martes, febrero 04, 2014

Adobe gana el mundial de tiro en el pie

Las cosas no van muy boyantes para todo el que no sea amazon en la venta de ebooks. Las cosas como son, y guste o no, la posición de amazon es abrumadoramente mayoritaria. Han hecho los deberes, con un dispositivo que hace muy bien todo lo que se necesita para consumir contenidos, y una plataforma para la que comprar un ebook es una acción a un par de clicks. Partiendo de la base de que prefiero la competencia en cualquier mercado, reconozco que en varias ocasiones el año pasado he caído en la compra impulsiva. La última, un volumen fascinante sobre el arranque de la primera guerra mundial.

Uno de los culpables de esta situación es adobe. Guste o no, comprar y subir al ereader un ebook protegido con Adobe Digital Editions no es un proceso tan obvio como el de comprar un libro para kindle. Pero bueno, salvo kobo y muy poco más, ADE era el DRM escogido de forma mayoritaria.

Y digo era porque no sé qué es lo que va a pasar. Veréis, Adobe acaba de ganar el campeonato de tiro en el pie porque no han tenido mejor idea que romper la compatibilidad hacia atrás. Tan sorprendente ha sido la noticia que muchos han lanzado las campanas aún más alto de lo que ya de por sí la noticia merece. Afirman que los ereaders comprados dejarán de poder leerse, y no es cierto: si tienes un ereader compatible con ADE 2.0 o inferior, seguirás pudiendo leer los libros que has comprado. El problema será que, en cuanto tu proveedor de ebooks adopte la nueva versión de ADE, no será compatible con los ereaders que no son actualizables. Y si actualizaras tu ereader, no podrías leer los ebooks que has comprado y que has protegido con la versión anterior de ADE.

En esas circunstancias, habrá quien tire por crackear la protección de los libros que compre y leerlos sin bicho. Dejando aparte que eso sigue siendo legal en España, sería una acción eminentemente defensiva. En otros casos, el usuario escarmentado se pasaría a kindle, que no ha roto compatibilidad en toda su historia. Ya sabéis: si te rompen compatibilidad una vez, culpa suya; si te rompen dos, culpa tuya. Y peor aún: no pocos de los ereaders que se van a poder comprar este año, y probablemente el que viene, mas la mayoría de los que han sido comprados hasta ahora, no serán compatibles con los nuevos ebooks protegidos con DRM 3.0.

Y empleo la cursiva sarcástica porque a quien van a proteger van a ser a los ebooks de ser comprados. Semejante despropósito va a promover la copia no autorizada de los ebooks a escalas nunca vistas, para empezar promovida por un cabreo más que comprensible: el de aquellos usuarios que habían superado los absurdos obstáculos para comprar y leer ebooks en epub protegidos con ADE 2.0 y que se encuentran que no pueden comprar más, y que quieren seguir leyendo.

A mí no me afecta porque mi e-biblioteca está en amazon. No tengo el tiempo que tenía antes para leer, así que crece muy poco a poco. De momento no me han dejado tirado y nada hace suponer que sea así. Si acaso, a veces el precio de los ebooks me parece abusivo y desisto de comprar, pero eso no suele ser cosa de Amazon sino del autor o, más bien, de la editorial. Allá cada uno que quiera venderme ebooks al mismo precio que pbooks.

Además del premio en los campeonatos del mundo del tiro en el pie, han ganado el premio "Fifi" de perro del hortelano, compartido con epub. Si epub durante años no ha implementado los obvios tags de anotado y subrayado, y epub 3 nunca se ha implementado, ahora epub deja de ser una solución comercialmente viable con la estupenda jugada de Adobe.

Estamos en 2014, señores. 7 años desde el primer ereader comercial en Europa. 6 desde el primer kindle y el primer sony que llegó comercialmente a Europa. Despues de dantescas librandas y otras ocurrencias, las reglas del juego de este sector deberían ser claras para todos.

Si no fuera porque a estas alturas les da un poco igual, en Amazon deberían estar de fiesta. Y nosotros, por aquello de la sana competencia, no.

Nota: este post es una reacción rápida a las primeras noticias. Si al final la locura no es tal, corregiré.

Nota 2: si no hay muchos post últimamente es porque no hay noticias sobre tinta-e que me motiven para escribir, lo que es bastante triste

11 comentarios:

  1. Pues parece que, desde la perspectiva del consumo de contenido, sólo Google Play y Apple iBook podrá plantar cara al Amazon Kinder. El resto es anecdótico.


    Yo creo que en esta industria debieran haberse adoptados que tan bien funcionaron en la industria de la música: libros ultra baratos (¿por qué no a uno o dos dólares) y con un formato estándar libre de DRM, como ya paso con los MP3 que se venden en iTunes, Amazon y otra tiendas.


