miércoles, mayo 22, 2013

¿Mirasol renace de sus cenizas?

Va a ser que no. O no me lo creo, vaya. Lo cierto es que podemos leer en Engadget que Qualcomm muestra demos de su nueva generación de pantallas Mirasol, y sobre el papel son impresionantes: sobre todo, una pantalla de 5 pulgadas y 557 puntos por pulgada, o 221 píxeles por centímetro. 2560x1440, na menos


Esto sería para dar palmas con las orejas, sobre todo teniendo en cuenta que promete un ahorro de hasta un 93.4% de electricidad respecto a las pantallas LCD. Si a esto le sumamos que se puede leer bajo el sol, el hecho de que los colores sigan siendo un poco diluidos y tenga algún brillo metálico que otro se le podría perdonar.

¿Verdad?

Bueno, desde luego yo sí.

La cosa es que llevo casi 4 años cubriendo estas pantallas, hace casi un año Qualcomm anunció que no las fabricaría y que licenciaría las tecnologías a terceros, y en enero cubrí un interesante postmortem sobre mirasol.

¿Un ave fenix? No, al menos de momento. Nate el Grande ha metido el dedo en la llaga, hasta el fondo y untado en vinagre


Qualcomm is getting a lot of attention this week thanks to their new 5.1 inch Mirasol screen, but most of the press coverage has left out one key detail.
The screen doesn’t actually work.
I spent a few minutes this morning in the Qualcomm booth, eager to play with their new prototype, but unfortunately it is more of a prop than a prototype. The display is completely non functional, and it would perhaps be better to describe it as a custom print job than a display. Qualcomm used manufacturing tech similar to what is used to make a Mirasol screen and printed the prototype that everyone is talking about.
If the stats are to be believed then this could one day be a super high resolution smartphone screen with a resolution of 2560×1440, or about 564 ppi. But at the moment it is simply a printed screen that has a lower resolution than my $150 inkjet printer.

Ooops. En toda la boca.

La cosa es que Qualcomm invirtió un pastón en Mirasol, antes del tsunami tableto y que las variantes OLED y SuperIPS de las LCD eliminara alguna de las ventajas de su tecnología, y fabricados en tal número que no había competencia. Así las cosas, hace unos días supimos que Liquavista sí que tiene futuro, porque Amazon se lo ha comprado a Samsung.

La interpretación más correcta de todo este folletín es que es un movimiento puramente defensivo, de búsqueda de la atención mediática para apostar por que se concluya la venta de las tecnologías a un tercero, o al menos para que algún fabricante termine por apostar por que los aún no vendidos smartwatches monten Mirasol en vez de eInk. Para empezar, hablamos de un nuevo segmento cuyo éxito está por demostrar (los superrelojes, que no me acaban de convencer pero que no me mojo después de cómo metí la pata sobre el iPad y su éxito). Para continuar, un reloj con Mirasol habría que cargarlo mucho más a menudo que uno con eInk. Y para finalizar, están mucho más lejos que eInk en alcanzar la economía de escala suficiente como para ofrecer precios competitivos para estas pantallas.

Ojalá me equivoque. Mirasol tiene sus ventajas, sobre todo montado en un dispositivo que no haya diseñado un orangután (el kyobo). Pero tiene toda la pinta de que, precisamente, pintan bastos para Mirasol.

5 comentarios:

  1. Al margen del impresentable 'timo de la estampita' de sacar en público una pantalla que no furrula (menuda publicidad para esta tecnología), ¿para qué carajo puede querer nadie una pantalla con resolución de 564 ppi? Está demostrado que a a partir de 200 y pico o 300 ppi no hay fulano que distinga un píxel a una distancia de uso normal y sin usar lupa u otros artefactos. Hay que estar un poco zumbao de la cabeza para sacar una pantalla así, que aparte de mear más lejos que las demás, solo servirá para sobrecargar un poco más el procesador gráfico y ralentizar el dispositivo o exigir un hardware más costoso.

    Estos de Mirasol siempre tienen una sorpresa escondida en la manga ...

    ResponderEliminar
  2. Ojalá con lo de Liquavista empiecen a introducirse pantallas a color. Estoy harto de leer revistas en papel y no quiero una tableta quiero eink y similares... por cierto ¿qué fue del papel electrónico a color de Bridgestone? lo metieron en un cajón y bye..

    ResponderEliminar
  3. Espera sentado. No creo que salga nada antes de 2015, porque para empezar tienen que montar una línea de fabricación y eso no ocurre de la noche a la mañana. Y hablamos de liquavista, que es la única que tiene posibilidades reales

    El de bridgestone fue uno de tantos proyectos vaporosos, o que se llevó por delante el tsunami tableto, o ambas

    ResponderEliminar
  4. Conservo la esperanza (quiero conservarla). Liquavista se puede montar, por lo que he leído, en una fábrica lcd con muy pocas variaciones. Llevan muchos años trabajando un prototipo de 9,7". Es cuestión de cojer ese prototipo y ponerle en la carcasa "amazon kindle" :) Mi apuesta (mi deseo más bien) es que llegará en 2014... pero no me atrevo a decir si principios o diciembre.

    ResponderEliminar
  5. Alfredo Novoa11:19 a. m.

    Es cierto que las nuevas pantallas todavía no tienen movimiento, pero se ven infinitamente mejor que las de la generación anterior. Es más, se ven mucho mejor que la etiqueta de papel que tienen al lado, nada que ver con como se veía el Kyobo.

    Lo malo es que parece que la cosa va para largo, pero si no tardan demasiado tiempo en fabricar una pantalla que funcione y se vea así pueden tener una oportunidad.

    Por otra parte no se porque dices que un reloj con Mirasol consumiría más que uno con eInk si siempre han dicho que Mirasol consume mucha menos energía que eInk. El que consume bastante más es Liquavista.

    Yo tampoco apostaría por Mirasol visto lo visto, pero esta tecnología es la que tiene más potencial dentro de las pantallas no iluminadas, siempre que consigan hacer que funcione bien.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...