases están escritos en el lenguaje propio de LaTeX y por tanto es portable, sin problema alguno

    Yo esperaba que portara alguna distribución de Tex a Android. Asus ha sacado ya tablets que se transformar en un portátil. No son pontentes, pero te sacan del apuro

    En unos años podeos tener móviles que con un dock se transforme en un ordenador tan potente como un netbook. Eso me arreglaría muchos problemas para los que ahora mismo tengo que tirar de un netbook.

    ResponderEliminar
  8. Invitado11:59 p. m.

    Llegué a este artículo desde Google buscando cómo incluir variables y ecuaciones inline dentro de iBooks Author, con un estilo coherente con el de las representaciones gráficas de funciones que me planteo incluir en un libro.

    No hay por qué enlazar este tipo de necesidad con la de quien quiere utilizar el ipad como herramienta principal con la que trabajar con un sistema LaTeX completo.

    Y les recuerdo que el iBooks Author es una aplicación para ordenadores Mac, es decir que se ejecuta en un entorno OSX, el mismo sistema sobre el que corre MacTex. De modo que no veo ningún tipo de inconsistencia argumental.

    ResponderEliminar
  9. Estimado Invitado:

    No hablamos de lo mismo. Yo comentaba el contrasentido de quejarse de no poder incluir una biblioteca LaTeX en la AppStore y de usar LaTeX en un iPad.

    Dicho esto, me permito recomendarte que reconsideres tus opciones. iBooks es una plataforma que permite generar expectativas de venta razonables, con lo que es una de las opciones que tienes disponibles si quieres monetizar en digital.

    Por otra parte, si también quieres papel o si quieres emplear un formato digital compatible con la salida de LaTeX, te recomendaría que reconsideraras LaTeX puro. Al fin y al cabo, Knuth inventó TeX para crear textos hermosos.

    Con componente matemático significativo, se entiende

    ResponderEliminar
  10. Pie-izquierdo1:12 p. m.

    De todas formas, yo soy matemático y uso LaTeX para todo. Lo necesito como el comer, y creo que mi tableta (android) tiene potencia para compilar un .tex (si lo hacía con una patata a diskettes, ¿por qué no con mi tableta?).

    Alguien podría hacer que android fuese capaz de "tragarse" un LaTex de escritorio (lo del trabajo en remoto no me vale). Ahí hay un mercado de matemáticos hambrientos.

    ResponderEliminar
  11. Pie-izquierdo9:37 a. m.

    Parece que iPad ya lo tiene "http://www.litchie.com/blog/?p=406"

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...