sábado, noviembre 07, 2015

Actualización: Onyx Book en tamaño Din A4

Disclaimer: un despiste nivel leyenda me hizo olvidar que ya había escrito sobre el futurible Onyx en 13.3" en marzo de 2015. Lo que viene a continuación es un nuevo artículo escrito desde cero, que no modifico porque lo que se indica es correcto pese a todo.

Hace unos días respondí a una de las preguntas que tenía en el cargador, dando señales de vida por primera vez desde hace meses. Luis Castaño lo leyó, y aprovechó para recordarme una interesante novedad por parte de Onyx: un lector de 13", previsto para ¿primavera? de 2016.

Para estas cuestiones sin confirmar, una de las fuentes que prefiero es el blog de Nate Hoffelder. Fue, como yo, un entusiasta de la tinta-e, se quemó como yo por la falta de progreso y las oportunidades perdidas. Sin embargo, no ha tirado la toalla y sigue publicando acerca del magro caudal de novedades que van surgiendo por parte de empresas pequeñitas en nuestro mundo de las pantallas electroforéticas.

Antes de que se os hagan los dedos huéspedes y os lata innecesariamente el corazón, advertencia: se trata de un prototipo avanzado, pero no del producto final. Entre otras cosas, porque:
  • Como método de input, va a usar una pantalla inductiva. No resistiva, inductiva. Por supuesto, ni capacitiva como en vuestros móviles, ni infrarrojo como en la mayoría de los ereaders modernos. Quizás con una matriz wacom o equivalente, pero la propia elección del término invita a pensar que no es un producto definitivo para el que cabría esperar una referencia inequívoca.
  • Como CPU, emplea un iMX6 de Freescale. Eso me salto a la vista, e inmediatamente aclara Nate que "una versión posterior" de 6 meses más tarde, va a montrar un iMX7, que es la última generación de CPU para la mayoría de los ereaders. A mí me huele a que este dispositivo llevaba un par de años, como poco, a fuego muy lento, esperando una decisión. Incluso a que produjeron un primer lote con el que ahora tratan de hacer caja, pero reconozco que especulo con eso último.
Dicho esto, hay que añadir algo importante:

PANTALLACA

Según comentan en good ereader, es de PVI (antigua eInk Co.), y con sustrato plástico. Abandonar el sustrato de cristal es un paso adelante gigantesco, porque se ahorra algo de peso y se gana bestialmente en resistencia, con lo que, a su vez, se puede ahorrar protección para la pantalla. Pero es que, encima, estamos hablando de una PANTALLACA, insisto. Una PANTALLACA de 2200 x 1650, que a ese tamaño de pantalla nos regala a los clisos 207 PPI, nada menos.

Aprovecho para kakarme una vez más en el sistema imperial de medida y me tomo la molestia de transformar al sistema que usamos todas las naciones menos 3. Efectivamente, 207 PPI son 81.4 puntos por cm. ¿A que es más fácil de visualizar?

De hecho, ¿a que acojona? 8 pixeles por mm.

Esto no va a ser barato, claro. Si el Sony, con su efecto ídem, salía por 1.000 eypos, yo apostaría porque no va a bajar de 700, y probablemente esté más en el  margen de los 800. Como el resto de los fabricantes, no se gastan 6 euros en dotarle de conexión bluetooth, pero quiero pensar que el coso tendrá USB OTG y que se le podrá conectar teclado USB.

Tampoco se dice nada, de momento, sobre el controlador de pantalla específico. Y eso, amigos, es la madre del cordero. Un controlador realmente moderno es el que va a definir la rapidez y fluidez de la pantalla. De acuerdo de que no se puede pretender ver vídeos en una pantalla eInk, pero un controlador antiguo puede volver la operación de escritura casi insufrible por la lentitud y el ghosting.

Hay que ver también cómo implementan el stylus. Mi primer ereader, mi iRex iLiad, era bastante insufrible al respecto, aunque en 2007 se les podía perdonar dado la juventud de nuestro mercado. Espero que no sea sólo un lápiz para pintarrajear y que funcione como puntero de ratón para subrayar de verdad y no manchando de bitmaps un texto.

Y todo esto, contando con que llegue al mercado. Ojete con eso, que yo no lo veo nada, nada claro. Nate hace muy bien en volver a advertir que los retrasos en nuestro sector son lo normal, y yo añado que no será el primer producto que se anuncia y que no llega a algunos mercados, o a ninguno. De llegar, de hecho, es más probable que llegue a Europa que a USA, tanto por el dominio de Amazon como porque, al final, somos el principal mercado de ereaders. No os pongáis como gallos henchidos: comparado con la renta per cápita, rusos y eslavos en general compran más ereaders que nosotros.

Y lo hacen porque leen más que nosotros. Tal cual.

No me parece lícito emplear un tono más optimista. Son muchos años (8) de torta tras torta con este sector. Partiendo de esta base, y dependiendo de la fluidez final con la que funcionara el invento, me podría convencer como sustituto de mi actual galaxy note 12.2 para leer documentación o mis propios borradores. Aunque me da miedito soñar, podría ser la base para la máquina de escribir digital que hace años que quiero poner en funcionamiento de verdad y no como experimento.

Pero vamos, espero tranquilamente sentado. Me fastidia que exista un nicho probado de población que pagaríamos premium por un producto que nos permita leer así, y ni te cuento escribir así. Pero el huracán o tsunami tablet dejó temblando nuestro querido sector y, pensadlo: demasiado que sobreviva. Demasiado que Amazon no haya cortado la producción, viendo que el ritmo de renovación de ereaders es mucho, mucho más lento que el de tablets o smartphones.

Al final, como siempre: esperar y ver. Aburridísima cantinela, claro, pero es que si os digo otra cosa os engaño y me cisco en vuestras espectativas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...