martes, junio 21, 2011

HTC Flyer: defectos y uso real

Algunos amigos (Mariano, Roberto, JF) y lectores me han señalado con el accuser finger: Después de la brasa que he llegado a dar con el iPod de Bilbao, ahora me rebozo en aceitosa incoherencia y canto sin pudor las loas al HTC Flyer.

Esos mismos amigos saben, y los lectores que me han hecho finger intuyen, que si algo me enciende es la incoherencia. No sé si por neurosis, por separar lo crudo de lo cocido o la pezuña hendida del animal marino que nada con patas o por lo que sea, pero me deja inquieto. Así que manos a la obra, sin orden de importancia:

  1. El iPad
    1. No me retracto. Pues no faltaba LOL.
    2. Eso sí, no niego acabados tanto de la parte hard como la de soft, partiendo de la base de lo cicateros que han sido en cupertino con la primera (memoria, p.e.)
    3. La ausencia de Flash hace innecesariamente limitada la ya de por sí limitada experiencia de los navegadores móviles. Hay más proveedores de video que youtube o vimeo
    4. Lo más importante: me resulta inaceptable no hacer con un dispositivo que pago yo lo que me dé la gana. Y no hablo del aberrao que rompió a martillazos su iPad, sino de no poder instalar legalmente de fuentes que no sea la AppStore, y de las increíbles políticas que sigue para los desarrolladores, incluyendo los últimos escándalos de rechazo de aplicaciones que luego son implementadas por la propia Apple. OSX me parece un sistema magnífico (no virus-free, pero muy sólido), pero no le dejo un euro a Apple mientras siga con esta política, y parece que va para largo.
    5. Para acabar: peso y dimensiones del iPad no me encajan. En mi domicilio, o uso el PC y no me limito para nada, o uso muy puntualmente algún dispositivo auxiliar. Para eso no me rentaba. Yo quería un dispositivo usable en condiciones de movilidad, para lo que no me resultaba completamente suficiente un smartphone, mientras que un iPad no es lo suficientemente transportable.
  2. Defectos del HTC Flyer
    1. Es caro. Esto no merece más comentario... salvo que me extraña que termine siendo un éxito. El sweetspot actual es al menos 100 euros más barato que la versión básica del dispositivo
      1. ¿Merece la pena el extra? A mí sí, por lo que he contado y seguiré contando tanto del lápiz como de la calidad de construcción y de la integración tremenda con evernote. Pero entiendo que para muchos un 7" actual o de futuro cercano sin lápiz les soluciona la papeleta
    2. La pantalla atrae la grasa digital (de los dedos) como si la luminosidad dependiera de ello. Es el equivalente al sistema de direct impingement de los M-16 / M4: si no lo limpias a menudo, no dispara.
    3. El peso es un poco superior al ideal
    4. No tiene más salida que una USB propietaria y un jack de audio. Lo primero es incomprensible y roza lo obsceno: ¿A santo de qué se imita a Apple en lo malo en vez de poner una microUSB que es lo suyo? Y una salida HDMI habría sido un must. Me parece que en esto se han acercado demasiado a la fórmula iPad en vez de competir como otros dispositivos comparables, con más salidas y estándares.
    5. Teclado Bluetooth no completamente adaptado al español. Vale que al menos se puede usar, pero es un coñazo completo tener que usar la pantalla táctil para usar acentos y eñes. A ver si este verano me armo de valor y modifico el archivo, que a D*s gracias es un archivo de texto plano
Dicho esto, un par de apuntes sobre el reciente viaje que me acabo de marcar a Bulgaria. Viaje de trabajo que me ha dejado un gran sabor de boca profesional y personal, dicho sea de paso, sobre todo por lo bien que se come en Bulgaria. Qué desmesura.

En primer lugar, la portabilidad: aunque la tarjeta SIM se ha quedado en España, con todo he podido usar el Flyer para consultar la web y para mantener bajo cuerda el email en bastantes sitios con wifi. Llevaba el Flyer en un bolso pequeño y discreto, y el peso junto al kindle no llegaba al kilo. La batería nunca me ha dejado tirado a mitad de jornada, incluso con algunos días de uso intensivo.