    Por cierto, yo siempre percibí que "tinta-e" no sólo libros digitales y pantallas que imitan el papel, sino también los garabatos que podemos hacer con un stylus. En esto último parece que se esta redescubriendo desde que el Samsung Galaxy Note apareció.

    ResponderEliminar
  2. En España iTunes no es relevante respecto a ebooks. Además de Amazon, están las soluciones de la casa del libro y otros grandes de la edición, pero iTunes no sincroniza con e-readers.


    Hasta donde sé, los propietarios de ereaders somos los principales compradores de ebooks, por motivos lógicos: apreciamos realmente la lectura de ebooks, y al menos una parte de nosotros compraremos ebooks

    ResponderEliminar
  3. Parece que Adobe recula y va a retrasar la fecha para el cambio obligatorio, aunque dicen que las librerías podrán solicitarlo voluntariamente a partir de la fecha anunciada. No he entendido muy bien cómo piensan hacerlo ahora, a ver si en los próximos días lo aclaran un poco más.
    http://www.the-digital-reader.com/2014/02/04/adobe-didnt-mean-use-drm-break-ebook-readers

    ResponderEliminar
  4. Los MP3 que actualmente venden en las principales tiendas de música carecen de DRM y, por tanto, no evitan la copia no autorizada.
    Aún así, esa industria parece prosperar.
    Seguramente son una combinación de factores. Pero uno de ellos parece ser que a muchas personas parece que pagar poco dinero no le molesta y no tienen ganas de perder tiempo o complicarse en encontrarla gratuitamente.

    Continúo pensando que si eso sucede con la música, que a la gente le encanta escuchar una y otra y otra vez y tradicionalmente fue muy dada a la piratería, ¿Por qué no habría de funcionar en una industria editorial que, después de todo, también ha sobrevivido a las copiadoras Xerox?

    ResponderEliminar
  5. Pues la solución es sencillísima: pones los libros tan baratos (en españa eso opino que es <3€) que sea de cutres auténticos piratearlos; aun así habrá quien lo haga, pero esos son un tema perdido de todas formas (digo los que lo hagan por ahorrarse el dinero, es obvio que habrá quien se los copie por deporte o por síndrome de Diógenes). Y además pondría un sistema fácil de pagar el libro *después* de leerlo, para que puedan pagar los que lo han pillado pirata y, como les ha gustado, les remuerde la conciencia. Con esas dos medidas la piratería desaparecería a efectos prácticos y seguramente el efecto de compra impulsiva compensaría el menor beneficio por libro.

    ResponderEliminar
  6. Hola,

    De momento no hay alternativa comercial, y después de años tengo muy claro que hay un nicho viable.

    Estoy esperando a ver qué pasa con el www.meetearl.com, pero hasta que no lo vea no me lo creeré.

    Es triste, pero es la verdad

    ResponderEliminar
  7. Hola,


    De momento no hay alternativa comercial, y después de años tengo muy claro que hay un nicho viable.


    Estoy esperando a ver qué pasa con el www.meetearl.com, pero hasta que no lo vea no me lo creeré.


    Es triste, pero es la verdad

    ResponderEliminar
  8. Una explicación un poco más detallada de lo que ha ocurrido con el nuevo DRM de Adobe, me imaginaba algo por el estilo: alguien le pidió su opinión a las editoriales, y le pasaron la nueva lista de requisitos a los programadores sin pensar en consecuencias.
    http://blogs.publishersweekly.com/blogs/PWxyz/2014/02/10/penning-up-your-books/

    ResponderEliminar
  9. Ignacio Lirio4:43 a. m.

    Efectivamente Adobe es bastante "Rey Midas invertido" por decirlo de alguna manera. Sin embargo, creo que la alternativa no solo no es únicamente Amazon (que también son aficionados a dispararse en el pie) si no Apple (iBookStore). ¿No crees?

    ResponderEliminar
  10. No es por defender a Amazon, pero en lo que a DRM y workflow de ventas han hecho los deberes: son transparentes e inmediatos. El 1-click es peligroso para la tarjeta de crédito, de hecho.


    Apple sólo funciona con productos apple. Mis libros en kindle los leo en el ereader, en el smartphone o en el tablet. El ibookstore es sólo otra forma más de casarte con Apple, dicho de forma amable.


    Para los ebooks, la multiplataforma me parece absolutamente esencial

    ResponderEliminar
  11. Cailyn Smith2:39 a. m.

    Hi,
    I enjoy reading your site! Is it okay if you consider linking to my
    website on your page? Please email me back.

    Thanks!

    Cailyn
    cailynxxx gmail.com

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...