En segundo lugar, las notas: las reuniones sin tregua me han permitido descubrir una pequeña optimización, que es escribir en apaisado. Ahí sí que la letra es perfectamente legible (para mí :D ), y puedo tomar notas a velocidad normal. Hay que añadir, en honor a la verdad, que el lápiz no es completamente silencioso al usarlo, aunque diría que sus golpeteos son al menos tan aceptables como el uso de un teclado mecánico, si no es que algo más.

De cara a reuniones me parece más completo que mi smartpen, debido a la sincronización transparente que hace con PC y a la posibilidad de meterle audio y foto, y luego pintar sobre la foto. Eso sí, no es tan bueno como el smartpen de cara a la transcripción de lo grabado. Para eso, sin duda, el smartpen es la mejor herramienta que tengo, y no la voy a sustituir en entrevistas, grupos de discusión y otro tipo de sesiones formales.

En breve vendrá la última entrega de esta serie con las conclusiones

P.S.: Rober, ni de coña el Flyer sustituye al Kindle. Y menos ahora en esta época que los asalariados llamáis "vacaciones" y que los entrepreneurs llamamos "trabajo en itinerancia" + "culpabilidad si no curramos"

4 comentarios:

  1. Hm, respecto al comentario sobre el USB del HTC Flyer...
    Todas las specs registran el conector USB como "Standard micro-USB 2.0". Me extrañaría que fuera un bus proprietario.

    Lo que sí le gusta hacer a HTC es darle "formita" al trozo de material que rodea el conector, y proporcionar un *cable* que sólo funcionará para el aparato HTC. Pero luego al aparato en sí le entraría cualquier cable micro-USB.

    De ser esto cierto, de lo que se trata es de un cable que no vale para cualquier aparato, y de un aparato para el que sí vale cualquier cable. Al menos es así en el único cacharro USB que tengo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Pablete2:01 p. m.

    A riesgo de ser exageradamente reiterativo (que ser, soy, pero tampoco pasa nada por ser, que diría José Mota), repito una vez más algo que me parece de cajón: estoy al 200% de acuerdo contigo en la cuestión de los tamaños y la portabilidad en el mundo de los tabletos. Un chisme con pantalla de 10 pulgadas y que pese más de medio kilo será más portable que un portátil estándar, pero sigue siendo un trasto cuando tienes que moverte sin parar de un sitio a otro. Y conste que me da igual que se llame iPad o Xoom o Transformer o de cualquier otra forma, no es cuestión de marcas sino de concepto. Un aparato de 7 pulgadas es más incómodo para navegar o para la multimedia, y probablemente también para lectura (aunque eso es más discutible, por el peso y también por la densidad de píxeles en pantalla, que suele ser mayor), pero esas carencias quedan totalmente compensadas cuando lo puedes meter en el bolsillo de un abrigo o sujetarlo sin problemas con una sola mano.   
    En cuanto al Flyer, tras repasar tu serie por entregas y las revisiones de Engadget (tanto en español como en pichinglis), tengo que manifestar cierta decepción. Y eso que es la tableta que hasta ahora más me ha ilusionado como concepto, pero creo que tiene problemas muy sustanciales por resolver: falta de reconocimiento de escritura por OCR, problemas de conectividad, peso mayor de lo deseable ... y sobre todo, ese precio que no veo nada realista, en función de la situación del mercado. Entiendo que a ti te solucione la papeleta, por el tipo de actividad que desarrollas, pero creo que a un tipo de usuario menos ‘especial’ le será mucho más difícil justificar la inversión. Yo, por lo menos, ya he descartado comprarlo, a no ser que mi operadora telefónica me lo subvencione más adelante por un precio menor y sin sablearme en la tarifa (o sea, si ma canjean una parte del precio por puntos).

    ResponderEliminar
  3. A ver, es un cable USB pero con una salida propietaria. O sea, no puedes meterle un cable microusb, pero SU cable puede conectarse por cualquier puerto USB

    ResponderEliminar
  4. El OCR va por cuenta de evernote. Yo veo al flyer con posibilidades de crecimiento, pero se les ha ido la pinza con el precio, sin duda. No han sido serios en apostar por ganar cuota de mercado, y que no incluya funcionalidad de teléfono es una forma muy basta de no hacer la competencia a sus teléfonos.

    Pero vaya, me sirve y entiendo que la versión wi-fi tampoco está nada mal, dadas las prestaciones que ofrece

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...